Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Editorial

La importancia de las vacunas para la salud de la población

El sarampión volvió a ocupar un espacio destacado en medios de todo el mundo debido a los brotes registrados en diferentes países. Semanas atrás, las noticias relacionadas con la reaparición de la enfermedad dieron cuenta de un barco con 300 personas a bordo que pertenecen a la polémica iglesia de la Cienciología, que descree de las vacunas. Los tripulantes y los pasajeros fueron obligados a permanecer en cuarentena frente a la isla de Santa Lucía, en el Caribe, tras confirmarse un caso de sarampión a bordo de la embarcación.

El caso vuelve a poner en debate el problema de los grupos que desaconsejan el uso de vacunas entre sus seguidores. El rechazo a la inmunización es, para algunos especialistas, la principal causa de los nuevos brotes de sarampión, una enfermedad que entre los años 2001 y 2016 se había logrado reducir en un 80 por ciento, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Expertos del organismo internacional advierten que se trata de una de las enfermedades más infecciosas que afectan a los humanos, y consideran que los nuevos brotes podrían deberse tanto al aumento de la pobreza en algunas regiones del mundo como a la difusión de las falsas creencias de los movimientos antivacunas.

En el caso de la denominada iglesia de la Cienciología, fundada por el escritor de ciencia ficción norteamericano Laffayette Ronald Hubbard, sus seguidores suelen rechazar los tratamientos médicos y también las vacunas. Por esa razón, las autoridades sanitarias de la isla de Santa Lucía, donde permanecía amarrado el crucero Freewinds, ordenaron que ningún pasajero o tripulante tome contacto con los habitantes del lugar para evitar el contagio de los isleños.

Según Unicef, los casos de sarampión están alcanzando un nivel alarmantemente elevado en el mundo, sobre todo en diez países que representan más del 74 por ciento del aumento total, pero también en varios otros que ya habían sido declarados libres del sarampión.

Hace dos meses, Nueva York, una de las ciudades más ricas del planeta y con los mejores sistemas de salud para quienes tienen recursos, declaró la emergencia pública por un brote de sarampión. También en México, Francia, Madagascar, Indonesia, Filipinas y Venezuela se registraron brotes similares en comunidades con problemas de acceso a la inmunización. El incidente ocurrido en el barco Freewinds, una nave de 134 metros de eslora que es utilizada por la iglesia de la Cienciología como lugar de retiro, puso en evidencia el peligro que representan para la salud pública las falsas creencias que se oponen a la inmunización.

En nuestro país el Congreso de la Nación aprobó el año pasado la actualización de la ley de vacunas para asegurar la obligatoriedad, promoción y exención impositiva de las vacunas integradas al calendario nacional. De esta manera, la norma ahora extiende la aplicación a 20 vacunas para todo el grupo familiar.

El nuevo marco normativo, además, prevé nuevos mecanismos de control y medidas tendientes a facilitar el acceso, el cumplimiento y el financiamiento de la vacunación gratuita y obligatoria, no solo en niños sino también en adultos. Debido, que los niños son los más vulnerables a enfermedades como el sarampión, es importante que los padres se aseguren que sus hijos estén correctamente inmunizados con todas las vacunas del calendario.

Como se dijo, el sarampión es una enfermedad altamente contagiosa y cualquier persona que no esté adecuadamente inmunizada puede contraer la enfermedad si tiene contacto con un enfermo. Se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar, o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado. Ante la aparición de nuevos brotes la población más vulnerable es la de más corta edad, por esa razón se pone énfasis en la necesidad de que los niños reciban una dosis extra de la vacuna contra el sarampión.

La inmunización a través de las vacunas es uno de los avances científicos que más vidas ha salvado en la historia de la humanidad gracias a la aplicación en forma masiva y obligatoria que permitió tener a la mayoría de la población inmunizada y así evitar la propagación de muchas enfermedades. Pero en la actualidad, algunos grupos difunden falsos conceptos que ponen en duda la efectividad de las vacunas y confunden a la población. Es necesario que la sociedad tome conciencia de la importancia de la inmunización, que sigue siendo una estrategia válida y efectiva para cuidar la salud de la comunidad.

Viaggio Espresso