Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Cultura y Espectaculos

Unica función de la obra de teatro ciego “Ver para creer”

El elenco. El público se sumergirá en una experiencia única e inolvidable. (VER PARA CREER) El elenco. El público se sumergirá en una experiencia única e inolvidable. (VER PARA CREER)

El público, al privarse del sentido de la vista, comienza a potenciar sus otros sentidos. La imaginación se acrecienta a medida que se desarrolla la obra y cada uno es libre de imaginar todo.


A pedido del público vuelve la obra de teatro ciego “Ver para creer”, de Graciela Morales con dirección de Marta Lere, una propuesta que nos invita a transitar momentos emocionantes. La función será este domingo, a las 19:00, en Espacio GAE, Guido 722.

El elenco está integrado por Graciela Morales, María Inés Boria, María de los Angeles Ojeda, Marta Lere, Agustina Rodríguez, Eduardo López, Cintia Villalba y Stella Betore. La asistencia técnica está a cargo de Liliana Aguirre, Diana Naranjo, Ivanna Trillo y Leyla Romero.

La obra se basa en los malos tratos al adulto mayor, si bien la temática es dura y muy real, la obra tiene momentos de mucha comicidad y un final inesperado. “Este proyecto nació hace cinco años cuando un grupo de ciegos y disminuidos visuales me invitan a realizar un taller de teatro con ellos, la experiencia fue maravillosa hicimos una obra de creación colectiva, que fue presenciada por más de 2.000 personas en Pergamino y la zona”, contó la directora a LA OPINION.

El "teatro ciego" es una forma de ver lo que no se ve. El público, al privarse del sentido de la vista, comienza a potenciar sus otros sentidos. La imaginación se acrecienta a medida que se desarrolla la obra y cada uno es libre de imaginar el espacio, los colores, la fisonomía de cada uno de los personajes, etcétera.

“El ‘teatro ciego’ no es un teatro de o para ciegos, sino de y para todos porque todos estamos incluidos, lo que permite que se borren las diferencias entre las personas, diferencias que son aparentes y que solo se perciben a través de la vista -continúa Lere-. Es una experiencia única en donde lo sensorial toma protagonismo y crece la imaginación, al anular el sentido de la vista los demás sentidos se potencian. El espectador percibirá un espectáculo teatral desde otro lugar”.

Es una maravillosa forma de inclusión de personas con discapacidad a la sociedad a través del arte, como todo lo que se hace en ese espacio tan querido por todos.

Viaggio Espresso