Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Editorial

Horarios de los comercios: que cada cual atienda su juego

La decisión del Municipio de ampliar el horario comercial hasta las 20:00 no es otra cosa que ponerle sentido común a una situación que venía siendo, cuanto menos, incómoda para algunos rubros del sector minorista, especialmente el alimentario.

Cabe recordar que desde que se decretó la cuarentena, allá por el 20 de marzo, en Pergamino se estableció que todos los comercios, incluidos los considerados esenciales, podían estar abiertos desde las 8:00 y hasta las 17:00 como máximo. Luego el horario de cierre se amplió hasta las 18:00. Y el pasado lunes el intendente firmó el decreto que lo estira hasta las 20:00.

La medida original y las adaptaciones que se fueron haciendo, tienen como objetivo central que se reduzca lo más posible la circulación de personas y de ese modo bajar las posibilidades de contagio del Covid-19. Limitar el horario comercial favorece ese propósito.

Todo fue funcionando bien en líneas generales, es decir que los clientes se fueron adaptando a los nuevos horarios y los comerciantes también, aunque con las interminables ampliaciones de los períodos de cuarentena (hoy aún vigente) los reclamos de los comerciantes, fundamentalmente del rubro alimentario, comenzaron a hacerse oír, porque consideraban que cerrar los negocios de cercanía a media tarde era perder una parte importante de las ventas.

Además de ese perjuicio porque los clientes iban comprando los productos en el camino del trabajo a su casa y siempre al borde del límite horario, los comerciantes que cumplieron siempre con la restricción horaria también se sentían perjudicados por aquellos colegas que, en especial en los barrios más profundos, continuaban atendiendo mucho más allá de las 18:00, sin que se supiera de advertencias ni mucho menos de sanciones por parte de las autoridades competentes. Así las cosas, había señales de que algunos comerciantes que venían siendo respetuosos de la imposición horaria, iban a extender por decisión propia el horario de atención, arriesgando ser sancionados. Pero no hizo falta asumir ese riesgo, toda vez que desde esta semana están legalmente habilitados para atender hasta las 20:00.

A la par de aquellas quejas, surgieron voces que pedían establecer el horario “corrido” en Pergamino para después de la pandemia, esgrimiendo una serie de supuestos beneficios que ello implicaría para comerciantes, empleados y clientes.

Ahora que de alguna manera los comercios de alimentos celebran la nueva disposición y al menos hasta las 20:00 podrán tener abiertos sus negocios y así atender la demanda de sus vecindarios porque en general se trata de comercios de cercanía, por contrapartida aquellos que proponen el horario corrido, fundamentalmente los ubicados en los centros comerciales, se sienten afectados. En este punto hay que dejar en claro que lo único que está regulado en este tiempo de emergencia es el horario de apertura y de cierre de todo tipo de comercio, y dentro de esa amplia banda que va desde las 8:00 y hasta las 20:00, todo comerciante puede tener abierto, si quiere, las 12 horas de corrido, diez, ocho, o seis de corrido o bien hacer un corte al mediodía y reabrir a la tarde. Vale decir que hay total libertad, porque por un lado cada rubro tiene su dinámica y, por otro, cada comerciante sabe lo que es mejor para su negocio.

El horario corrido no se adapta a determinados tipos de negocios, pero quien desee implementar esa modalidad tiene total libertad para hacerlo. La idea que sostienen algunos comerciantes de establecer horarios de corrido es oportuna para poner el tema en debate, pero al fin de cuentas si alguna vez se establece alguna medida en ese sentido, será por medio de un acuerdo tácito, de una sugerencia, porque mientras haya libertad de comercio cada comerciante tendrá la potestad para decidir  a qué hora abre y a qué hora cierra su local.