Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Policiales

Elevaron a juicio la causa por robo de combustibles en Fontezuela Cereales S.A.

La firma Fontezuela Cereales, en el pueblo homónimo, fue el blanco del atraco en octubre pasado. (CASOSPOLICIALES.NET) La firma Fontezuela Cereales, en el pueblo homónimo, fue el blanco del atraco en octubre pasado. (CASOSPOLICIALES.NET)

Cinco personas serán juzgadas luego del pedido de la fiscal Patricia Fernández por considerarlos responsables en un hecho que se registró en octubre del año anterior. Podrían recibir de tres a 10 años de prisión.


En las últimas horas el Juzgado de Garantías Nº 2 de Julio Caturla aceptó el pedido de la titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 6, Patricia Fernández, de elevar a juicio la causa por el robo de combustibles a la firma Fontezuela Cereales S.A., ocurrido el 6 de octubre del año pasado.
En el hecho se encuentran involucrados una persona mayor de edad allegada a la empresa que fue víctima del robo, tres cómplices y también el responsable de una firma dedicada al trasporte de carga. Podrían recibir de tres a 10 años de prisión por tratarse de un robo en despoblado.
Dos de los acusados de cometer el delito se encuentran con prisión preventiva por contar con antecedentes (uno por comercio de estupefacientes y el otro por tenencia ilegal de arma de fuego).
En un gran trabajo de investigación, la fiscal Patricia Fernández comprobó que entre las 18:30 del 6 de octubre y las 9:15 del día siguiente, cuatro sujetos mayores de edad, concurrieron al predio ubicado en la ruta Nº 8 kilómetro 214,500 en un camión cisterna Mercedes Benz, modelo 1114. El hombre allegado a la empresa Fontezuela Cereales S.A, que sabía los mecanismos de seguridad del lugar, junto a sus cómplices violentaron las puertas de acceso, el sistema de vídeo vigilancia con sus cámaras (mediante corte de los cables de suministro de energía y sustracción del equipo de grabación) y las protecciones y/o defensas del sistema de despacho de combustible que se encontraba en el lugar, apoderándose de 8.500 litros de gas oil que se encontraban allí almacenados, para luego retirarse del lugar.
Al día siguiente, 7 de octubre, los cuatro sujetos se presentaron con el camión cisterna y una camioneta Chevrolet S10 en un predio de avenida Venini donde por medio de una bomba que trasportaban en la pick up traspasaron 5.000 litros aproximadamente a un tanque de plástico de grandes dimensiones de color blanco, previo encuentro con un representante de ese lugar, que, según figura en la causa, poseía pleno conocimiento de la procedencia ilícita del combustible. Finalizada la operación, los cuatro sujetos se retiraron del lugar.
La fiscal trabajó con declaraciones de diferentes personas y fue fundamental la filmación de la firma ubicada en avenida Venini, que registra la descarga del combustible sustraído, además del reconocimiento por parte de una de las víctimas del allegado a su empresa que participa en el robo. A esto se suma que el dueño de camión cisterna, una vez que fue detenido, reconoce su participación aunque su versión pretende ser exculpatoria. Sin embargo, el registro de llamadas, mensajes de texto y cámaras del 108 acreditan fehacientemente que no podía desconocer que se trataba de una maniobra ilícita y no la prestación de un servicio, como quiso exponer. Luego, al ser puesto frente a la filmación, reconoce la presencia de sus cómplices al momento de descargar el combustible en la empresa en cuestión. Otro dato de relevancia para seguir el camino del ilícito fue que los directivos de esta empresa pagaron parte del gas oil robado con un cheque y el resto en efectivo.
En los próximos días seguramente habrá más novedades respecto del juicio a los cinco imputados de un importante robo, que pudo esclarecerse por el profesionalismo que demostró en cada tarea personal de la UFI Nº 6 (el instructor Ignacio Bo fue quien llevo adelante el análisis de teléfonos y secuestro de la filmación de las cámaras de la empresa involucrada en la compra del gas oil) y los efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Pergamino, a cargo de Jorge Vera.