Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Deportes

Madre e hija subieron al podio en el Argentino de rural bike

María Marta Rodríguez y María Silvia Filomeno felices en Cerrito. (MARIA MARTA RODRIGUEZ) María Marta Rodríguez y María Silvia Filomeno felices en Cerrito. (MARIA MARTA RODRIGUEZ)

María Silvia Filomeno se consagró campeona argentina en la categoría Máster D en Cerrito y su hija María Marta Rodríguez se ubicó quinta en Damas A para cerrar una competencia inolvidable para esta familia de ciclistas.


El fin de semana en la localidad entrerriana de Cerrito se disputó el 16º Campeonato Argentino de rural bike, organizado por la Facimo (Federación Argentina de Ciclismo de Montaña). Para nuestra ciudad tuvo un significado especial, ya que madre e hija se subieron al podio. El sábado María Silvia Filomeno se consagró campeona argentina en la categoría Máster D y el domingo su hija María Marta Rodríguez se ubicó quinta en Damas A para cerrar un fin de semana inolvidable para la familia.

En Cerrito compartieron por primera vez un Campeonato Argentino. “Lo mejor que me pudo pasar fue compartir un evento como este con mi mamá, sentimos una alegría y una emoción muy grande, fue hermoso”, le expresó a LA OPINION Rodríguez, quien completó las cuatro vueltas (40 kilómetros) en 1h. 23m. 40s.

La familia que integran María Silvia y María Marta vivió momentos únicos en Cerrito: “Mi mamá hizo una carrera muy linda y cuando la vi llegar tuve una gran felicidad, estaba toda la familia esperándola, ella entrena con Sívori-Arce, unos chicos de Chivilcoy, se siente contenida, le encanta y también entrena con nosotros en el gimnasio”.

A María Silvia Filomeno, de 60 años, la vida la puso a prueba años atrás y pudo superar un cáncer. “Con garra pudo salir adelante y un día se subió a la bicicleta y empezó a dedicarse al ciclismo”, contó Rodríguez, quien es tercera generación de ciclistas. “Mi abuelo murió en un accidente en una carrera de ciclismo cuando se le quebró la horquilla y mi mamá le hace honor a su papá con este logro, si bien ella es campeona argentina también es una campeona de la vida que pudo luchar contra su enfermedad y hoy luce espléndida”, contó María Marta.

“Mi abuelo, mi papá, mi hermano y yo practicamos ciclismo, el regalo más lindo fue compartir este logro con toda la familia y espero que mis hijos sigan en este deporte, tenemos el placer de contar con Erminio (Suárez) como entrenador, ojalá algún día pueda ganar alguno de los títulos que él consiguió, todo lo que nosotros logramos ahora es gracias a él”, manifestó Rodríguez al destacar la importancia de su pareja en la preparación y en el planteo de cada competencia.

Por último contó cómo fue su carrera en Cerrito. “No fue rápida, se especuló mucho, por momentos íbamos a una velocidad de paseo, por eso en el último kilómetro empezamos a acelerar para romper el pelotón, entramos a la manga donde poco antes había ocurrido un accidente de un ciclista que se fracturó dos costillas y no lo podían mover del lugar, esa situación perjudicó el embalaje y me pude meter en el quinto puesto y subir al podio que este año fue hasta esa posición”, relató.

Viaggio Espresso