Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Mundo

Bajo nuevas amenazas de Trump, el enviado francés se reunió ayer con Rohani

Hasan Rohani le da la bienvenida a Emmanuel Bonne, asesor diplomático del presidente francés. (NA) Hasan Rohani le da la bienvenida a Emmanuel Bonne, asesor diplomático del presidente francés. (NA)

Para complicar la misión del diplomático Emmanuel Bonne, el presidente estadounidense acusó a Irán de enriquecer uranio “desde hace tiempo en secreto” y prometió que las sanciones de su país contra Teherán “se incrementarán pronto, sustancialmente”.


TEHERAN, (AFP-NA) - Un enviado especial francés se reunió ayer con el presidente iraní Hasan Rohani al final de una jornada de discusiones en Teherán para intentar salvar el acuerdo de 2015 sobre el programa nuclear iraní y aliviar las tensiones entre Estados Unidos y la República Islámica. Pero para complicar la misión del diplomático francés Emmanuel Bonne, el presidente estadounidense Donald Trump acusó a Irán de enriquecer uranio “desde hace tiempo en secreto” y prometió en Twitter que las sanciones de su país contra Teherán “se incrementarán pronto, sustancialmente”.

Estados Unidos se retiró unilateralmente en mayo de 2018 del acuerdo nuclear, y restableció sanciones económicas contra Irán. Así, el pacto, suscrito también por Alemania, China, Francia, Gran Bretaña y Rusia, parece en peligro. En mayo Irán anunció que dejaría de respetar varios compromisos del acuerdo para presionar a los otros países firmantes a que le ayuden a evitar las sanciones de Washington, que afectan gravemente a sus sectores petrolero y financiero.

Irán superó a comienzos de julio sus reservas de uranio poco enriquecido por encima del límite impuesto por el acuerdo (300 kilos). “Bajo presión no es posible ninguna negociación”, declaró de su lado el ministro de Relaciones Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif antes de reunirse con Bonne, exhortando a “los europeos” a “resolver el problema” provocado por la salida de Estados Unidos del acuerdo.

“Puerta abierta a la diplomacia”

La decisión de Washington privó a la República Islámica de los beneficios que esperaba de ese pacto, como un alivio de las sanciones internacionales en su contra. Teherán exige que los países que aún forma parte del acuerdo tomen las medidas que reclama para que sus intereses se vean garantizados.

Además descarta de manera categórica renegociar el acuerdo como pretende Trump, y se niega al menos contacto con Estados Unidos hasta que no anule las sanciones impuestas desde agosto de 2018. En Teherán, Bonne entregó un mensaje escrito del presidente francés a su homólogo iraní, indicó la oficina de Rohani.

Durante la reunión, Rohani declaró que Irán “siempre había dejado la puerta abierta a la diplomacia y el diálogo”, y que el objetivo seguía siendo “la aplicación integral” del acuerdo, agregó la presidencia iraní. La misma fuente señaló que Rohani agregó que Irán esperaba que las otras partes “aplique por completo sus compromisos”.

Antes de entrevistarse con Rohani, el emisario francés se reunió con el almirante Ali Sham-khani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, y con el canciller Zarif y su adjunto Abas Araghchi. Su misión era “intentar abrir el espacio de discusión para evitar una escalada no controlada, o incluso un accidente”, según explicó el martes el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian.

“Violaciones leves”

Irán anunció el lunes que empezó a enriquecer uranio a más del 4,5%, por encima del límite fijado en el acuerdo (3,67%) y amenazó con tomar nuevas medidas en “60 días” si sus demandas no son satisfechas. Estos niveles están lejos del 90% necesario para la fabricación de una bomba atómica, pero debilita aun más el acuerdo. Pero teniendo en cuenta las sospechas en el pasado de la comunidad internacional sobre el programa nuclear iraní, los últimos anuncios de Teherán provocan preocupación.

En un comunicado conjunto, los cancilleres de Francia, Reino Unido y Alemania, así como de la Unión Europea (UE), urgieron el martes a Teherán a “revertir” sus actividades y “volver al pleno cumplimiento” del acuerdo “sin demora”. De todos modos, el canciller francés consideró que como “violaciones leves” las acciones de Irán rompiendo sus compromisos. A pedido de Washington, el Organismo Internacional de Energía Atómica (Oiea) tenía previsto llevar a cabo una reunión extraordinaria este miércoles para analizar las recientes decisiones de Irán.

Viaggio Espresso