Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Economía y Agro

Arba vuelve a extender plazos para el pago de impuestos con descuento

La cuota 2 de Automotores podrá abonarse hasta el 24 de septiembre. (FACCARA) La cuota 2 de Automotores podrá abonarse hasta el 24 de septiembre. (FACCARA)

Se trata del Inmobiliario Urbano y de Automotores. Los descuentos por pago en término son de hasta un 20 por ciento.


La Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires estableció una nueva prórroga para que los contribuyentes bonaerenses puedan acceder a los descuentos por pago en término, de hasta 20 por ciento, en los impuestos Inmobiliario Urbano y Automotores.

Inmobiliario
Con los cambios que fueron publicados en el Boletín Oficial, el calendario fiscal vigente para el resto del año en el Inmobiliario Urbano Edificado prevé que la cuota 2 podrá abonarse con bonificaciones hasta el 15 de septiembre próximo; la 3 hasta el 20 de octubre; la 4 hasta el 17 de noviembre y la 5 hasta el 15 de diciembre.
En el Inmobiliario Urbano Baldío, la cuota 2 podrá pagarse con descuento hasta el 15 de septiembre; la 3 hasta el 20 de octubre y la 4 hasta el 17 de noviembre.

Automotores
Respecto de Automotores, el calendario quedó configurado de la siguiente manera: la cuota 2 podrá abonarse hasta el 24 de septiembre; la 3 hasta el 15 de octubre; la 4 hasta el 19 de noviembre y la 5 hasta el 17 de diciembre.

Cumplimiento tributario
“Esta reprogramación de plazos apunta a que los contribuyentes cuenten con más tiempo para cumplir con el Inmobiliario Urbano y Automotores, manteniendo los beneficios por pagar en término”, explicó Cristian Girard, director de Arba.

Otros beneficios
Las modificaciones en el calendario fiscal se suman a otras medidas de asistencia tributaria que buscan aliviar las dificultades provocadas por la pandemia.
Entre ellas, las bonificaciones de hasta 50 por ciento en Ingresos Brutos, la reducción de alícuotas en regímenes de recaudación, la mejora en el proceso de devolución de saldos a favor y los planes de pago orientados a Pymes, comercios, autónomos, empresas y otros contribuyentes.

Plan de pagos
Arba instrumentó un nuevo plan de pagos que regirá desde el 18 de este mes hasta el 31 de diciembre de 2020 y posibilitará a quienes hayan tenido caída de ingresos, debido a las dificultades generadas por la pandemia, regularizar impuestos vencidos este año.
Cristian Girard, director de Arba, explicó que “el plan de pagos forma parte del programa de asistencia tributaria que impulsó el gobernador Kicillof para acompañar y sostener a los contribuyentes bonaerenses afectados por la crisis que generó el Covid-19, en especial las Pymes, comercios, microempresas, autónomos y demás sectores medios”.

El régimen de regularización, publicado en el Boletín Oficial, abarca deudas de los impuestos sobre los Ingresos Brutos, Inmobiliario (en su componente básico) y Automotores, siempre que no se encuentren en instancia de fiscalización, determinación o discusión administrativa, ni en proceso de ejecución judicial.
“Los contribuyentes que hayan tenido problemas para mantener su nivel de ingresos podrán pagar en 12 cuotas sin interés o bien en hasta 18 a tasa fija. El plan incluirá deudas vencidas entre el 1° de marzo y el 30 de noviembre de 2020, lo que permitirá abarcar la mayor parte de los vencimientos de este año”, detalló Girard.

Para tramitar
Para acceder al programa de regularización, que se tramita directamente por Internet desde www.arba.gob.ar, hay que ser contribuyente del impuesto sobre los Ingresos Brutos y estar inscripto en el registro “ActiBA” en la Web del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la provincia de Buenos Aires, o bien en el “Agro Registro MiPyMES” del Ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense.

Baja real de la recaudación
Los ingresos propios de la Provincia de Buenos Aires totalizaron en julio 37.355 millones de pesos, monto que representa un crecimiento nominal del 24,9 por ciento respecto del mismo mes de 2019. Ese porcentaje de suba expone una nueva caída en términos reales, dado que el aumento de precios estuvo en el orden del 41 por ciento.