Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Deportes

Huracán venció a Banfield por penales y pasó a cuartos

Huracán se clasificó ayer a los cuartos de final de la Copa Argentina al vencer por penales 3 a 2 a Banfield, tras quedar igualados 2-2 en el tiempo reglamentario. El partido, correspondiente a los octavos de final, se disputó en el estadio de Argentinos Juniors y se definió cuando el arquero Marcos Díaz le tapó el remate al ecuatoriano Juan Cazares. Huracán terminó con diez hombres por la expulsión de Emiliano Gallegos, a los 17 del segundo tiempo por doble amonestación.

Ahora el globo deberá enfrentar al ganador de la llave entre Estudiantes e Independiente, que jugarán la próxima semana en San Juan. En el tiempo reglamentario Huracán marcó a través de Gonzalo Martínez, a los 37 minutos del primer tiempo, de penal, y a los 2´ del complemento. En tanto, Banfield se había puesto en ventaja con un cabezazo de Fabián Noguera, a los 33´ del inicio, e igualó de la misma forma a través de Emiliano Terzaghi, a los 14´ del complemento. En los penales Huracán fue más efectivo, dado que marcó a través de Martínez, Germán Mandarino y Rodrigo Erramuspe, mientras que Arano estrelló el remate en el travesaño. A su vez, Santiago Salcedo, Walter Ervitti y Cazares no pudieron convertir, mientras que sí los marcaron Juan García y Gaspar Servio. 

La lluvia y el mal estado del campo, por el agua caída, fueron un condicionante para un partido que entregó -no obstante- emociones y goles, aunque el primer tiempo fue algo anodino durante la media hora inicial. Es que las ideas quedaron pasadas por agua y eso hizo que los hombres creativos de ambos conjuntos carecieran de variantes. A los 33´ un centro de Ervitti desde la derecha encontró la cabeza del defensor Noguera y el zaguero venció a Díaz para abrir el marcador en favor del conjunto bonaerense.

Pero poco le duró la ventaja, porque a los 37´ una mano del propio Noguera dentro del área fue sancionada por penal por el árbitro Mauro Giannini y la pena máxima la transformó en gol Martínez, con un remate preciso a la derecha de Servio. El empate le puso calor al partido y así se encontraron los espacios y las opciones, como a los 38´ cuando el ecuatoriano Cazares quedó solo ante el arquero Díaz, pero el “uno” le ahogó el grito de gol.

La lluvia se intensificó en el entretiempo y le puso más dramatismo al partido, y tras una jugada en la que el agua jugó su papel, Martínez puso en ventaja al equipo del globito, con un remate por entre las piernas de Servio. Ahí fue cuando Banfield apostó a su juego de toque, rotación y velocidad, y en dos cabezazos estuvo cerca del empate, pero primero Díaz le sacó el remate a Salcedo y luego Noguera no tuvo puntería. Pero a los 14, y también en el juego aéreo -el mayor defecto de Huracán- Terzaghi anticipó a todos y dejó sin chances a Díaz para el 2 a 2.

Huracán se mostró cansado y superado por el mediocampo de Banfield, en donde Cazares fue el iniciador de cada jugada, junto a Ervitti. El campo de juego y los nervios jugaron su papel también y con un hombre menos Huracán aguantó a pie firme los embates de Banfield que no pudo quebrar la defensa y debió resignarse con los penales, en donde todo fue otra historia.