Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Cultura y Espectaculos

Adrián “Negro” Mastorchio: “Esta muestra fue cambiando para mí”

Adrián “Negro” Mastorchio presenta una serie de trabajos en distintos formatos en técnica mixta. (LA OPINION) Adrián “Negro” Mastorchio presenta una serie de trabajos en distintos formatos en técnica mixta. (LA OPINION)

El viernes se habilitó en Espacio Menéndez la muestra individual del artista visual de nuestro medio. “El que tiene la intención o la necesidad puede hacer arte a partir de un lápiz, una piedra, un carbón, lo que sea”, sostuvo en diálogo con LA OPINION.


Horas antes de ser habilitada la muestra, en Espacio Menéndez, San Martín 838, la primera individual en Pergamino después de varios años, el artista accede a la requisitoria de LA OPINION
“Mostré parte de estas obras en Urquiza (pueblo donde reside), pero fue de manera más informal y para los amigos”, expresó Adrián “Negro” Mastorchio, artista visual y docente de nuestro medio, quien supo formar parte de la Galería Lola Mora, durante 10 años junto a Silvina Morris.
“Acá hay una gran variedad -dice mientras recorre la sala y observa las obras-. Hay una primera parte que se puede decir que es la más explosiva, de bastante abstracción, aunque no me quiero encasillar en términos. Si bien hay mucho reconocible hay bastante de espontaneidad y expresión, mi manera de ver. Es una muestra que tiene el potencial que el espectador le pueda encontrar algún tipo de atractivo o le sea indiferente”, aseguró.
Mastorchio, que además realiza tareas de carpintería y herrería, presenta una serie de trabajos en distintos formatos en técnica mixta. “Me acostumbré a usar el material que tengo a mano. Uso látex, en este caso hay algo de sintético, pero si hay tiza, crayón o lápiz, bienvenidos. Por ahí en los trabajos chiquitos está más claro la técnica mixta, de hecho hay un poco de collage. En otras obras uso pintura sobre banners. Lo que tiene de original y diferente de la pintura clásica es que están sobre un soporte que se enrolla. Después hay tres o cuatro cuadros sobre bastidores y tela negra que son los que participé este año en Mercado de Arte, que los traje porque forman parte de mis últimos trabajos”.
En su rol de docente, Mastorchio aseguró que trabaja a la par de los chicos. “Encontré que esa es la manera de motivar más al alumno con el ejemplo claro, práctico y del momento. De hecho podría haber algún tipo de coincidencia porque hemos trabajado juntos, con los mismos materiales, las mismas revistas y pinturas, y hasta los mismos soportes en algunos casos. Esto es algo que suelo hacer habitualmente, después, en mi pintura privada lo uso de la misma manera. Es decir, no subestimar ningún material y aprovechar el que tengas a mano. El que tiene la intención o la necesidad puede hacer arte a partir de un lápiz, una piedra, un carbón, lo que sea”.
- ¿Tiene alguna forma de definición tu arte?
- No. Hasta a veces con gente que sabe mucho tampoco llegás a ponerte de acuerdo, en cuestiones básicas. Así que preferiría no encasillarme y que cada uno, con su manera de interpretar, pueda dar una opinión de qué piensa de mi pintura.
Claramente hay mucho de abstracción, algo de simbólico y algo de figuración, pero no porque me sienta encasillado en esto. No importa la temática, no importa la técnica, ni el estilo que uno decide en ese momento. Por ahí hay artistas que claramente siguen una línea y están decididos que el camino es ese.
- Colgaste obra de numerosos artistas durante diez años en la Galería Lola Mora y hoy te toca hacerlo para vos en Espacio Menéndez, ¿te sirvió aquella escuela de curaduría que hiciste?
- Parece que no, pero por ahí te das cuenta que todos esos años, todas esas muestras que colgaste de uno o de otro, individuales y grupales, te van ayudando y permitiendo buscar un cierto análisis sobre la obra. Yo mismo le fui encontrando otros matices y otra manera de verla. Normalmente cuelgo obras de otros, pero cuando tuve la posibilidad de colgar la mía, uno la mira desde otro lugar, se separa y por ahí le vuelve a encontrar un nuevo sentido. Esta muestra fue cambiando para mí. Si uno va cambiando la percepción de lo que conoce, lo que significan las cosas para uno, va cambiando también.
Aquella escuela me sirvió sobre todo para los chicos porque acostumbramos a tener una charla constante desde el comienzo del trabajo hasta que se termina. Pero sobre todo con la mayor simpleza posible, por ahí intentar dialogar, y ahí van apareciendo las cosas que transmiten o las contradicciones y diferencias de la gente cuando mira. Yo puedo querer transmitir algo pero ya terminé la pintura.
- ¿Tampoco condicionás al espectador con un título?
- No es necesariamente la intención, es que se dio así. Por ahí hay cuadros que exigen un título. Siempre renegaba de los títulos porque te indican un camino y por ahí todas las demás posibilidades que podrías haberte imaginado se te van. Pero también hay trabajos que no te llevan a ningún lado y un título sirve para retenerte y para acercarte. En este caso no le puse título a ninguno y ni siquiera a la muestra.
La muestra podrá visitarse hoy, de 16:00 a 20:00. La entrada es libre y gratuita.

Viaggio Espresso