Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Editorial

Una buena noticia: Vidal no desdoblará las elecciones

No culminó enero y ya se terminaron las sospechas y las especulaciones electorales, ya que María Eugenia Vidal decidió que no desdoblará la elección bonaerense de la nacional. Así lo confirmó el jefe de Gabinete bonaerense Federico Salvai , luego de reunirse con la gobernadora. “Las elecciones en Nación y en Provincia se van a hacer en las mismas fechas. Vidal prefiere que sean unificadas y no desdobladas”, sentenció el funcionario de la mandataria bonaerense.

El tema fue muy meneado, ya que la posibilidad de que por primera vez en la historia argentina no se eligiera gobernador del distrito más grande del país el mismo día que presidente había descolocado al peronismo que fue muy crítico y, a la vez dividió las aguas en el oficialismo. Los integrantes de la mesa chica de Cambiemos insistían en que la definición llegaría en marzo, pero finalmente se adelantó. ¿Alguna encuesta habrá mostrado descontento de los bonaerenses con el tema? Es probable, porque cerca de Vidal dicen: “Llega un momento donde tenés que darle un corte, porque te empieza a funcionar en contra. Fue funcional hasta acá y no queríamos que siguiera y que se leyera como una especulación de parte de la gobernadora ni mucho menos”. La verdad es que era una especulación y es una muy buena noticia que finalmente no se decida desdoblar, lo que hubiese resultado un doble gasto electoral de varios miles de millones en un momento de nuestra economía muy difícil.

Por su parte la mandataria bonaerense dio por cerrada la discusión y se mostró segura de que ayudará a una victoria al presidente. “Hay que darles previsibilidad a los bonaerenses y decirles cuándo van a votar. Yo no especulo electoralmente, quiero ganar y voy a ganar en cualquier escenario y en cualquier fecha. No le tengo miedo a ningún contrincante”, dice Vidal.

Como es natural, en la política hay argumentos para todo y los impulsores del desdoblamiento de los comicios bonaerenses de los nacionales tenían numerosos argumentos. Uno de los más importantes era que los intendentes del PJ se quedarían sin la tracción de candidato presidencial más competitivo del partido, que -en la Casa Rosada no tienen dudas- será Cristina Kirchner. Sergio Massa, jefe del Frente Renovador fue el principal instigador de la movida pensando en verse beneficiado, situación que también alentaban los oficialistas Emilio Monzó y Rogelio Frigerio por los mismos motivos. Los aliados radicales -a los que Macri les pidió subordinar sus estrategias en sus provincias a la campaña nacional- de pronto veían con buenos ojos el adelantamiento bonaerense soñando con sumar algunos distritos.

Ahora bien, si los que impulsan el desdoblamiento afirman que los debates que se debe la provincia más importante del país quedan siempre postergados por los temas nacionales, para evitar la sospecha de una especulación electoral, se puede aprobar la medida pero para las elecciones siguientes y no para las de este año.

La realidad es que Mauricio Macri, Marcos Peña y el consejero ecuatoriano Jaime Durán Barba nunca estuvieron de acuerdo con la estrategia. El primero, porque creía que -como dijo en 2015 y 2017- que votar demasiadas veces “le complica la vida a la gente” y era un gasto innecesario. A sus estrategas, en cambio, les preocupaba que el adelantamiento fuera interpretado como un signo de debilidad, y de que los gobernadores no quieren llevar en la boleta al presidente por “si resta votos”. De este fantasma hablaba la oposición, acusando a Vidal de “dejar a Macri solo por si pierde”. Sin embargo, dejaron correr las versiones hasta ahora…

La discusión por la actualización del Fondo del Conurbano -que se apresta a una definición- y la distancia por vacaciones, fueron interpretados como una separación política. En la última semana alejaron fantasmas con tres actos compartidos y un almuerzo a solas en Olivos. Macri se había comprometido a estudiar a fondo el desdoblamiento, pero cuatro días después se acabaron las suspicacias.

En el plano político los encuestadores tienen distintas posiciones sobre a quién beneficiará esta decisión de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Una extrema polarización Cristina-Macri puede complicar a Vidal, los dos van a tener que hacer campaña al mismo tiempo y eso podría perjudicar a Vidal”, dicen unos.

La decisión fue, al fin, la de asumir el riesgo político y enfrentar al kirchnerismo en todos los frentes al mismo tiempo: “Macri y Vidal quisieron brindar una señal a la sociedad de no especular con las fechas, vamos a correr el riesgo todos juntos”, dicen otros. Más allá de ese análisis, agregan que: “Vidal podía tener mejor performance electoral si iba sola”.

La Provincia tenía mayores ventajas en un escenario de desdoblamiento de elecciones, pero primó la decisión de Casa Rosada: esa es la opinión generalizada de los analistas y encuestadores políticos. Ante la pregunta de si Macri actuó por temor de perder el arrastre positivo de Vidal, el presidente estaría convencido de la estrategia política unificadora y privilegió su interés.

Más allá de los matices de los análisis, todos los especialistas coincidieron en que Vidal tiene un nivel de aprobación mucho más alto que el del presidente en provincia de Buenos Aires y eso podría potenciar a Macri en la elección. El efecto del arrastre positivo de Vidal es un fenómeno por si mismo que ayudaría al presidente en octubre. 

Viaggio Espresso