Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Los comercios en alerta: la depresión en el nivel de consumo parece no encontrar piso

Los últimos incrementos en las tarifas de los servicios agravan la situación. (IPROFESIONAL) Los últimos incrementos en las tarifas de los servicios agravan la situación. (IPROFESIONAL)

Resentida la capacidad adquisitiva, el sector comercial es uno de los que más afectado se ha visto. El ritmo de las transacciones continúa apagado, la retracción es palpable y concreta desde hace algunos meses. En Pergamino las variaciones van desde un 2 al 10% menos comparando marzo de este año contra marzo de 2017.


La suba estrepitosa del costo de vida, por los incrementos en sectores “madre” del consumo y la producción como las tarifas y los combustibles ha incidido de manera proporcional pero a la baja en el nivel de compra. No ya bienes suntuarios sino elementales como alimentos e indumentaria. Por el escenario presente y la baja expectativa de que cambie para mejor, la gente es cauta, retrae su consumo y el sector comercial se preocupa y entra en alerta.

Sin gastos superfluos
Resentida la capacidad adquisitiva de los ciudadanos, el sector comercial consecuentemente es uno de los que más afectado se ha visto. La explicación a este fenómeno forma parte de la lógica ya que al ver su capacidad adquisitiva limitada las personas tienden a restringir la compra de productos que no forman parte de la lista de necesidades básicas.
El ritmo de venta continúa apagado, la retracción es palpable y concreta desde hace algunos meses pero lo preocupante es que, de cara al futuro, las perspectivas no son las mejores.
LA OPINION dialogó con Raúl Scaglia (h), presidente de la Cámara de Comercio e Industria de nuestra ciudad para obtener de él una mirada globalizada del momento que viven los pequeños y medianos comerciantes de la ciudad afiliados a la entidad.
En líneas generales, manifestó que “la situación comercial actual tiene varias aristas que hacen que los últimos meses hayan sido para algunos rubros más difíciles que para otros”.

Incrementos de tarifas
El aumento de tarifas, indicó Scaglia “es sin dudas el factor que provoca el mayor malestar en comerciantes e industriales de la ciudad, teniendo presente que varias industrias son electro dependientes y deben afrontar costos importantes, quitándoles en parte la posibilidad de ser más competitivas en el mercado contra otras industrias del país que pueden tener estructuras tarifarias mas económicas”.
Por otra parte, el entrevistado afirmó que las altas tarifas tienen un doble efecto sobre el sector productivo: “Al industrial o comerciante directamente lo impacta en sus costos fijos y también afecta la demanda de productos debido a que un monto significativo de lo que percibe un asalariado es destinado al pago de servicios”.

Luz más cara
Más allá de la discusión de política y de teorías económicas sobre si se deben subsidiar o no los servicios, desde la Cámara se considera que “la forma en que se llevo a cabo el aumento no ha sido la más adecuada, y que debiera haberse realizado de forma más paulatina para darle tiempo a los empresarios a realizar las inversiones necesarias con la finalidad de reducir el consumo si fuera posible”. También entienden “que la recaudación impositiva generada en virtud del aumento tarifario es sumamente importante, y estamos convencidos que la Provincia debería rever la carga impositiva que afecta el servicio eléctrico en particular”.
En este marco aclaran que “el sistema eléctrico nacional requiere de revisiones importantes donde pueda federalizarse el costo de la energía y que cueste lo mismo en todo el país para fomentar el federalismo, asimismo la estructura tarifaria establecida por la Provincia tiene una complejidad que no llegamos a comprender su sentido. Algo que sin lugar a dudas debería reverse también es que una empresa que necesita consumir más energía para producir, generar trabajo y contribuir al desarrollo en general, paga más que una casa de familia que la utiliza para refrigerarse”.

Comerciantes y empresarios, nucleados en la Cámara de Comercio, se reunieron para analizar la situación actual. (CAMARA DE COMERCIO)

Desatar las manos
Respecto de la recesión que se advierte en el mercado, Scaglia aseguró que otro factor que influye en la retracción de las compras es que todavía no se cerraron algunas negociaciones paritarias; el análisis es que ya con los salarios engrosados el trabajador tendrá mayor capacidad de compra. Y agregó como considerando que, “haciendo algunos ajustes en reducción de impuestos y tasas como así también que sea impulsada una reforma laboral, permitirá que las empresas puedan desatarse las manos y volver a invertir con optimismo que es lo que le sobra al empresario argentino a pesar de los vaivenes de nuestro país”.

