Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Economía y Agro

Jorge Linares ganó el Gran Campeón Macho de Hampshire Down en Palermo

Jorge Linares con el Gran Campeón Macho en la Expo Rural de Palermo. (JORGE LINARES) Jorge Linares con el Gran Campeón Macho en la Expo Rural de Palermo. (JORGE LINARES)

La Cabaña Don Jerónimo de Los Cinco Ases S.A. obtuvo el premio mayor con un excepcional macho ovino de la raza cara negra. También se llevó las cucardas de Borrego argentino, Mejor tren posterior y Mejor ejemplar sin distinción de sexo. El borrego fue vendido a una cabaña de Río Grande do Soul, Brasil.


“Hola Jorge, soy María Eugenia Vidal y te quiero felicitar por el premio de Gran Campeón Macho que obtuviste en la Rural de Palermo. Estoy muy orgullosa porque además sé que sos joven, que hace poco que te iniciaste en la actividad y quiero pedirte que sigas adelante. La oveja, a partir de la Ley Ovina, ha tenido mucho desarrollo en la provincia y queremos que siga creciendo. Te felicito y me da mucho orgullo haber estado en el palco de la Rural y ver que la mayoría de los grandes campeones eran de la provincia de Buenos Aires”. Con esas palabras de aliento, a través de un audio de WhatsApp, la gobernadora bonaerense felicitó al pergaminense Jorge Linares por haber obtenido en Palermo los premios Gran Campeón Macho, Borrego argentino, Mejor tren posterior y Mejor ejemplar sin distinción de sexo.
“Con las ovejas empecé a los 8 años, pero también tenía huerta, criaba pollos, vendía huevos por todo Pergamino, fui uno de los primeros que comenzó con el emprendimiento de bandejas de verduras. Con lo que fui ganando compré ovejas y vacas. Al principio tenía majada general, una oveja de cada color, hasta que en 2011 me decidí a purificar la raza y empecé a meter carneros cara negra (raza Hampshire Down). En 2014 creí que estaba en condiciones de empezar con una cabaña porque había purificado todo, así que compré a una cabaña de Entre Ríos 25 borregas puras de pedigree y después compré carneros de pedigree para hacer el cruzamiento que quería”. Con esas palabras Jorge Linares cuenta a LA OPINION cómo empezó de niño a criar ovejas y luego especializarse, de forma autodidacta y sobre la base de mucho trabajo y esfuerzo, en la raza Hampshire Down. Y recuerda a quienes estuvieron siempre a su lado apoyándolo: “Mi mujer, mis hijos, mis padres y mis hermanos”.
Hoy, con 38 años, se llevó la codiciada cucarda de Gran Campeón Macho Hampshire Down de la última Expo Rural de Palermo (además de los otros premios mencionados), un logro que lo enaltece, al igual que enorgullece a pergaminenses y hasta a la gobernadora María Eugenia Vidal.


- ¿Cómo fueron los inicios con la cría de ovejas?
- Fue prueba y error, como me gusta el campo insistí, tuve que pasar por problemas de todo tipo hasta que terminé aprendiendo, pero más que nada me considero un autodidacta, de lo que no sé leo e investigo mucho, creo que esa es la clave para crecer.
- ¿Cómo llegó a ganar dos grandes premios consecutivos en Palermo?
- En 2014 empecé de lleno con la Cabaña Don Jerónimo de Los Cinco Ases S.A. y por primera vez me presenté en la Exposición Rural de Pergamino con dos mamarrachos (risas), animales que no eran puros de pedigree sino puros controlados. No obtuve ningún premio pero seguí con la cabaña.
En 2015 me volví a presentar en la Rural de Pergamino y obtuve un segundo puesto y en 2016 en Agroactiva saqué una Reservada Campeona borrega dos dientes. En ese año le compré un carnero (que obtuvo Mejor área de bife en Palermo) a Pablo Sorasio y uso ese animal para encarnerar un determinado grupo de ovejas: una de ellas me dio la Gran Campeona en Palermo 2018 y otra Tercer Mejor Borrega dos dientes. En ese mismo año saqué en la Rural de Pergamino el Gran Campeón, el Tercer mejor macho, la Reservada Gran Campeona Hembra y la Tercera Mejor Borrega. En ese año también fui a Ayacucho con una borrega que salió Gran Campeona.
- ¿Qué características busca resaltar en las ovejas de su cabaña?
- Al ser una raza carnicera busco que las ovejas se destaquen por la carne. Por eso el año pasado hice ecografías a todas las hembras que tengo y luego un listado con cada medida: área ojo de bife, engrasamiento dorsal y muchas características más.
También busco un animal que tenga huesos firmes, tanto machos como hembras; buena pigmentación en las orejas y el hocico (las características de la raza) y ausencias de hebras o pelo negro en el cuerpo. Y que sea un animal con un buen tren posterior.
- ¿El ejemplar ganador ingresó al remate?
- Sí, el animal fue vendido a una cabaña de Río Grande do Soul, Brasil. Allí le sacarán semen para hacer una reserva. La idea de los propietarios es a fines de este mes presentar el ejemplar y yo mi cabaña.
- ¿El negocio ovino es rentable?
- En mi caso el negocio son las ovejas, las vacas y los chanchos, porque en el campo tenemos además un criadero de cerdos y vacas. De las tres actividades, la más rentable sería la ovina, más allá de que para mí es un hobby.
Pero si las tuviera que comparar diría que es rentable porque en un área donde ponés una vaca podés poner veinte ovejas, y una vaca da solo un ternero y en 9 meses de gestación más unos 7 meses de crianza; mientras que las veinte ovejas darán veinte corderos y en 5 meses de gestación más 3 meses de crianza. Por lo tanto en el tiempo que demora producir un ternero producís el doble de corderos.

Jorge Linares y su familia en la Expo de Palermo con el Gran Campeón. (JORGE LINARES)

Un nuevo proyecto
Además de las vacas, los cerdos y las ovejas, en el campo ubicado en Mariano H. Alfonzo está naciendo un nuevo proyecto, del que Linares brindó un anticipo: “En asociación con un frigorífico de Chascomús vamos a vender cordero envasado al vacío con marca Cabaña Don Jerónimo. Comenzará con el proceso de faena, desposte y venta del cordero envasado al vacío, serán cortes para carnicerías tipo boutique que pretendemos comercializarlos en barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Viaggio Espresso