Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Economía y Agro

El trigo se despereza y podría subir hasta un 10% su siembra

Para la soja de segunda, que muestra un avance de cosecha de 83%, el rinde promedio es de 37,2 qq/ha. (LA OPINION) Para la soja de segunda, que muestra un avance de cosecha de 83%, el rinde promedio es de 37,2 qq/ha. (LA OPINION)

A unos 20 días de la implantación, con lluvias recientes y la cosecha en vías de terminar, la demanda de insumos comenzó a tomar fuerza. Hay localidades donde la reserva de fertilizantes ya es mayor que hace un año. Llega al final la campaña de soja, hay un 98% de avance de cosecha y los rindes promedian 42,7 qq/ha en la región.


Los perfiles están cargados, los márgenes son buenos, hay entusiasmo por el cereal. Así comienza la cuenta regresiva de la siembra: en 20 días se larga con los primeros lotes trigueros.
Según el informe de la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario, son más las localidades donde se señala una suba de un 5 y 10% más de siembra que los que dicen igualar el hectareaje del año pasado. Está claro que nadie piensa hacer menos trigo que hace un año y que la incertidumbre del 2019 pesa a la hora de decidir qué hacer en cada lote. Pero las necesidades agronómicas, como la de hacerle frente a las malezas resistentes que jaquean a la soja, los buenos resultados del doble cultivo del último ciclo y los márgenes actuales, junto a las buenas reservas hídricas de los suelos empujan al trigo más allá de la incertidumbre. Hay localidades, cómo en Carlos Pellegrini, dónde la demanda de insumos está muy sostenida y ya supera a los niveles de hace un año. Hay una mayor comprensión y mejores posibilidades para dar al cultivo una mejor base tecnológica. Los ingenieros traducen esto cómo resultados que pueden ser superadores para este ciclo 2019/2020.

Señal de largada al trigo
“La última lluvia aseguró reservas y dio garantías para una siembra segura”, comentan los técnicos. Las tormentas más importantes de la última semana estuvieron en el norte y oeste de la región núcleo, dejaron acumulados de 30 a 70 milímetros. Cambiaron el panorama de siembra porque con estas lluvias las siembras ya son una realidad posible.

Soja de primera casi finalizada
Llega al final la campaña de soja, hay un 98% de avance de cosecha y los rindes siguen promediando 42,7 qq/ha en la región. Y la buena calidad de la mercadería también se destaca en este año, en muchos casos los granos ingresaron a planta sin humedad. Todos destacan el clima de abril que permitió cosechar sin tener que lamentar pérdidas ni problemas y transportar la mercadería sin inconvenientes. “Hace varios años que no sucede esto”, coinciden en señalar en el área.
Para la soja de segunda, que muestra un avance de cosecha de 83%, el rinde promedio es de 37,2 qq/ha. El balance es muy bueno para el doble cultivo. En algunos casos se acercó a los resultados de la de primera, permitió hacer un mejor control de las malezas, aparte del plus que deja en la rentabilidad.

Maíz temprano en 109 qq/ha
El avance de cosecha ganó solo 3 puntos, pasó del 85 al 88% en esta semana. La prioridad sigue en la soja. En 30 días, si el clima acompaña, se comenzará con la recolección de los primeros lotes de maíces tardíos y de segunda. En algunas zonas puede haber rendimientos muy interesantes con rindes semejantes o aún mayores que los de primera.

En la zona
Ya sólo faltan por recolectar los últimos lotes de soja de primera en la región: “Fue una muy buena campaña, buenos rindes, buena calidad y lo mejor es que el clima permitió cosechar y transportar la mercadería sin inconvenientes¨, resumen los ingenieros. El rinde promedio se valúa en 38 qq/ha, cuando en un año normal es de 35 qq/ha. El rinde máximo ascendió a 48 qq/ha.
La cosecha de soja de segunda comenzará en 10 días, cuando estén maduros los primeros lotes.
La cosecha de maíz temprano finalizó con rindes promedio de 85 qq/ha, con máximos que llegaron a 105 qq/ha. Para los tardíos se esperan rindes medios similares.
Los profesionales indican que “no se consulta demasiado por el trigo ya que aún se está de lleno con la cosecha gruesa. Además hay mucha incertidumbre tanto en lo económico y político”, agregan. Se necesitaría una lluvia de 50 milímetros para recargar el perfil y humedecer la cama de siembra.

Viaggio Espresso