Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Mundo

Una violenta réplica sacudió a Lombok: ascienden a 319 los muertos por el sismo

Un joven rescata sus pertenencias mientras trepa sobre los escombros de una casa derrumbada en Kayangan. (NA) Un joven rescata sus pertenencias mientras trepa sobre los escombros de una casa derrumbada en Kayangan. (NA)

En la isla de Indonesia se registró un nuevo terremoto, de magnitud 5,9, mientras los socorristas continuaban asistiendo a víctimas del devastador temblor ocurrido el domingo. Desde ese día se registraron 355 réplicas. La de ayer fue por lejos la más fuerte y se sintió hasta en la vecina Bali. Más de un millar de personas resultaron gravemente heridas.


Mataram, Indonesia, (AFP-NA) - Una violenta réplica de magnitud 5,9 sacudió ayer a la isla indonesia de Lombok, donde los socorristas asistían a las víctimas del devastador sismo registrado cuatro días antes, que dejó al menos 319 muertos según un nuevo balance oficial. “La última actualización indica que 319 personas murieron”, declaró en rueda de prensa el ministro de Seguridad indonesio Wiranto, que como muchas personas en este país del sureste asiático solo utiliza un nombre. El balance anterior era de 164 muertos.

Más de un millar de personas resultaron gravemente heridas y unas 270.000 fueron desplazadas a raíz del terremoto, informó después el portavoz de la agencia indonesia de gestión de catástrofes, Sutopo Purwo Nugroho. Desde el sismo de magnitud 6,9 del domingo, cuyo epicentro se situó en el norte de esta isla volcánica, se registraron al menos 355 réplicas de diferentes magnitudes, precisó Sutopo.

La de ayer fue por lejos la más fuerte y se sintió hasta en la vecina isla de Bali, uno de los más populares destinos turísticos de Indonesia. En Lombok, muchos “edificios resultaron dañados y 24 personas fueron heridas por la caída de escombros”, agregó Sutopo. Las personas evacuadas tras el sismo del domingo y alojadas en refugios improvisados salieron a las calles gritando. Las motocicletas estacionadas cayeron al suelo y las paredes de numerosos edificios se desplomaron, constató una periodista.

 

Sube el balance de víctimas

Los equipos de rescate enfrentan muchas dificultades para llegar a algunas zonas más afectadas porque las carreteras están muy dañadas a causa del terremoto en el norte y el este de Lombok, lejos de las zonas turísticas. “Seguimos esperando información sobre la situación en las zonas más afectadas del norte de la isla, pero está claro que el sismo del domingo fue particularmente devastador”, declaró el director del equipo de la Cruz Roja en Lombok, Christopher Rassi, en un comunicado. “El miércoles fui a algunos pueblos que quedaron completamente destruidos”, agregó.

Decenas de miles de viviendas, locales de empresas y mezquitas se vieron dañadas por el sismo del domingo, que ocurrió durante la oración de la tarde en el país musulmán más poblado del mundo. Dos mezquitas del norte de Lombok se derrumbaron. En la mezquita de la localidad de Lading Lading se retiraron tres cadáveres de los escombros y un superviviente pudo ser rescatado. Los socorristas proseguían las operaciones ayer con excavadoras tras haber localizado al menos otro cuerpo bajo los escombros.

 

Falta de comida y medicinas

Las autoridades indonesias recopilan información proporcionada por los habitantes de la isla para determinar el número de fieles que se encontraban en las mezquitas cuando estas se derrumbaron, declaró un portavoz de la agencia nacional de búsqueda y socorro, Yusuf Latif. En algunas partes de la isla, de unos 4.700 km2 de superficie, pueblos y aldeas enteras quedaron reducidos a escombros. Existe una necesidad acuciante de personal médico y “de ayuda a largo plazo”, en particular vituallas y medicamentos, subrayaron las autoridades.