Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Deportes

Maza: “La idea es hacérsela difícil al técnico para que él pueda dudar”

Nicolás Maza estuvo a la altura y con sus intervenciones mantuvo el arco en cero. (ARCHIVO LA OPINION) Nicolás Maza estuvo a la altura y con sus intervenciones mantuvo el arco en cero. (ARCHIVO LA OPINION)

Tras su correcta actuación en el triunfo ante Gimnasia de Concepción del Uruguay, el joven arquero de Douglas Haig dialogó con LA OPINION y analizó el triunfo, el rendimiento del equipo y su labor.


Con apenas 21 años, Nicolás Maza, una promesa del club, está realizando en el Torneo Federal A sus primeras armas en el arco de Douglas Haig y este miércoles tuvo que afrontar una parada difícil de local ante Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay. En un partido “chivo” por la forma en la que llegaba el rojinegro al duelo (venía de perder 5 a 0 en su visita a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo), el arquero pergaminense fue uno de los puntos más altos del equipo dirigido por Mauricio Levato y con sus buenas intervenciones le permitió a Douglas Haig conservar el arco sin goles para luego ganar el encuentro (1 a 0) en la última jugada con un penal de Guillermo Pereira.

En diálogo con LA OPINION, el portero surgido de las categorías formativas del club, que jugó su segundo partido oficial desde el arranque en el equipo de Pergamino, analizó el triunfo ante el lobo, opinó de su labor en los tres palos y señaló que trabajará fuerte para generarle dudas al entrenador.

- ¿Qué análisis hace del triunfo y del rendimiento colectivo y qué impresión le dejó su labor en el arco en su estreno en este torneo?

- En lo grupal era importantísimo ganar después de un golpe durísimo que habíamos sufrido en Villa Ramallo y la verdad que el grupo se mecería un triunfo y lo necesitaba más que nadie. Se notó nuestra entrega porque desde el primer minutos fuimos para adelante en búsqueda del gol y se dio en la última jugada. Valió tres puntos y eso nos genera un nivel de felicidad muy grande.

En cuanto al partido pienso que fue cambiante y abierto, con muchas situaciones de gol para los dos, pero en el segundo tiempo se notó que nosotros teníamos ganas de ganarlo y creamos muchísimas situaciones de gol que no pudimos concretar. Y en lo personal estoy muy contento, desde el primer minuto que entré a la cancha me sentí respaldado por todos y solo me quedó hacer lo que venía trabajando en todo este tiempo.

- Le tocó responder en dos momentos claves del partido y en ambas jugadas fue criterioso para impedir el gol visitante.

- Lo importante era estar concentrado los noventa minutos para poder intervenir cuando me llamaran. La verdad que uno cuando tiene buenas atajadas en los partidos empieza a entrar en confianza. En la primera jugada no me quedó otra opción que achicarle el arco al delantero y pude meter la mano y sufrir hasta que la pelota salió afuera. Y en la segunda fue un remate desde afuera del área que lo esperaba, pude tirarme abajo y atraparla.

- El hincha de Douglas Haig es particular y cuando tuvo esas intervenciones el público desde las tribunas le respondió con aplausos, ¿qué tiene para decir de eso?

- Obviamente que el apoyo de la gente es muy importante porque uno se nutre mucho de eso. Cuando pasan esas cosas, que hay atajadas y el público lo festeja, uno se siente reconfortado y muy contento.

- Al margen de que no tuvo ninguna responsabilidad en los goles en Villa Ramallo, ¿en algún punto lo tomó como una especie de desquite a este buen desempeño que tuvo ante Gimnasia?

- Después de ese partido tenía ganas de jugar cuanto antes. Para mí fue duro porque en Villa Ramallo me tocó jugar 45 minutos y me convirtieron cuatro goles. Fue difícil pero en todo momento estuve tranquilo, porque confío plenamente en lo que puedo dar y sabía que el partido con Gimnasia era una especie de revancha para mí y para todos mis compañeros. 

- ¿Se hace un lugar en su mente para ilusionarse con la posibilidad de seguir en el arco de Douglas Haig o entiende que Rodrigo Barucco es prioridad para el entrenador y que deberá luchar desde atrás?

- Yo siempre estoy a disposición, pero la idea es hacérsela difícil al técnico para que él pueda dudar y que no sea una decisión sencilla la que tome. Con “Rodri” (Barucco) tenemos una excelente relación y trabajamos a la par para darle lo mejor al equipo. La última palabra la tendrá el técnico, pero obviamente que sería muy lindo seguir atajando.

-Y con respecto al partido del próximo domingo ante Atlético Paraná, ¿cómo imagina que se desarrollará?

- Vamos a enfrentar a un equipo que no viene muy bien, que tuvo un inicio bastante irregular y esperemos que esta victoria nos dé el empujón necesario para poder dar el batacazo de visitante.