Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

Perpetua para represores que actuaron en los centros Atlético-Banco-Olimpo

Los acusados en  la sala que tenía un vidrio blindado y detrás estaban los familiares de las víctimas. (NA) Los acusados en la sala que tenía un vidrio blindado y detrás estaban los familiares de las víctimas. (NA)

 

El máximo de la pena recayó sobre el exmiembro de la Gendarmería Nacional Juan Miguel Méndez y el exintegrante de la Policía Federal Juan Carlos Chacra, a quienes se los halló responsables de 18 homicidios, entre otros delitos graves.


Buenos Aires, (NA) - El Tribunal Oral Federal 2 (TOF2) condenó ayer a la pena de prisión perpetua a dos represores que actuaron en el circuito Atlético-Banco-Olimpo (ABO3) durante la dictadura militar, al hallarlos responsables de crímenes de lesa humanidad, entre ellos homicidios, tormentos y privaciones ilegítimas de la libertad. 

Asimismo, impuso penas de 25 años de prisión para cuatro acusados, responsables por los delitos de privaciones ilegitimas de la libertad, tormentos, violencia y amenazas, y abusos de sus funciones.

En tanto, condenó al exmiembro de la Policía Federal Alfredo Omar Feito a 15 años de cárcel, aunque al ser unificada con una anterior condena por “asociación ilícita” deberá cumplir 20 años de prisión, y absolvió a otros dos exintegrantes de esa fuerza de seguridad.

El máximo de la pena recayó sobre el exmiembro de la Gendarmería Nacional Juan Miguel Méndez y el exintegrante de la Policía Federal Juan Carlos Chacra, a quienes se los halló responsables de 18 homicidios, entre otros delitos graves.

Asimismo, recibieron penas de 25 años de prisión el exmiembro del Servicio Pentenciario Federal (SPF) Hector Horacio Mark y los federales Eduardo Angel Cruz, Gerardo Jorge Arraéz y Carlos Lorenzatti.

Fueron absueltos los expolicías Raimundo Oscar Izzi y Ricardo Valdivia, para quienes se ordenó la inmediata libertad desde el Departamento Central de la Federal.

Quienes recibieron penas que van desde los 15 a los 25 años fueron hallados culpables como coautores de los delitos de privación ilegitima de la libertad, abusos de autoridad por tratarse de funcionarios públicos, torturas, amenazas y tormentos de detenidos 352 víctimas, casos que se ventilaron en este tramos del juicio.

El fallo, que fue leído por el presidente del Tribunal Rodrigo Jimenez Uriburu, provocó descontento en las querellas, que cuestionaron las dos absoluciones y aquellas penas que recibieron acusados para los que se habían requerido condenas a prisión perpetua.

 

Los abogados Pablo Llonto y Luis Zamora (que no intervino en el juicio) coincidieron en sostener que los tribunales “están utilizando una vara mas alta”, ya que en los últimos juicios se han dictado varias absoluciones.