Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Valentino necesita de la generosidad de los pergaminenses

 Valentino tiene apenas cinco años y padece hidrocefalia. (KARINA RAMOS) Valentino tiene apenas cinco años y padece hidrocefalia. (KARINA RAMOS)

El pequeño padece hidrocefalia. No camina, tiene disminuida la visión y el habla. Vive junto a su mamá en una casona antigua de la que se está desprendiendo el techo, razón por la que tuvieron que dejar la vivienda. Su familia solicita ayuda para reconstruir el techo.


Valentino Ramos es un pequeño de 5 años que padece hidrocefalia. En la actualidad su enfermedad se encuentra controlada por médicos de Pergamino, mientras que una vez al año, Valentino debe acudir al Hospital Ludovica de La Plata para realizarse chequeos médicos.

Junto a su abuela, su tío y su mamá, Valentino vive en una casona de 25 de Mayo al 1600, una vivienda que fue construida hace más de un siglo, con el viejo proceso de barro y polvo de ladrillo. En los últimos días el techo de la vivienda comenzó a desprenderse y esto generó una situación complicada para la familia.

La Dirección de Defensa Civil del Municipio inspeccionó la casona, acompañados de una arquitecta de la Secretaría de Tierras y Viviendas y determinaron que no podían seguir viviendo allí ya que existe peligro de derrumbe.

Fue así que por unas noches, Valentino y su familia se hospedaron en un hotel de nuestra ciudad mientras que ahora se alojan en la casa de una amiga de la familia.

 

Un poco de historia

En contacto con Karina Ramos, mamá de Valentino, LA OPINION pudo saber que, “a los cinco meses de vida, a Valentino le diagnosticaron hidrocefalia y un tumor cerebral. Desde los 5 meses hasta los tres años de edad, permaneció en tratamiento con quimioterapia que le fue  practicada en el Hospital Ludovica dad de La Plata”.

El prolongado tratamiento dio sus buenos frutos ya que posibilitó la desaparición de los tumores que Valentino tenía en el cerebro y en la columna. Consecuentemente el pequeño recibe, desde los tres años, tratamiento por la hidrocefalia ya que tiene una válvula en la cabeza (por la que drena el líquido que se le acumula en la cabeza) que es controlado periódicamente por una pediatra en Pergamino. Asimismo, afirmó Karina que, “una vez al año debemos asistir al Ludovica para que se le practiquen los chequeos anuales. En noviembre iremos a La Plata y a los 10 años  se le efectuará el cambio de válvula”.

Actualmente Valentino no camina, tiene la visión disminuida y habla poco, como consecuencia directa de la enfermedad que padece.

 

Peligro de derrumbe

Haciendo alusión a la problemática que registran en su casa, Karina, contó que “mi casa tiene más de cien años, es una propiedad muy antigua que fue construida en polvo de ladrillo y barro. Desde hace un tiempo que comenzó a filtrarse el agua de la lluvia por los techos, esto hizo que los tirantes se pudrieran y que comenzara a desprenderse el material de los techos. Alertados llamamos a Defensa Civil y ellos, luego de realizar un control sobre los techos, nos pidieron que desalojemos la casa porque el techo está en peligro de derrumbe. Durante un par de noches el Municipio nos consiguió que estuviéramos en un hotel y ahora estamos viviendo en la casa de una amiga.

“De todos modos nosotros necesitamos recuperar nuestra casa”, refirió la mamá de Valentino y contó cuál fue la ayuda que le dio la Comuna: “Vino una arquitecta del Municipio a revisar el problema que tenemos en el techo. Nos dijeron que no sabían cuánto podía tardar la llegada de los materiales y nos manifestaron que una posible solución sería la colocación de dos perfiles para que el techo no se cayera.

“Nosotros apostamos mucho a la ayuda que nos pueda dar la ciudadanía. Los pergaminenses han respondido muy bien, han comprado chapas y algunos tirantes”.

 

Manos solidarias

Atentos a un nuevo llamado solidario, fueron numerosos los pergaminenses que colaboraron con chapas y tirantes. No obstante, señaló la entrevistada: “Estamos necesitando ladrillos y materiales para la construcción para llevar adelante la instalación de las chapas y los tirantes nuevos”.

Pero no solo materiales necesita la familia de Valentino sino manos solidarias que ayuden en el trabajo de reparación del techo.

 

Cómo colaborar

Los interesados en colaborar con Valentino pueden hacerlo con la compra de ladrillos y materiales que sirvan para la construcción de un techo nuevo. Pueden dejar sus donaciones a la casona de 25 de Mayo 1686 o comunicándose al teléfono 15346291 y hablar con Karina Ramos.