Caída
En la práctica las bajas en los niveles de ventas son visibles gracias a las estadísticas que ofrece la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) que registró que “la caída en el mes de marzo comparado con marzo 2017 es de aproximadamente un 2 por ciento”.
De un relevamiento que comenzaron la semana pasada en nuestra ciudad referentes de la Cámara de Comercio, se desprende que “muchos comercios expresan que las variaciones van desde un 2 al 10 por ciento comparando marzo de este año contra marzo de 2017. “Actualmente continuamos con la consulta y cuando completemos una muestra significativa podremos dar datos más objetivos”, anticipó el dirigente.
Del sondeo se hace visible que “los artículos de alta gama son los más afectados de acuerdo a lo que pudimos recabar de algunos socios. Aquellos que pudieron mantener o ampliar sus ventas expresan que lo pudieron lograr abriendo nuevos mercados invirtiendo fuertemente en la fuerza de venta, principalmente aquellas industrias locales que tienen su propia cadena de distribución”.

Buen ritmo
Entre los rubros que registraron un buen ritmo de ventas, se encuentra el relacionado a la construcción de inmuebles como consecuencia de la gran cantidad de los créditos UVA e hipotecarios que permitieron que el mercado tenga una reactivación importante. Otro rubro que tuvo un desempeño importante en el mes de marzo fue la venta de autos que tuvo un buen ritmo de recuperación arrojando un 15 por ciento más de unidades patentadas respecto al mismo mes del año 2017, pero “debemos hacer la salvedad que para el mes de abril en la zona norte de Buenos Aires, de acuerdo a datos de Acara, se espera una retracción aún no ponderada que podría estar relacionada en parte con la sequía que afectó los cultivos de la zona”. Y encima eso, la sequía que afectó nuestra zona, para completar un panorama económico poco alentador.

Preocupaciones comunes
-Sabemos que hubo un desayuno de trabajo en la Cámara de Comercio ¿Qué temas se abordaron y cuáles son las principales quejas o inquietudes que reciben de los referentes del sector?
-La Cámara desde hace varios años convoca a sus asociados a distintos eventos de carácter informal para tener una charla distendida donde se planteen las problemáticas en común o particulares para gestionar las posibles soluciones al alcance de la entidad. Los temas tratados fueron de diversa índole pasando por tarifas, carga impositiva y sobre las inspecciones recurrentes del Ministerio de Trabajo. También otro tema que es recurrente en cada encuentro es lo agobiante que son las cargas sociales para las Pymes, y la conflictividad laboral que tiene Pergamino en particular. También se planteó la necesidad de que sean gestionadas líneas de créditos accesibles para poder llevar a cabo inversiones.
Respecto a las tasas municipales los presentes solicitaron que se planee la reducción de la Tasa de Seguridad e Higiene a los combustibles y a la venta de vehículos que resulta en montos importantes por los valores de venta, como así también que sea revisado el cobro de publicidad y propaganda por carteles de proveedores de los comercios. También se trataron otros temas de índole particular que serán gestionados a través de la entidad.

Pasos a seguir
Considerando las inquietudes de sus asociados, la Cámara de Comercio planifica un organigrama de trabajo.
Respecto de las inspecciones recurrentes del Ministerio de Trabajo “vamos a solicitar una entrevista por este tema con las autoridades de la Secretaría de Trabajo para plantearles nuestra preocupación”.
En cuanto a tarifas, miembros de la Cámara junto con otras 11 entidades análogas del norte de Buenos Aires, se realizó un encuentro en la ciudad de San Pedro con el objetivo de ver la problemática tarifaria en particular y analizar qué acciones tomar en conjunto.
Asimismo la Came presentó proyectos a la Provincia y a Nación solicitando la reducción impositiva en Ingresos Brutos e IVA en las facturas de energía y la posibilidad de pago prorrateado en los meses de menor consumo. Los temas relacionados a la normativa municipal serán tratados en la comisión correspondiente de la Cámara, para elevar una propuesta al ejecutivo.
Por otro lado, las autoridades de la Cámara están en contacto permanente con la Secretaría de Producción a quienes “hemos transmitido nuestra preocupación sobre el aumento de los costos fijos derivados del aumento tarifario”.

Expectativas
Consultado sobre cuáles son las perspectivas para lo que resta del año, el presidente de la Cámara de Comercio expresó que “el empresario Pyme argentino es creativo, entusiasta, y tenaz, entre otras virtudes. Necesita que el Estado lo acompañe activamente estableciendo el precio de los servicios pensando en la productividad , y también de los insumos esenciales como el combustible, que para algunas cadenas de valor es indispensable; que lo acompañe con financiamiento a tasas accesibles y reducción de impuestos y cargas laborales para ser más competitivo”.

Ver también

La situación comercial en los “super” chinos

La situación de emergencia de los comerciantes alimentarios