Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Güemes, Tupac Amaru y La Lomita transformados por obras del Hábitat

Hábitat destina fondos a mejoras en los barrios y nuevos espacios para los vecinos. (LA OPINION) Hábitat destina fondos a mejoras en los barrios y nuevos espacios para los vecinos. (LA OPINION)

Una recorrida llevada a cabo por funcionarios con la prensa permitió observar los cambios que se generan a partir de este programa que financia Nación. Además, funcionan talleres para la inclusión social y laboral de los vecinos.


Las autoridades municipales, con el intendente Javier Martínez a la cabeza, visitaron los barrios donde se trabajo mediante el Programa Hábitat, una iniciativa del Gobierno nacional.

Las recientes intervenciones tuvieron que ver con la concreción de espacios verdes allí donde había baldíos, para propiciar que los vecinos, especialmente los chicos tengan un espacio ameno y cuidado donde compartir, socializar y realizar actividades al aire libre. Esta planificación lleva menos de un año de ejecución y no son grandes obras de infraestructura la que se han hecho. Sin embargo, al transitar las calles de La Lomita, Tupac Amaru o Güemes se aprecian cambios contundentes: pavimento, cordón cuneta, iluminaria, cloacas, red de agua y zonas de esparcimiento han dado una nueva imagen y otra calidad de vida a estos barrios.

El programa Hábitat, impulsado por el Ministerio del Interior, Obra Pública y Vivienda de la Nación y ejecutado por el Municipio de Pergamino a través de su Secretaria de Desarrollo Urbano, tiene un propósito final: transformar los barrios. La transformación incluye, además de las obras, la llegada a estos barrios de iniciativas para el desarrollo humano: talleres, capacitaciones para la salida laboral, deporte y apoyo educativo que tienen por objetivo no solamente trabajar para la gente sino con la gente. 

La calle Bombero Esquivel es el acceso principal que conecta los tres barrios. Esta arteria fue pavimentada en toda su extensión, iluminada por luces LED. Lo que antes era “una boca de lobo”, como lo recuerdan los vecinos, es ahora un acceso viable para ambulancias, remises y patrulla urbanas. En las calles transversales a Bombero Esquivel, a la altura de La Lomita, también llegó el pavimento, el cordón cuneta y la iluminación nueva. En lo que corresponde a Tupac Amaru, ya se hizo el cordón cuneta y resta hacer el mejorado, construcción de veredas y alumbrado público. En Güemes ya se concretó el cordón cuneta, se cambió parte de la iluminación y próximamente se comenzará con las veredas”. 

 

Más servicios y talleres 

En lo que corresponde a servicios, ya finalizaron los tendidos para las redes de agua y cloacas, algo que los vecinos se merecían hace muchos años atrás, brindando así una mayor calidad de vida. “Parte del paisaje corriente de estos barrios fueron siempre plazas deterioradas y basurales a cielo abierto. No había espacios verdes ni lugar para hacer deportes. Hoy se puede ver, además del nuevo paseo que bordea el Cementerio, una amplia plaza entre La Lomita y Tupac Amaru que ya cuenta con juegos para niños y una estación de salud, donde hasta hace poco no había más que un terreno utilizado como basural”, resaltaron en Desarrollo Urbano. Además se colocaron cestos para residuos domiciliarios en toda la zona y en la plaza Güemes se construyó un espacio dedicado a juegos de esparcimiento y un playón deportivo donde los chicos hacen deporte. 

Pero no solamente son obras las que se concretaron en el sector sino que además hay todos los días talleres financiados por Nación como arreglo de calzado, albañilería, elaboración de redes deportivas, taller de violencia de género, entre otros.