numerossanos.com
Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
numerossanos.com
Editorial

Ya empezó la campaña con estrategias concretas

Decidido que no habrá desdoblamiento de la provincia de Buenos Aires para los comicios generales, María Eugenia Vidal se adjudicó la decisión de afrontar en conjunto las elecciones con Mauricio Macri. Esto junto a las dificultades que implica la polarización con Cristina Kirchner en el territorio más adverso para el presidente. Y todos saben que el peso de compartir boleta hará que la gobernadora arranque la campaña con dificultades e incluso en La Plata vislumbran una eventual derrota en las primarias de agosto.

Llegado a este punto van a poner en marcha el dispositivo electoral del macrismo para intentar remontar la diferencia y repetir los procesos de 2015 y 2017, que terminaron con triunfos de Cambiemos. El objetivo central de la estrategia del macrismo en este caso será conseguir una mejora en la imagen del presidente en la provincia, en especial en el Conurbano donde está con pocos puntos positivos.

Y ya asoma una de las estrategias de la gobernadora, en un tema ríspido como la paritaria docente. Los últimos dos años estas negociaciones terminaron mal, fueron años duros entre funcionarios y el gremio de los maestros. Y a medida que se acerca el inicio del año lectivo la amenaza del paro ya está a la vuelta de la esquina. Y frente a una paritaria muy pobre como la que ofrece Vidal y una tendencia a la huelga rápida como tiene el sindicato que nuclea a los docentes, se juega el año electoral. Al fin Vidal propone armar mesas de diálogo pero con los padres de los alumnos y no con los docentes en primera instancia. Es claro que busca tener aliados para presionar a los docentes para que inicien las clases y acorralen a Baradel, un dirigente sindical afín al kirchnerismo.  Los docentes han comenzado una campaña en Facebook denunciando a la mandataria provincial, afirmando que no llama a reuniones de paritaria para que llegue marzo y cuando el paro se haga ine-vitable culpar a los docentes.

Es que son momentos de cuidar cada voto, incluso los que pueda conservar entre padres y docentes. Ya que la expresidenta y actual senadora, la ubican en 38 puntos, Macri ronda el 30, la gobernadora mide entre ocho y nueve puntos más que el jefe de Estado pero cae en conjunto con él. Hay que superar el 40 por ciento dicen en el oficialismo y no les falta razón.

La verdad es que no todos los de Cambiemos estaban de acuerdo con la unificación electoral y en la intimidad dicen que puede empujar algo más a esa polarización por los intendentes bonaerenses que la prefieren a Cristina como candidata. En la categoría de aspirante a gobernador aparecen como posibles adversarios Axel Kicillof, Verónica Magario, Fernando Espinoza, Martín Insaurralde, Francisco Durañona, Daniel Arroyo y Felipe Solá. El que más mida irá a enfrentar la elección, pero con Cristina de candidata a presidenta y como sostén de la boleta provincial.

Concretamente los macristas no son optimistas para las Paso pero confían en volver a revertirlo como en las disputas anteriores en las cuales Vidal perdía pero al fin recuperaba. La tendencia de pasar de derrota a victoria fue uno de los motivos para descartar la eliminación de las primarias, pedida por un grupo de intendentes macristas. La expectativa estará centrada en una mejora de la economía si es que se logra o en medidas para empujar el consumo, como los créditos Argenta en 2017, y en crecer en las generales con el voto antikirchnerista que es lo que siempre les da resultado.

Macri y Vidal seguirán con uno o dos actos en conjunto por semana y la gobernadora irá a otras provincias (La Pampa, Neuquén, más adelante Córdoba y Santa Fe) a empujar candidatos propios. La unificación tendrá como aspecto positivo para Cambiemos que la campaña en términos formales arrancará después, en línea con la intención de que sea corta. Cuando decimos “corta” nos referimos a la formalidad del tiempo declaradamente electoral, porque la campaña ya empezó como es más claro que el agua y las estrategias como la planeada para enfrentar la paritaria docente, a la que hicimos referencia, lo demuestra.

La decisión de unificar elecciones está tomada y no sabemos a esta hora si beneficiará o terminará perjudicando al oficialismo en sus chances electorales.
El tiempo dirá.

Viaggio Espresso