Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Mundo

La nipona Kane Tanaka cumplió 117 años y revalidó el récord de mujer más longeva

La mujer, que nació el 2 de enero de 1903, fue un bebé prematuro, según ha contado en varias ocasiones. (ELPERIODICO.COM) La mujer, que nació el 2 de enero de 1903, fue un bebé prematuro, según ha contado en varias ocasiones. (ELPERIODICO.COM)

Lo celebró con una fiesta de cumpleaños en la residencia de ancianos de Fukuoka, en el sudoeste de Japón, donde vive desde hace unos años. Es un ejemplo viviente del rápido envejecimiento demográfico que está experimentando Japón, un país que desde el año 2000 ha quintuplicado el número de centenarios censados.


ELPERIODICO.COM – La japonesa Kane Tanaka ha cumplido 117 años y revalida así el récord de mujer más longeva del mundo reconocida. Lo celebró con una fiesta de cumpleaños en la residencia de ancianos de Fukuoka, en el sudoeste de Japón, donde reside desde hace unos años. Tanaka, reconocida por el Grupo de Investigación en Gerontología (GRG, en sus siglas en inglés) y el récord Guinness como la mujer de más edad del mundo, pasó la jornada de celebración de su aniversario junto al personal y algunos de los amigos que ha hecho en el centro geriátrico, según informaron las cámaras de la cadena local de televisión TVQ Kyushu.
Tanaka, que cumplió los años el 2 de enero, aprovechó la celebración para saborear una porción de torta y sonriente pidió poder repetir y comer un trozo más. Coqueta, posó para las cámaras con un bonito kimono amarillo y una flor en el pelo.
La mujer, que nació en 1903, fue, de hecho, un bebé prematuro, según ha contado en varias ocasiones. Fue la séptima hija del matrimonio formado por Kumakichi y Kuma Ota. El 6 de enero de 1922, cuatro días después de cumplir los 19, se casó con Hideo Tanaka, al que no llegó a conocer hasta el mismo día de la boda. El matrimonio tuvo cuatro hijos y adoptó a un quinto.
La familia poseía una empresa que elaboraba y comercializaba zenzai (un tipo de dulce) y fideos udon, dos alimentos que según el testimonio de la ahora venerable centenaria han sido la base de su dieta.

Operada de un tumor maligno
A pesar de haber sufrido diversas operaciones a los largo de su vida, entre ellas una para extirparle un tumor cancerígeno colorrectal, Tanaka vive ahora una existencia tranquila en Fukuoka.
Normalmente se despierta a las 6:00 de la mañana y por la tarde se pone a estudiar Matemáticas. Uno de sus pasatiempos favoritos es el juego Reversi, en el que es considerada una experta en la residencia.
Tanaka es un ejemplo viviente del rápido envejecimiento demográfico que está experimentando Japón, un país que desde el año 2000 ha quintuplicado el número de centenarios censados, generando preocupación por las perspectivas económicas y la futura mano de obra del país, ya que también se está reduciendo progresivamente la tasa de natalidad.
Japón cuenta con una de las sociedades más envejecidas del mundo y en 2019 superó por primera vez la cifra de los 70.000 centenarios. El 88 por ciento de los nipones de 100 o más años son mujeres, según datos del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social de Japón.
Pese a su longevidad, los 117 años de la japonesa Tanaka no superan todavía el récord de todos los tiempos que fijó la francesa Jeanne Louise Calment, fallecida en 1997 en la localidad de Arlès, a la edad de 122 años y 164 días.