Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Mundo

Opositores venezolanos se manifestaron en repudio a la ofensiva de Nicolás Maduro

La protesta nacional se centralizó en Caracas, pero también se replicó en otras ciudades de Venezuela. (AFP) La protesta nacional se centralizó en Caracas, pero también se replicó en otras ciudades de Venezuela. (AFP)

Partidarios de Juan Guaidó participaron ayer de una protesta nacional frente a la arremetida del oficialismo contra el Parlamento luego del fallido alzamiento militar que buscaba sacar del poder al presidente. Fue un test tras esa sublevación del 30 de abril.


CARACAS, (AFP-NA) - Los partidarios de Juan Guaidó se concentraron ayer en una protesta nacional frente a la ofensiva del oficialismo contra el opositor Parlamento venezolano tras el fallido alzamiento militar que buscaba sacar del poder al presidente Nicolás Maduro. En la Plaza Alfredo Sadel, en el este de Caracas, de mayoría opositora, se congregaron apenas centenares de personas.

También se realizaron concentraciones en distintas ciudades del país, en un test para la movilización de los opositores después de la abortada sublevación del 30 de abril, que desató una ofensiva oficialista: un diputado preso, tres refugiados en sedes diplomáticas y otro huido a Colombia. “Vine en apoyo de los diputados de la Asamblea Nacional, que la están destruyendo, la están disolviendo”, dijo en Caracas Daisy Montilla, una señora de 69 años con la bandera tricolor de Venezuela a la espalda, que tiene a tres de sus cuatro hijos en el extranjero por la crisis del país.

A la concentración acudió Guaidó, el jefe parlamentario reconocido como presidente interino por más de 50 países que pugna por el poder con Maduro desde hace tres meses y medio, en medio de la crisis económica y social más grave de la potencia petrolera en su historia reciente. Desde que se proclamara mandatario encargado el 23 de enero después de que el Parlamento declarara ilegítima la reelección del líder socialista, el ingeniero industrial de 35 años ha liderado manifestaciones y llamado a los militares a dar la espalda a Maduro para propiciar una transición y “elecciones libres”.

Pero el heredero político de Hugo Chávez (1999-2013), que dice enfrentar un “golpe de Estado” continuado de la oposición azuzada por Estados Unidos, sigue contando con el respaldo castrense y de Rusia y China. Un apoyo que le permitió sobrevivir al alzamiento, prólogo de disturbios que dejaron seis muertos. El viernes, Maduro acusó a su exjefe de inteligencia Cristopher Figuera de ser un “topo” de la CIA que coordinó la rebelión, en plena campaña de represalias contra los implicados.

Figuera y otros 55 oficiales fueron expulsados de la Fuerza Armada por un decreto presidencial. La primera confirmación de la participación de Figuera llegó desde Washington. El martes, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunció que quedaban anuladas sanciones en su contra en recompensa por respaldar la rebelión, un paso para inspirar a otros altos dirigentes oficialistas a imitarlo.

Viaggio Espresso