Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Deportes

Un coleccionista mexicano de camisetas reveló el comienzo de su pasión por Douglas Haig

Carlos Estrada con la camiseta de Douglas Haig desde Oklahoma, Estados Unidos, su ciudad de residencia. (CARLOS ESTRADA) Carlos Estrada con la camiseta de Douglas Haig desde Oklahoma, Estados Unidos, su ciudad de residencia. (CARLOS ESTRADA)

Carlos Estrada es nativo de Guadalajara pero vive en Oklahoma, Estados Unidos. En su país es hincha de Atlas, un equipo con indumentaria rojinegra como el fogonero. En 2018 se puso en contacto con el club de nuestra ciudad, en el que encontró una rápida admiración.


Carlos Estrada es un coleccionista mexicano de camisetas que junta indumentaria con los colores rojinegros por su amor incondicional a Atlas, equipo de su país del que es hincha. En 2018 generó el contacto con la tienda oficial de Douglas Haig para comprar camisetas y rápidamente encontró una admiración hacia el club y su afición. En diálogo con LA OPINION, desde Oklahoma, Estados Unidos, donde radica actualmente, Estrada brindó detalles del inicio de su pasión por el fogonero.

Estrada es originario de Guadalajara y colecciona camisetas de fútbol con colores rojinegros. “Soy el máximo coleccionista referente de Atlas, tengo todas camisetas de la época y la más antigua es de 1920. Tengo 453 camisetas”, empezó Estrada su charla telefónica con el Diario.

Si bien el mexicano también reúne indumentaria de basquetbol, de fútbol sólo busca camisetas rojinegras. “Principalmente colecciono todo lo que sea rojinegro y de diferentes países. De Argentina también cuento con camisetas de Newell’s Old Boys, de Colón de Santa Fe y de Chacarita Juniors”, comentó.

El 4 de septiembre de 2018 tuvo su primer contacto con Douglas Haig. “Antes de llegar al club, conocí a un amigo de Boca en Buenos Aires que me dijo que había un equipo en Pergamino rojinegro que se llama Douglas Haig. Le pregunté si me podía conseguir una camiseta y me dijo que lo veía muy difícil porque él vive en Buenos Aires. Le agradecí por el dato que me dio y me puse a investigar del club. Leí la historia de Douglas Haig, miré videos en Youtobe y mi interés creció cada vez más”, aseguró Estrada.

Así fue que a través de Facebook estableció un lazo con la institución de nuestra ciudad. “Me dijeron que iba a ser difícil que la consiga, pero investigué en Facebook y di con la tienda del club, Douglas Store. Les mandé mensajes privados y les comenté que estaba interesado en adquirir esos modelos, que ya tenían tres años de antigüedad. Incluso me gustó una que usó el club para jugar la Copa Argentina. También me enteré que Federico Lavallén había firmado en el club y como yo lo conozco por su padre, que es ídolo en Atlas, me la hice autografiar por él a través de Diego Barceló, la persona con la que me contacté desde un primer momento”.

Su admiración hacia el club

A los pocos días de haberse puesto en contacto con Douglas Haig, Estrada realizó su primera compra a distancia. El coleccionista contó: “Hubo varios modelos que me gustaron de la marca Coach. Primero me metí en Mercado Libre para comprar y no tenían ninguna actual de Douglas Haig, hasta que después compré dos camisetas en la tienda del club, una con el número 7 y otra con el 10. Al poco tiempo compré una amarilla del arquero y luego una de basquetbol y un camperón”.

Asimismo Estrada señaló: “También Diego (Barceló) me mandó unos stickers del centenario del club y para mí es un privilegio. Luego compré una camiseta rosa, que el club utilizó cuando jugó por la campaña por el Día de la Mujer. Siempre me pareció una buena causa y me encantó el detalle del club, así que la compré”.

Y en el cierre de la conversación que mantuvo con el Diario, el coleccionista mexicano aseveró: “Sigo al equipo a la distancia y a su afición. La gente de Douglas Haig está muy orgullosa de su equipo y en lo personal le tomé un cariño especial a la hinchada fogonero. Les muestro un gran respeto y admiración. También saludo a la directiva y a la subcomisión del hincha”.