Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Realizan limpiezas en el arbolado, previo al trabajo de poda general

Por el momento los trabajos tienen que ver con el despeje de cables e iluminarias. (LA OPINION) Por el momento los trabajos tienen que ver con el despeje de cables e iluminarias. (LA OPINION)

Desde la Secretaría de Servicios Públicos explicaron las intervenciones que se ejecutan por estos días en la ciudad e informaron que recién el mes que viene se empezará con el programa de podadura en sí. Por el momento hay tareas puntuales que tienen que ver con el despeje de luminarias, cableados eléctricos y mejoras en la visión para el tránsito vehicular.


El período programado de poda se extiende desde los meses de mayo hasta agosto inclusive, fuera de los trabajos de refaldeos que se ejecutan todo el año con personal del Municipio abocado a este tipo de prestaciones.
“Estas tareas se desarrollan ya sea por interrupción de los cableados eléctricos, problema visual de las señales lumínicas de tránsito (semáforos) o bien para el despeje de especies que afecten el tránsito vehicular”, explicaron con respecto a distintas intervenciones que se estuvieron haciendo la semana pasada y que continuarán hasta fin de mes. “Muchas veces se retiran las ramas por cuestiones vinculadas con la seguridad dado que se generan zonas muy oscuras ya que la luz artificial suele quedar bloqueada por los árboles”, señaló ayer Guillermo Illia, secretario de Servicios Públicos, durante una entrevista con LA OPINION.
Para lo que es poda programada a comenzar en mayo, se contará con 23 operarios que responderán a las tareas que se coordinarán desde el área de Servicios Públicos y Servicios Especiales del 147.
“Reforzamos estos servicios con el aporte de nuevas herramientas para el área”, dijo el funcionario. En este sentido, detalló que se incorporarán podadoras de altura y motosierras.

Residuos y grandes árboles
A los restos verdes producto de la poda se los procesará hasta reducirlos con tres chipeadoras. Esta reducción en el volumen facilitará la logística del traslado a la Planta de Tratamientos de Residuos o bien a los lugares definidos como centros de transferencia, los que evitarán muchos trastornos en el tránsito peatonal y vehicular produciendo el inmediato retiro de las ramas.
Como años anteriores también está contemplado un programa para grandes especies, para aquellos árboles que por su altura son un potencial peligro para el entorno y la vida de los vecinos. “La programación de los trabajos estarán articulados con asistencia del área de Modernización que puso a nuestra disposición todos los resultados y la georreferencia que surge del Censo de Arbolado que llevó adelante oportunamente”, destacó el secretario de Servicios Públicos. “Las tareas se realizarán en todo el ámbito de la ciudad, y en los espacios públicos que están a nuestro cuidado”, destacó Guillermo Illia.

Tres máquinas para chipear los restos verdes se utilizarán para reducir las ramas. (LA OPINION)

Normativas vigentes
El funcionario municipal además recordó a la ciudadanía que la Ley provincial Nº 12.276 y la Ordenanza municipal N° 6.033 estipulan que solo el personal de la Municipalidad es responsable de la poda del arbolado el Partido. Es decir, que cualquier trabajo de poda particular, ya sea hecha por propietarios o por servicios privados que ellos contrataran, es pasible de ser sancionado. Por tal motivo, en caso de considerar el vecino que requiere de un trabajo de poda en el arbolado municipal incluido en su parcela, debe dirigir su reclamo por las vías habilitadas para recibir la atención de Servicios Públicos. “No queremos observar intervenciones privadas ejecutando poda de árboles urbanos fuera del pedido hecho en el Municipio”, advirtió Illia.
El funcionario aseguró que permanentemente se está observando la situación que se presenta en la vía pública con el arbolado y reconoce que “siempre son necesarias tareas de mantenimiento” pero que a la hora de ejecutarlas “tratamos es de ir asignando prioridades”.

Saber esperar
Si bien los vecinos quieren que la intervención del Municipio sea lo más pronta posible, el recurso humano municipal recibe las asignaciones de tareas según un criterio de prioridades. Esto implica que la respuesta al pedido de poda puede producirse en un amplio período de tiempo que abarca, precisamente, la temporada de poda, de maya a agosto. “Fueron muchos los pedidos que ingresaron a través de las líneas de atención al vecino que dispuso la Municipalidad pero la comunidad tendrá que comprender que se deberá respetar la fecha para poder concretar estas acciones vinculadas con la limpieza del arbolado”, explicó Illia respecto de aguardar al inicio de los trabajos, que será luego de que se terminen las tareas preliminares de despeje y obstrucción. “Trabajaremos como lo venimos haciendo últimamente porque logramos que se reduzcan los reclamos puntuales con relación a las ramas que obstruyen las luces en las calles”, señaló el funcionario en el cierre de la nota.