Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Economía y Agro

Con mejor condición y expectativas, la soja alcanzaría más producción en la región

El 65 por ciento de los lotes de soja de primera se encuentra en condiciones muy buenas a excelentes. (LA OPINION) El 65 por ciento de los lotes de soja de primera se encuentra en condiciones muy buenas a excelentes. (LA OPINION)

Casi tres semanas de buen clima, lluvias más moderadas y pronósticos de tiempo más estables. La oleaginosa ahora muestra una mejora de su condición y levanta sus esperanzas de rinde: se estiman 38 qq/ha. También se perdieron 270 mil hectáreas implantadas por excesos y luego los problemas con las malezas.


A pesar de que este año se cosecharán unas 273 mil hectáreas menos que el año pasado, la región obtendrá más soja: se espera un 27,5 por ciento más de producción que la campaña anterior. Pero no ha sido una campaña fácil; demasiados problemas de siembra dejaron afuera a 185 mil hectáreas. También se perdieron 270 mil hectáreas implantadas por excesos y luego los problemas con las malezas. Sin embargo, el buen tiempo y la moderación de las lluvias en estas últimas tres semanas cambiaron el rumbo de la campaña: del deterioro semanal se observa ahora una sostenida mejora de la condición, sobre todo en lotes de soja de primera.
Según el informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA), de la Bolsa de Comercio de Rosario, este año se diferencian dos grandes grupos opuestos de sojas tempranas, las no afectadas por los excesos y las dañadas por la permanencia del agua. Las no afectadas empiezan a estimarse con rindes de 45 qq/ha en adelante. Las afectadas con rindes de 30 a 40 qq/ha. Las de segunda están más complicadas pero los agrónomos son optimistas. Si el buen tiempo sigue y las lluvias siguen de forma amigable, con volúmenes no mayores a los 60 mm, aún hay tiempo y el cultivo puede mejorar sus expectativas.

Mejora la soja
El 65 por ciento de los lotes de soja de primera se encuentra en condiciones muy buenas a excelentes. El cultivo está desarrollándose con adecuadas reservas de agua que le permiten transitar los estadios más demandantes con buena disponibilidad hídrica. Los cuadros transitan la etapa de inicio de formación de granos en un 43 por ciento del área; el 55 por ciento está en plena fructificación y una menor proporción más adelantada está llegando al tamaño máximo de semillas (R6). La mayor parte de la soja de segunda se encuentra recorriendo las etapas reproductivas, entre inicio de floración (R1) e iniciando la fructificación (R3), concentrándose el 60% de los cuadros en esta última etapa. El 60 por ciento de la superficie sembrada exhibe un estado muy bueno a excelente, un 20 por ciento bueno; y el 20 por ciento en estado regular a malo condicionada en su desarrollo por los excesos hídricos sufridos.

En poca distancia, ambientes opuestos
Los cultivos tempranos transitan etapas demandantes de agua y, en los sectores más altos de lomas, comenzaba a sentirse la falta de agua. Pero el auxilio de las lluvias, que se presentaron con volúmenes moderados, fue muy oportuno. Los acumulados fueron muy variables, desde zonas que no registraron milimetrajes como el caso central de la región GEA, a núcleos de 35 a 45 milímetros. Por otro lado, a pocos kilómetros de donde se siente la falta de agua, todavía se observan sectores bajos encharcados donde el cultivo resiente su condición por estar bajo agua.

Pergamino y zona
En la zona de Pergamino la oleaginosa presenta situaciones contrastantes según el relieve: “Los lotes de soja de primera con cierta pendiente, que no fueron afectados por los anegamientos, apuntan a rendimiento que fluctúan entre 45-47 qq/ha; superando la media histórica de 42-43 qq/ha”, destacan los técnicos. “Sin embargo, aquellos lotes planos que presentan el mismo rendimiento medio sufrieron los anegamientos y su proyección de productividad caería a 40 qq/ha”, explican.
Actualmente los cuadros se encuentran en R5 (llenado) con óptima humedad. En cuanto a plagas, hay presencia de lepidópteros y chinches que requieren aplicación por segunda vez. Las enfermedades se controlaron en el estadio de fructificación y ahora comienzan a aparecer las de fin de ciclo.
Respecto de la soja de segunda, los lotes estuvieron desparejos y ahora, en general, están R4 (vaina de 200 de longitud en nudo). “Creemos que el rendimiento se ubicaría en 5 a 6 qq/ha por debajo de la media de los 26 qq/ha”, comentan. “Son muy pocos los lotes de segunda que pueden superar el promedio zonal”. El maíz presenta una condición más homogénea, se estiman rendimientos de 105 a 110 qq/ha, superarán el promedio de 98 qq/ha. “Será un año difícil, la humedad del grano va a tardar en bajar. De todas maneras esperamos cosechar a partir del 15 de marzo”, agregan.
Así también el maíz tardío promete buenas cifras. Si bien fue afectado por cogollero, el cereal se encuentra en muy buena condición previo a florecer.
El corredor que une las localidades de Pergamino, Colón y Wheelwright quedó por fuera de los grandes volúmenes de lluvias del fin de semana reciente ya que se registraron solo 10 milímetros. “Pero a pocos kilómetros se pueden encontrar zonas inundadas, como en Carabelas, buena parte del Partido de Rojas y el sur de Pergamino; y otras con sequía, como en Colón y Wheelwrigth; en algunos casos con sequía severa, como en Juncal”, comentan los ingenieros. Si bien por esa razón es complejo hacer estimaciones de rindes de soja, los profesionales se animan a estimar promedios de 35 qq/ha en lotes que han sido afectados por los excesos de agua, mientras que lotes que no los han padecido podrían promediar 45 quintales, con techos de 50. La soja de primera está entre estadios de inicio de fructificación y en algunos casos llegando al máximo tamaño de los granos (R3-R6). Los de segunda van desde estados vegetativos a comienzo de fructificación. El maíz temprano se empezará a cosechar a principios de marzo. Los profesionales señalan costos muy altos para el acondicionamiento de mercadería húmeda. Se espera un rinde promedio de 110 qq/ha. Los maíces tardíos ya están en floración. “Más allá de la escasas lluvias, las bajas temperaturas de estos días les viene bien. Están en mejor condición para afrontar la falta de precipitaciones que la soja”, indican.