Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Economía y Agro

Buenos Aires: los ingenieros agrónomos tendrán su propio Colegio

Expresidentes con el senador Marcelo Pacifico y el diputado Ricardo Lissalde. (AIANBA) Expresidentes con el senador Marcelo Pacifico y el diputado Ricardo Lissalde. (AIANBA)

Sancionaron la Ley de Creación del Colegio de Ingenieros agrónomos y Forestales de la Provincia de Buenos Aires. Ésta era la única provincia de producción pampeana y una de las tres del país que no poseía su Colegio. “Queremos manejar nuestra profesión, realizar apoyo y control de la labor profesional”, aseguró Edgardo Herrera, de la Aianba.


Hace más de 20 años, y como consecuencia de poner en marcha la Ley de Agroquímicos que había nacido de esta misma Asociación, la Asociación de Ingenieros Agrónomos de la zona Norte de la provincia de Buenos Aires (Aianba) hace el primer intento de conseguir un Colegio de Ingenieros Agrónomos de la provincia de Buenos Aires.
Hoy pasó el tiempo y el tema fitosanitarios y las aplicaciones periurbanas vuelven a proponerles a los ingenieros agrónomos bonaerenses la misma ruta: obtener un Colegio propio para poder así poner en marcha el control y uso de los agroquímicos en la provincia.
Fue así que se fueron uniendo y creando en cada pueblo grupos de ingenieros agrónomos, que formaron asociaciones o centros con el objetivo de unirse en red para lograr el objetivo de la colegiación.
Así nació la Red de Asociaciones de Ingenieros Agrónomos de la provincia de Buenos Aires (Raiaba) formada por más de 37 Círculos y Asociaciones bonaerenses, piedra fundamental para el logro hoy obtenido.
“En el camino nos encontramos con legisladores que fueron imprescindibles: la diputada María del Huerto Ratto nos dio la llave para llegar al presidente de la Comisión de Colegios y Cajas profesionales de la Cámara Baja; el diputado Ricardo Lissalde fue autor del proyecto y alma mater del logro del mismo; en el senado Marcelo Pacifico puso la energía que había que poner para decirle a sus pares la importancia de darle el sí a un proyecto de esta envergadura”, contó a LA OPINION Edgardo Herrera, miembro de la Aianba.
Todo esto acompañado por el ministro de Agroindustria bonaerense, ingeniero Leonardo Sarquis, y su jefe de Gabinete, Jorge Srodek, hizo que ese sueño se convirtiera en realidad.
Buenos Aires es la única provincia de producción pampeana y una de las tres del país que no posee un Colegio de Ingenieros Agrónomos, siendo la provincia que encabeza la producción agrícola-ganadera del país. Esta situación de pertenencia a un Colegio multidisciplinario creaba la imposibilidad de interactuar en profundidad con los Colegios limítrofes como Santa Fe, Córdoba, La Pampa, Entre Ríos y el Consejo Profesional de Ingeniería Agronómica (Cpia) en la formación de convenios y políticas profesionales comunes a la agronomía.

Mucho camino por recorrer
“Los ingenieros agrónomos queremos manejar nuestra profesión, realizar apoyo y control de la labor profesional, porque deseamos darle solución a los problemas de aplicación de agroquímicos, porque es nuestra responsabilidad su prescripción y verificar su correcta aplicación; porque no podemos permitir que un grupo de personas se permita restringir la producción dando informes falsos sobre la contaminación; porque la agronomía ha trabajado y continúa haciéndolo para poder producir cada año más y mejores alimentos con la menor contaminación posible del ambiente; porque esta profesión es la que ha ayudado a la captura de dióxido de carbono, evitando el efecto invernadero, al uso sustentable de los suelos y al cuidado de los recursos acuíferos”, explicó Herrera.
“Por supuesto que hay mucho camino que recorrer, por eso es imprescindible la colegiación de los profesionales del agro, porque es la manera de poder influir beneficiosamente en estos logros y en el camino de una producción cada vez más sana y con el menor uso de agroquímicos posible, con un uso más eficiente de los recursos. La producción orgánica, la agroecología, la silvicultura, la recuperación de los montes nativos de árboles, la biotecnología aplicada en todos los campos, el uso de microrganismos y las mejoras en las maquinarias son, entre otros, los temas en que deberá involucrarse este nuevo Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la provincia de Buenos Aires”, apuntó el ingeniero agrónomo Herrera.
La situación del hombre de campo, del productor y su familia son temas en los que los ingenieros agrónomos “también debemos actuar”, sostuvo Herrera y agregó: “No existe una producción sustentable si las tres patas de la sustentabilidad no se dan, que son la técnica, la económica y la humana, todo esto bajo un paraguas de alimentos cada día más limpios y saludables. La agricultura en nuestro país es uno de los pilares de la exportación y debemos agregarle valor a esa producción, éste también es un desafío agronómico”.

Rol activo
El 26 de abril la Cámara de Diputados sancionó el proyecto de ley y lo envió al Poder Ejecutivo para su promulgación: “Este no es el fin del trabajo, es el principio de una labor que redundará en la producción agropecuaria y la sociedad en general, porque el norte de los profesionales del agro siempre fue hacia la construcción de una mejor calidad de vida, el crecimiento del sector y el engrandecimiento del interior”, informó Herrera.
Algunos de los temas donde el Colegio tendrá un rol activo son los siguientes: Ley de agroquímicos, Ley de semillas, Ley de envases, suelos y fertilizantes, Uso de aguas, Peritos judiciales, Revalúo fiscal, Parques y arbolado Público, Control de plagas urbanas, Contaminación de arroyos, ríos y napas, Impacto ambiental de producciones agro ganaderas, Acopio de granos, Contaminación del ambiente, Cultivos frutihorticolas, Certificación de alimentos, procesos y producción.

Agasajo
Días pasados se realizó en la sede de la Aianba un almuerzo para celebrar la sanción de la Ley de Creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la Provincia.
A la misma asistieron los diputados (mandato cumplido), del Frente Renovador María del Huerto Ratto y Jorge Solmi, el diputado Ricardo Lissalde (presidente. de la Comisión de Cajas y Colegios Profesionales de la Cámara Baja y autor del proyecto, del Frente Renovador), y el senador Marcelo Pacifico (Cambiemos, relator en el senado del mismo proyecto).
También estuvieron presentes los presidentes del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Córdoba, ingeniero Daniel Cavallin; el presidente del Colegio de Santa Fe, ingeniero Gastón Huarte, y el ingeniero Bernardo De Benedetti, presidente del Consejo Profesional de Ingeniería Agronómica; miembros de asociaciones vecinas, Alberto Priano y Rubén Dos Santos, de Chacabuco y Daniel Schong, de Junín.