Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Cultura y Espectaculos

En una ceremonia íntima y con Serrat de testigo, Joaquín Sabina se casó con Jimena Coronado

Sabina y Coronado viven juntos en Madrid, cerca de Tirso de Molina, desde hace dos años. (ELCONFIDENCIAL.COM) Sabina y Coronado viven juntos en Madrid, cerca de Tirso de Molina, desde hace dos años. (ELCONFIDENCIAL.COM)

El cantautor español contrajo enlace este lunes con su compañera desde hace 21 años, en una ceremonia íntima en el Registro Civil de la calle Pradillo en Madrid, con su amigo Joan Manuel Serrat y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, como testigos.


Cuando Jimena Coronado cumplió 50 años, su pareja, Joaquín Sabina, le regaló una petición de matrimonio. Una declaración que se ha consumado este lunes en los juzgados de lo civil de la calle Pradillo, en Madrid. La boda fue íntima y asistieron algunos amigos del cantante y sus dos hijas, Carmela y Rocío.
La petición de mano fue al estilo clásico, “de rodillas y con anillo”, tal y como contó Joan Manuel Serrat, amigo del ya matrimonio, en un concierto. “El día que la Jime cumplió 50, doblé la cerviz y en verso...”, dijo después Sabina. Serrat ha sido uno de los íntimos que ha estado en la boda, que tuvo lugar a las 12:00 del mediodía. Además de Serrat, entre los asistentes estaba el ministro de Justicia, Fernando Grande-Marlaska, amigo de la pareja.
Ambos contrayentes llevaban mascarilla, algo a lo que obliga el protocolo pos Covid. Según un representante de Sabina el enlace era algo que tenían en la cabeza desde hace algún tiempo y que han tenido que esperar a que pasara el estado de alarma para llevarlo a cabo.
Para la ceremonia, el cantante llevaba un traje azul eléctrico, una camiseta negra, un sombrero panamá y una flor en el ojal, según relataron testigos presenciales. Coronado no iba de novia: llevaba un pantalón negro y una blusa rosa y la citada mascarilla.

"Algo muy privado"
“Sabíamos que se iban a casar desde que se lo pidió el noviembre pasado”, comentaron desde su círculo más cercano, “y que iba a ser algo muy privado también se sabía, ahora esperamos que nos llamen y nos inviten a comer en algún restaurante, nada más”.
El cantante y su ya mujer viven juntos en Madrid, cerca de Tirso de Molina, desde hace dos años. Ahora, ella se dedica a gestionar la agenda del músico y compositor, aunque cuando se conocieron era fotógrafa. Fue precisamente por su trabajo que un día, en 1999, Coronado fue a retratar a Sabina en una suite del hotel Sheraton de Lima, para del diario local 'El Comercio'.

De Lima a México
Después de la sesión de fotos, quedaron para tomar unas copas en un bar de la capital peruana. Ambos tenían pareja, así que no pasó nada. Hasta que cada uno rompió con la relación y se volvieron a encontrar. La historia es romántica, como si fuera una canción de Sabina: ella le escribió una carta muy larga que él tardo cuatro meses en abrir. Una vez roto el sobre, se encontraron en México, y de entonces hasta ahora. Jimena Coronado es de una familia burguesa limeña, hija de Pedro Coronado Labó, que fue presidente del Banco Central de la Reserva de Perú (1987-1990).
A sus 71 años, Sabina tiene dos hijas, fruto de su larga relación con Isabel Oliart, hija del que fue ministro de Defensa con UCD y presidente de RTVE, Alberto Oliart. Carmela y Rocío Sabina aparecen en algunas de las canciones del músico. Con la madre de sus hijas no se casó, aunque es la segunda boda del cantautor.
En 1977 contrajo matrimonio con Lucía Correa, según él mismo contó, para evitar la dureza cuartelaria de la mili. “Yo era un hippie total y me quería suicidar por tener que ir al ejército. Entonces me enteré de una fórmula: si te casabas, podías ir a dormir fuera del cuartel todas las noches. Inmediatamente llamé a todas las chicas que conocía. Y ella fue la única que me dijo que sí. El matrimonio duró lo que duró la milicia: muy poquito”. (Fuente: elconfidencial.com)