Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Cultura y Espectaculos

Tomás Fernández estrenará este sábado "Jackpot", su ópera prima

Luciana Cruz y Luis Furlano. El estreno será este sábado y habrá tres funciones más en el GAE. (LAURA RIERA) Luciana Cruz y Luis Furlano. El estreno será este sábado y habrá tres funciones más en el GAE. (LAURA RIERA)

El licenciado y profesor en Letras de la UBA, doctorado en Letras Clásicas Universidad de Lovaina, Bélgica (2010) e investigador del Conicet y docente universitario, escribió su primera obra teatral que protagonizan Luciana Cruz y Luis Furlano.


El pergaminense Tomás Fernández estrenará su ópera prima "Jackpot", este sábado, a las 21:30, en Espacio GAE, Guido 722.
Los roles protagónicos están a cargo de los actores locales Luciana Cruz y Luis Furlano; la música es de Jimena Bonilla & Theo Barros; la iluminación de Facundo Cruz; el vestuario de Belkis Gau; la fotografía de Laura Riera y el diseño de Sebastián Brown.
A pocas horas del estreno el autor contó, en contacto con LA OPINION, que “esta obra nació de tres encuentros afortunados. Su primera parte, ‘Jackpot’, era una historia con la que yo pensaba escribir un cuento desde hace mucho: una mujer huida de una secta en Utah busca en Las Vegas a algún imprudente que la ayude a llevar determinada acción desesperada. Mi primer encuentro fue con una nota de diario: un director llamaba a un concurso para guiones de micro-teatro. Pensé que era ideal para mi historia. Escribí la obra y la envié. Tuve la suerte de que la seleccionaran pero el proyecto se desarmó antes de comenzar”.
Fernández, licenciado y profesor en Letras de la UBA, doctorado en Letras Clásicas Universidad de Lovaina, Bélgica (2010) y desde 2011 es investigador del Conicet y docente universitario, continuó: “Yo no conocía a casi nadie en el mundo del teatro y no quería guardar la obra en un cajón, como había tenido que hacer varias veces con otros textos. Llamé a varios conocidos o amigos de conocidos y no logré interesarlos. De pronto escucho que Luciana Cruz, una pergaminense que, como yo, vivía la mayor parte del año en Buenos Aires, era, además de una actriz increíble, una persona abierta a proyectos nuevos. Le escribí. Me pidió el guión. Se lo pasé. Fueron unos días de nervios. Pero al poco tiempo ‘Lu’ me dijo que quería participar. Creo que no dudó nunca y al verle la energía me di cuenta de que íbamos bien encaminados. Ese fue el segundo encuentro. Con ‘Lu’ en el proyecto, las aristas prácticas se volvieron mucho más sencillas.
“Pero hasta ahora teníamos una obrita de quince minutos. Era demasiado poco. En ese momento yo estaba viendo una serie llamada Westworld en la que un conjunto de androides interactúan con visitantes humanos. Ese fue mi tercer encuentro afortunado. En la serie, los cuerpos de los androides tienen versiones cada vez más sofisticadas. Externamente se confunden con los humanos. El problema es el de la conciencia: ¿cómo hacerlos adquirir una individualidad? La solución es darles un sufrimiento. Lo que a mí me marcó es que los androides sufren una amnesia total sobre lo que llevaron a cabo en las otras versiones de su cuerpo. Y aunque no tienen memoria, su cuerpo historiado les transmite señales. Así ellos pueden notar que la verdad presente no es la única ni la principal. No solo no es la historia completa. Tampoco son seres idénticos a los humanos con los que interactúan. La pregunta es si uno es solo aquello que recuerda o tiene en su interior muchas historias latentes que repercuten y resuenan en otros momentos, en otros lugares. Con esto en la cabeza escribí la segunda y tercera partes de la obra (‘Juárez’ y ‘Jamaica’). Las tres partes que pueden entenderse como historias autónomas o también de otra manera, en una constelación. Lo central, claro, es la relación entre los tres actos, los tres capítulos o las tres obritas. Y eso queda a cargo del espectador”, agregó Fernández, quien el año pasado brindó “Una lectura vertical de Art y Borges” en Espacio Menéndez.
“Con la obra completa convocamos a Luis Furlano, que sumó un entusiasmo sin igual desde el primer día. Los tres empezamos a reunirnos, desde agosto de 2019, todos los viernes. A partir de ese momento, al grupo se sumaron varios colaboradores que le aportaron conocimientos técnicos, ideas novedosas y una energía de trabajo poco común. El motor real de la obra, de un modo que alguien acostumbrado a trabajar solo como yo no podía concebir, es este grupo.
“Los personajes de ‘Jackpot’ tienen cuerpos con una memoria que no reconocen como propia. Sus historias se entrecruzan. Movimientos, músicas y sentimientos se repiten con variaciones, como el eco de una vida pasada que deja una huella misteriosa. ¿Cómo se duplican las experiencias más individuales, y cómo explicar el recuerdo nítido de acciones nunca sucedidas?
“Ahora nos queda subirla al escenario y esperar que la disfruten tanto como nosotros al ensayarla”, concluyó Tomás Fernández.

Sinopsis
Un joven argentino quiere ayudar a una mujer fugada de una secta en Las Vegas. Una norteamericana recurre a un boxeador brutal para invadir una casa en el norte de México. Una mujer extraviada en un parque de Alaska utiliza a un soldado para robarle algo a un ladrón. Tres mujeres abandonan lo que más quieren en el mundo y van a hacer lo que haga falta para recuperarlo.
Serán cuatro únicas funciones los sábados 15 y 22 y domingos 16 y 23 de este mes (sábados a las 21:30 y domingos a las 20:30). Las anticipadas ya están a la venta en la sala. Teléfonos: 413333 ó 15508104.

Viaggio Espresso