Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Deportes

El futbolista Ariel Martino con Covid-19: “Tuve todos los síntomas, la pasé feo”

Ariel Martino en el patio de su casa en el barrio Luar Kayad. (ARIEL MARTINO) Ariel Martino en el patio de su casa en el barrio Luar Kayad. (ARIEL MARTINO)

El arquero de River Plate en el fútbol local transita los últimos días de aislamiento en su domicilio luego de haber resultado positivo de coronavirus. “Me agitaba, tenía muchos dolores de cuerpo y he pasado varias noche sin dormir”, relató el portero de 42 años.


El experimentado arquero pergaminense Ariel Martino, de 42 años y actual jugador de River Plate en la Liga de nuestra ciudad, contrajo coronavirus y accedió a contarle a LA OPINION su experiencia con la enfermedad. El guardameta, que reúne pasos por Sports, San José y Leandro N. Alem entre otros clubes, que transita los últimos días de aislamiento con seguimiento domiciliario, reveló: “tuve todos los síntomas, la pasé feo”.

El jueves 3 de este mes Martino, junto a su pareja, empezó a advertir los primeros síntomas de la enfermedad. “Empecé con esto el jueves de la semana pasada, con algunos síntomas leves, y mi señora también había empezado a sentirse como yo. En mi caso se me pronunció muy fuerte el día viernes, en el transcurso de la tarde y a la noche de ese día. Ahí empecé a padecer esto, tanto a mi señora como a mí nos agarró muy fuerte. Tenía dolores corporales, dolor de cabeza y diarrea, fueron tres o cuatro días de mucho dolor. Por lo menos yo tuve todos los síntomas, la pasé feo”, empezó el relato telefónico que el futbolista le hizo a LA OPINION.

“El Flaco”, como también se lo conoce en el ambiente deportivo, agregó: “Principalmente tenía muchos dolores en el cuerpo, he pasado noches sin dormir. Me agitaba, me faltaba el aire, me producía un cansancio repentino. Por decir algo que me pasaba, resolvía el té y me dolía la muñeca de la mano, parece mentira pero fue así, algo increíble”.

Martino no registra ningún indicio de cómo se pudo haber contagiado. “Lo estuvimos hablando con la gente de epidemiología y no le encontramos el nexo. La verdad es que no sabemos si lo contrajo mi señora o yo porque los dos empezamos a sentir síntomas parecidos y casi al mismo tiempo”, reveló el arquero.

Asimismo el experimentado guardameta deslizó: “En la familia analizamos cada vez que hablamos del tema y en mi opinión ya se generó la circulación comunitaria. Incluso he charlado con grupos de amigos y con gente que se ha contagiado y no saben cómo lo contrajeron, esto está en la sociedad”.

Por suerte, tanto Martino que es comerciante y su mujer, de profesión abogada, no tienen patologías de base. “Lo positivo es que no tuve grandes problemas respiratorios que son los que producen la internación o la asistencia con un respirador. La pérdida del olfato y el gusto aparecieron al segundo día y recién ahora los estoy recuperando. Somos sanos los dos y hacemos deporte, pero yo pienso que este virus repercute en las personas de acuerdo al organismo de cada uno”, manifestó.

En proceso de recuperación

En la charla telefónica que mantuvo con el Diario, el arquero comentó que se encuentra en los últimos días del proceso de recuperación y que esta semana podría recibir el alta médica, dado que acumula 10 días de aislamiento. “Tenemos que estar aislados en nuestra casa durante 14 días y nos dijeron que nos iban a dar el alta en el caso de que no presentemos ningún síntoma. Si llegase a persistir algún síntoma, vamos a estar aislados unos días más. Yo ya estoy transitando los últimos días y me estoy sintiendo realmente bien, con un leve cansancio en el cuerpo”, señaló.

Posteriormente describió cómo hace para llevar adelante el día a día sin salir a comprar comida o insumos: “Tengo dos chicos que están acá con nosotros (no los hisoparon porque no presentan síntomas pero están aislados) y nos tuvimos que aislar, pero por suerte contamos con dos habitaciones y dos baños, la casa es amplia y pudimos dividirnos. Con los chicos comemos en mesas diferentes, no nos saludamos y tratamos de mantener la higiene todo por separado. Eso fue lo que nos aconsejaron y lo venimos cumpliendo”.

Al mismo tiempo Martino, que estuvo con su hija Jazmín el día previo a sentir los primeros síntomas y que por tal motivo debieron aislarla, indicó: “Mis familiares y amigos nos alcanzan lo que les pedimos para comer o lo que necesitamos para la casa. Tengo amigos nos traen chocolates y helados para los nenes. Hay gente buena, infinidad de amigos se han ofrecido para colaborar con lo que necesitemos”.

En el cierre de la conversación, el arquero hizo su propia conclusión: “No sé si una persona mayor soportaría todo esto, realmente ahora entiendo por qué los adultos mayores tienen tantos problemas cuando contraen el virus. Si la enfermedad te agarra con todos los síntomas como a mí, la pasas feo. Es duro, así que hay que cuidar a los grandes fundamentalmente”.