Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Economía y Agro

Las lluvias dan un giro de 180° al escenario hídrico de la región núcleo

Falta muy poco para que termine la cosecha de soja de segunda, solo quedan entre 300 y 350 mil hectáreas. (ARCHIVO LA OPINION) Falta muy poco para que termine la cosecha de soja de segunda, solo quedan entre 300 y 350 mil hectáreas. (ARCHIVO LA OPINION)

Hace una semana faltaban 100 milímetros en el centro sur de Santa Fe para hacer trigo. Hoy las condiciones son óptimas y apuntalan la siembra triguera. En nuestra ciudad en los últimos días se registraron 107,6 milímetros. A tiempo se cosechó el 98% de soja de primera antes de las precipitaciones.


El centro sur de Santa Fe, que hasta la semana pasada se encontraba con déficit hídrico, hoy presenta condiciones óptimas de humedad. Los acumulados de 75 a 100 milímetros que recibieron fueron claves para dejar atrás la incertidumbre por la falta de agua y posibilitan sumar nuevos lotes a la intención triguera.

Según el último informe semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario los totales semanales oscilaron entre 40 y 80 milímetros en promedio. Pero hubo sectores que superaron los 100. El valor máximo se registró en Chacabuco, con un total semanal de 112 milímetros. Se destacan también nuestra ciudad con un total de 107,6 milímetros y Classon, donde el acumulado fue de 96. El norte bonaerense cuenta con los perfiles del suelo incluso por encima de su capacidad de campo. El menos favorecido por las últimas lluvias fue el este de Córdoba con acumulados de 5 a 75 milímetros, aunque esa zona ya venía con mayores acumulados de lluvias.

A tiempo se cosechó el 98% de soja de primera antes de las lluvias. El clima colaboró en esta difícil cosecha enmarcada por la pandemia. Los primeros 24 días de abril permitieron avanzar a toda velocidad con la trilla. Con el 98% de la recolección de soja de primera quedan patentes las enormes diferencias de rindes entre el oeste y el este. La brecha de los rindes promedios entre las dos franjas cierra con 20 quintales.

En la región núcleo, el sudeste de Córdoba logró obtener los mejores marcas promedios. Una muestra son los rindes finales de localidades como Corral de Bustos con 50 qq/ha o Monte Maíz con 47 qq/ha. En el sur de Santa Fe, Bombal no se queda atrás con 47 qq/ha. Pero todo cambia al avanzar al este. En buena parte de la franja la sequía alcanzó su máxima expresión y los rindes medios están por debajo de los 30 qq/ha. De todas maneras la región finaliza con un promedio de 40,6 qq/ha, que afirman una producción total de soja de 17,8 millones de toneladas en la región núcleo.

Soja de segunda

¿Cuánto resta por cosechar de soja de segunda? Falta muy poco, solo quedan entre 300 y 350 mil hectáreas de soja de segunda en pie. El norte bonaerense es la zona más atrasada de la región: lleva trillado solo un 40%. También es la zona que más agua ha recibido en estas últimas lluvias y calculan que necesitarán al menos 4 a 6 días seguidos de sol para retomar las tareas. Los rindes de soja de segunda sobresalen en Corral de Bustos, que marcó un promedio de 42 qq/ha. Carlos Pellegrini también se destaca con un rinde medio de 38 qq/ha. Por el contrario, en San Antonio de Areco los rindes oscilan entre 8 y 20 qq/ha.

Incierto futuro para el maíz 2020/2021

El maíz 2019/2020 hizo historia en la región: fue record de siembra con 1,5 millones de hectáreas y récord en producción con un volumen de 15 millones de toneladas. Falta mucho aún para la próxima siembra pero grandes nubarrones oscurecen el horizonte del cultivo y prenden la señal de alarma. El problema está en las cuentas que hace el productor. El margen neto del maíz temprano sufrió una caída del 70% en campos alquilados por la caída que sufrió el precio a cosecha en los últimos 30 días. Y la altísima inversión inicial del cultivo no es acorde a la rentabilidad obtenida con este nuevo escenario de precios. Hace un mes atrás, el maíz a 143 U$S/tn lideraba los márgenes productivos. Hoy el escenario es drásticamente distinto. Pero pese a esta caída en la rentabilidad, el cereal presenta mejores márgenes que la soja de primera y queda por debajo de la rotación trigo/soja de segunda. Aún falta mucho, pero parece poco probable que vuelva a hablarse de una siembra record para la campaña que comienza.

Transición de abril a mayo más frío y otoñal

El doctor en Ciencias Atmosféricas José Luis Aiello señala que finalmente las expectativas en las proyecciones pluviales hechas la semana pasada se concretaron con creces, superando los pronósticos más optimistas en cuanto al volumen de los acumulados.

La humedad instalada en toda la región pampeana y la lenta circulación de un sistema frontal hacia el norte del país jugaron a favor, permitiendo continuidad en los eventos y generosidad en las precipitaciones. A partir del viernes 24 comenzaron a registrarse lluvias sobre la provincia de Buenos Aires, iniciando una sucesión de tormentas que fueron ganando intensidad y cobertura hasta alcanzar su mayor caudal entre el domingo y el martes. Tal como estaba previsto fue la provincia de Buenos Aires la más beneficiada por la eficiencia de las precipitaciones pero, La Pampa, el sudeste de Córdoba y el centro sur de Santa Fe también recibieron importantes acumulados.

El sistema frontal alcanzó el norte del país con escasa actividad y lluvias muy moderadas. Fueron un poco mejores sobre el NEA, pero casi nulas sobre el norte mesopotámico, desmejorando el nivel de reservas de humedad edáfica y acentuando el efecto negativo sobre el caudal de los ríos que sostienen la tendencia en bajante. De todos modos se debe retroceder hasta mediados de marzo para encontrar un sistema frontal de similar actividad.

Si bien los acumulados tuvieron una distribución geográfica de cierta disparidad, abril concluyó alcanzando, o en algunos casos superando, los valores medios históricos del mes. El escenario actual presenta una mejora considerable en la mayor parte del área apta para trigo y muy aceptable para ser tomado como piso a la hora de las decisiones de siembra.
A partir del día de la fecha retornarán las condiciones de tiempo estable. La transición de abril a mayo se presentó más fría y con un comportamiento más otoñal. Aun así, como los calendarios de siembra, en su mayoría, se inician a mediados de este mes, todavía queda margen para recibir algunas lluvias que mejoren aún más la humedad de los suelos.