Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Especial 100 Años

Una transformación tecnológica que puso al Diario a la vanguardia del periodismo

Gustavo Curti montó una empresa del rubro gráfico en la que trabaja junto con su hermano. LA OPINION Gustavo Curti montó una empresa del rubro gráfico en la que trabaja junto con su hermano. LA OPINION

Cuando en la mayoría de los medios del interior del país, los periodistas continuaban utilizando las viejas máquinas de escribir, LA OPINION dio un salto tecnológico que lo puso a la altura de los grandes medios del mundo. Un joven emprendedor como lo era Gustavo Curti, tuvo en sus manos el rol de poner en marcha esa transformación tecnológica.


 

La llegada de Hugo Apesteguía a la dirección del Diario, en 1989, marcó el inicio un proceso de transformación tecnológica que puso a LA OPINION a la altura de los grandes medios.

Cuando en la mayoría de los medios del interior del país, los periodistas continuaban utilizando las viejas máquinas de escribir, la redacción del Diario se puso a la vanguardia del periodismo con la adquisición de las computadoras Apple Macintosh, que para ese entonces eran la última tecnología y de esa forma dio inicio al proceso de transformación que luego continuó con la incorporación de una rotativa a color de cinco cuerpos que le dio a LA OPINION un salto de distinción.

En ese proceso de trasformación fue fundamental el rol de un joven emprendedor que aceptó el desafío de poner en funcionamiento las nuevas tecnologías: Gustavo Curti.

“Comencé de chico cuando el Diario aún estaba en mano de los anteriores dueños y en el momento en que Hugo Apesteguía tomó la conducción de la empresa, en una charla me ofreció un futuro donde el techo fuera ‘solamente el que yo mismo me pusiera’. Con esas palabras me sentí incentivado para aceptar el desafío.

“Era un momento de gran transformación tecnológica donde todo pasaba a ser manejado por computadoras y en el que el periodista dejaba la vieja máquina de escribir Olivetti para pasar a una computadora Apple Macintosh”, recordó Curti.

“Ese fue el comienzo tecnológico que puso a LA OPINION a la altura de los grandes medios de cualquier parte del mundo. Los periodistas se habituaron a esta nueva forma de trabajar y fue un cambio bienvenido que dio frutos muy buenos en cuanto a la calidad de los equipos con los que se trabajaba” agregó.

Si bien fue ese un gran cambio tecnológico para la época, Curti entiende que la verdadera transformación se está dando ahora con la página de Internet y la posibilidad de seguir las noticias a través de teléfonos, tablets y otros dispositivos portátiles. Esa es una revolución mucho más importante que el Diario está afrontando por estos días”.

Otro salto importante que puso a LA OPINION a la vanguardia de los medios de comunicación, fue la compra de la rotativa Goss Community. “Con la rotativa de cinco cuerpos el Diario fue pionero en la edición en colores. No era algo que tuvieran los diarios de la zona, ni siquiera algunos de los grandes medios”, destacó Curti.

“Una vez que el sistema de computadoras en red ya estaba funcionando y gran parte del proceso estaba digitalizado, fue muy importante la compra de una filmadora que producía las películas para imprimir en la chapa y más tarde la máquina que imprimía directamente sobre las chapas”, agregó.

 Mensaje

Con motivo del centenario de LA OPINION Gustavo Curti destacó que “los cien años de un diario es realmente un hito para la sociedad pergaminense. El Diario siempre fue una referencia de lo que iba pasando, de la historia de la ciudad y la permanencia de tantos años es realmente encomiable. En ese vínculo con la sociedad y esa particularidad de asociarse a cualquier empresa solidaria o deportiva, siempre se ha caracterizado por reconocer a las figuras, tanto del deporte como luego fue la cultura. El vínculo que tiene el Diario con la ciudad es tan estrecho y tan largo que es para felicitar y agradecer”.

 Experiencia

Desde su experiencia personal, Curti destacó que su “paso por el Diario, la relación con la gráfica y la necesidad de ir incorporando tecnología, me llevó a armar mi propia empresa alrededor del rubro gráfico. Por eso en lo personal todo lo que tengo para con el Diario es agradecimiento. Si bien no estuve trabajando una gran cantidad de años, sí he pasado allí una gran cantidad de horas. Aprendí muchísimo de lo que más tarde me sirvió como base para armar una empresa y progresar.

“La forma que tenía Hugo de encarar las cosas, con mayor o menor éxito, es algo que me ha contagiado. El querer crecer, incorporar tecnología, estar a la altura de las necesidades que uno tiene”.

Curti recordó además “viajas anécdotas” de cuando la rotativa estuvo sin funcionar y viajaba con “Hugo (Apesteguía) hasta Junín o San Nicolás a llevar las chapas donde se imprimía. Esperábamos allí a que se imprimiera el Diario para luego traerlo a Pergamino. Esas son las buenas cosas que van quedando de las relaciones con las personas”.

Para Curti, Hugo Apesteguia ha hecho “una revolución por la forma en la que manejó sus negocios y sus empresas” y considera que haber estado “al lado de esa persona contagia el ímpetu de hacer y emprender. Uno lo ve como a esas personas que cambian el entorno en el que viven”.

Destacó además que “junto a Apesteguía llegó al Diario una persona a la que valoro mucho y con la cual compartimos muchísimas horas y preocupaciones dentro del Diario, que es José Picone. Desde esa época se ha convertido en un amigo, un referente y alguien a quien consultar.  José es una persona de la cual pude aprender la forma de relacionarse, de manejar las cosas, dando siempre libertad para hacer y desarrollarse”.

LA OPINION Plaza

 

Para finalizar, Curti se refirió a la integración del Diario con el complejo. “El lugar que se eligió para emplazar el Diario, en pleno Centro de la ciudad, con la rotativa, la redacción y dentro de un complejo con muchos atractivos, fue otro de los aportes que ha hecho Apesteguía a la ciudad. Además, el hecho de que haya elegido el mismo nombre para el complejo, refleja la importancia que le dio al Diario” y recordó que “cuando se hizo cargo de la empresa algo riesgoso, entró en una empresa que estaba  mal de economía y atrasada tecnológicamente, para darle el impulso que le dio en esos años. Esa conducta de aprender, crecer y arriesgar son las que contagian”.