Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Cultura y Espectaculos

Tomi Pérsico: “Donde estoy es donde siempre quise estar”

“Son un montón de cosas que se dieron en seis meses”, sostuvo Tomi Pérsico. (TOMI PERSICO) “Son un montón de cosas que se dieron en seis meses”, sostuvo Tomi Pérsico. (TOMI PERSICO)

El joven acróbata y contorsionista integra el elenco del espectáculo “El Circo del Anima” de Flavio Mendoza, donde protagoniza tres números: uno de contorsión, el aquadance y el trapecio del final. El 20 comenzará la temporada en Mendoza.


Desde hace seis meses el joven pergaminense Tomi Pérsico pertenece al elenco del majestuoso espectáculo “El Circo del Anima”, que Flavio Mendoza definió como “el broche de oro de su carrera”. “Estuvimos tres meses en el Centro Comercial Avellaneda, después nos mudamos al Casino de Puerto Madero donde hicimos una temporada exitosa con más de 130 mil espectadores”, indicó a LA OPINION el joven de 19 años que se encuentra por estos días en su ciudad natal disfrutando de sus amistades y la familia.

Después del descanso, el 20 de este mes iniciará otra gira por la provincia de Mendoza con el mismo espectáculo. “El 15 viajo para Mendoza a ensayar porque el 20 estrenamos la temporada de verano hasta marzo”, anticipó.

Paralelamente a “El Circo del Anima”, el bailarín y coreógrafo Flavio Mendoza -también creador de Stravaganza, el show de teatro más exitoso del país con el que tuvo ocho años consecutivos de temporadas- estará en Carlos Paz con la comedia “Un estreno o un velorio”.

“’El Circo del Anima’ es un espectáculo súper tecnológico. Tiene dos escenarios; el de adelante gira en sí mismo y el de atrás es un plato que se eleva, se inclina verticalmente, para adelante y para atrás, y cuenta con más de 10 pantallas”, precisó Pérsico y agregó: “La carpa está colgada por lo tanto el público no tiene ningún palo en el centro que le impida una vista panorámica”.

El joven acróbata y contorsionista, que comenzó su formación en Pergamino hace 10 años en la escuela de circo Cirkimanía junto a Fernando Villalba, contó que con el tiempo fue ganando “más protagonismo” en el espectáculo: “Cuando empecé en el circo los primeros meses estuve haciendo un trío de contorsión con Johana Basso y con Belén Pouchán, que es la contorsionista y bailarina que tiene Flavio (Mendoza) desde hace más de 10 años, y que la llevó a ShowMatch. Después las cosas se fueron dando y un compañero que tenía el número final se fue a hacer un crucero, entonces me ofrecí para hacerlo yo”, sostuvo Tomi al tiempo que recordó todo lo que aprendió en Cirkimanía: tela, trapecio, aro, contorsión. “Yo me cuelgo donde sea, siempre intento innovar y hacer cosas nuevas”, afirmó.

Fue así que Flavio Mendoza le pidió que le muestre el número de trapecio danzante. “Es un trapecio normal que se cuelga en un solo punto –indicó-. Ensayé una semana antes que se vaya mi compañero y le mostré la rutina y me dijo que quedaba para el número. No lo podía creer, habían pasado solamente dos meses y yo ya estaba haciendo otro número que encima era el final. Y no era cualquier final sino que era muy emotivo para Flavio porque yo me bajo del trapecio y miro hacia la pantalla que está atrás y aparece proyectada en 3D la imagen de Dionisio, su hijo. Este número estuve haciéndolo más de cuatro meses”.

Su inquieta personalidad lo llevó a seguir innovando con nuevos trucos y fue así que en una oportunidad Tomi pidió meterse en el elefante de acrílico lleno de agua donde Belén Bouchán, protagonista del personaje de la mariposa, hace el número “Mahatma”. “Me vio Flavio y me pidió que siga practicando junto a Johana Basso por las dudas que falte Belén (Bouchán). Después se confirmó que Belén no va a ir a Mendoza así que nos pidieron a Johana y a mí que hagamos un dúo en el elefante. Así que tengo tres números: el de contorsión, el trapecio del final y el aquadance. Es increíble para mí porque son un montón de cosas que se dieron en seis meses. A esto se suma compartir la energía con 2.500 personas que son las localidades que tiene el circo”.

-¿Cómo es la convivencia del día a día con tus compañeros en temporada?

-El elenco está formado por personas maravillosas, todas muy jóvenes que tiene entre 18 y 25 años. Siempre cuento que en el casting, cuando nos dijeron que éramos parte de “El Circo de Anima”, nos miramos y nos abrazamos. Fue una conexión instantánea sin conocernos. Eso fue perdurando durante los meses y hoy en día nos llevamos genial.

-Cuando hacías tus primeros pasos en Cirkimanía, ¿te imaginabas estar en este nivel?

-Siempre fue como un sueño a cumplir, una meta, un objetivo que perseguí. Por eso decidí hace dos años irme a vivir a Buenos Aires. El primer año estuve estudiando Diseño Industrial y lo dejé para dedicarme solamente a la acrobacia y fue la decisión correcta porque hoy en día pude cumplir mi sueño. Tuve más tiempo para formarme y volver al camino que me estaba guiando. Fernando (Villalba) me motivó un montón para seguir creciendo y me dio en Cirkimanía lugares increíbles que me ayudaron a reafirmar que esto es lo que me gusta.

-Por el calibre del espectáculo en el que estás podría decirse que, pese a tu corta edad, estás tocando el techo de tu carrera, ¿cómo te ves en el futuro?

-Toda la etapa que estuve viviendo en Buenos Aires antes de empezar con Flavio estuve preguntándome qué pasará. Y ahora que estoy en una etapa plena viviendo el presente, no estoy pensando en el futuro. Estoy disfrutando mi presente y que se dé lo que se tenga que dar. Cuando me canse de esto, que espero no sea nunca, ahí volveré a pensar en el futuro. Donde estoy es donde siempre quise estar. A la gente que se quiera contactar conmigo pueden hacerlo a través de mi Instagram @tomipersico_ok

Viaggio Espresso