Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Policiales

Tragedia en la Primera: se entregó Sebastián Donza y no quiso declarar en Fiscalía

Los familiares expresaron su dolor y a la vez quedaron conformes con la detención de Donza. (LA OPINION) Los familiares expresaron su dolor y a la vez quedaron conformes con la detención de Donza. (LA OPINION)

El excomisario de la seccional de Dorrego 654, junto a tres abogados se hizo presente el viernes a la mañana en la sede del Ministerio Público Fiscal. Tenía pedido de captura internacional de Interpol y estuvo 400 días prófugo. Lo trasladaron a Campana.


Luego de permanecer más de un año prófugo -cerca de 400 días- cuando personal de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad lo fue a buscar a su casa de Junín, Sebastián Alberto Donza, comisario de la Seccional Primera en la tarde-noche del 2 de marzo del año anterior cuando se produce la tragedia donde fallecieron siete personas, se entregó el viernes minutos antes de la 9:00, en la sede de este Ministerio Público Fiscal departamental en compañía de sus abogados defensores (Rodolfo Migliario, Lucas Walter y Carlos Esteban Torrens -de Junín-).
El expolicía se encuentra imputado, acusado por la fiscalía de abandono de persona, seguido de muerte agravado por multiplicidad de víctimas se hallaba con pedido de captura nacional e internacional con alerta roja de Interpol y con una recompensa por 700.000 pesos emitida por el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.
Donza se negó a prestar declaración indagatoria en las dependencias de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 3 Departamental a cargo de Nelsón Mastorchio, quien al encontrarse de licencia, fue subrogado por la fiscal Alejandra Ghiotti titular de la UFI Nº 7 que estaba de turno.
Luego de finalizados los trámites de rigor, en las primeras horas de la tarde, el imputado fue trasladado en un móvil y bajo la custodia del personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Pergamino a la Unidad Penitenciaria de Campana, donde según algunas versiones esperará como estrategia judicial la vuelta de Mastorchio para declarar.
Cabe recordar que en la denominada “masacre de la Primera” perdieron la vida Sergio Filiberto, de 27 años; Federico Perrota, de 22; Alan Córdoba, de 18; Franco Pizzarro, de 27; John Mario Chillito Claros, colombiano, de 25; Juan Carlos Cabrera, de 23, y Fernando Emanuel Latorre, de 24.
Tras la investigación del fiscal Nelson Mastorchio, el juez de Garantías N° 1 de Pergamino, César Solazzi, dispuso la detención y prisión preventiva de seis policías por "abandono de persona seguido de muerte", delito para el que se prevé una pena de entre cinco y 15 años de cárcel.
Los procesados fueron el teniente 1° Sergio Ramón Rodas; los oficiales Alexis Eva y Matías Giullieti; el sargento Brian Carrizo (imaginaria de calabozos), y la ayudante de guardia Carolina Denise Guevara y Donza.
Solazzi entendió que "el personal de la comisaría 1a se mantuvo pasivo, impidiendo, demorando y obstaculizando las tareas de rescate de los bomberos voluntarios para salvaguardar la vida de los internos que estaban a su cargo".

Familiares de las víctimas
Conocida la noticia de la entrega de Donza, familiares de las víctimas se acercaron a la Fiscalía con remeras y carteles y recordaron a sus seres queridos. Su presencia trascurrió con respeto y bajo un silencio que demostraba dolor y en algunos casos la tranquilidad de saber que para ellos uno de los máximos responsables de la tragedia estaba por fin ante la Justicia.
Cristina, la mamá de Sergio Filiberto, de 27 años, que falleció aquella jornada en un breve diálogo con LA OPINION indicó que “en un primer momento pensé que era una nueva estrategia, aunque luego dije salió el sol y por qué no saldrá el sol en nuestra causa, no estamos pidiendo más que lo que se merecen nuestros chicos y que es que se haga justicia”.
Ante la consulta si tuviera la posibilidad de cruzarse con Donza, Cristina indicó que “es el máximo responsable de todo lo que sucedió, pero existen muchos más culpables. Si lo tuviera cara a cara me gustaría llevarlo a la reflexión y nunca desde la violencia. Seguramente le diría que revean el rol que pueden ocupar en la sociedad que puede ser mucho mejor, con otras respuestas y mucho más beneficioso para todos”.