Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Mundo

Uruguay y Brasil crearon una comisión binacional para enfrentar la pandemia

Personal de seguridad revisa la temperatura a los pasajeros en el Aeropuerto de Carrasco, en Montevideo.  (XINHUA) Personal de seguridad revisa la temperatura a los pasajeros en el Aeropuerto de Carrasco, en Montevideo. (XINHUA)

Buscan evitar contagios en las zonas de frontera. Si bien se firmó ayer ya se llevó a la práctica de forma piloto desde hace varios meses luego de un brote que se produjo en la ciudad uruguaya de Rivera, frente a la brasileña Santana Do Livramento.


Buenos Aires (clarin.com) - Uruguay y Brasil sellaron ayer el acuerdo que crea la Comisión Técnica Binacional que permitirá continuar trabajando de manera conjunta para evitar la propagación de la pandemia de coronavirus en las ciudades de frontera seca. Así lo anunciaron en conferencia los ministros de Salud Pública y de Relaciones Exteriores de Uruguay, Daniel Salinas y Francisco Bustillo, respectivamente, y el embajador de Brasil en este país, Antonio Simoes, y destacaron la importancia del trabajo conjunto que han hecho en los últimos meses.

“En un momento de crisis como este, Uruguay y Brasil lograron llegar a un acuerdo que es muy importante para la población de la frontera”, señaló el embajador brasileño. El diplomático destacó la voluntad política de ambas naciones y la fuerte institucionalidad que existe en la frontera seca, donde los ciudadanos de ambos países tienen una “vida binacional”, ya que solo los separa una calle, puente o incluso una plaza.

La preocupación de ambos países por la frontera surgió meses atrás, cuando en la ciudad uruguaya de Rivera (norte) se detectó un brote de coronavirus proveniente de la vecina localidad brasileña de Santana Do Livramento.

Aunque Uruguay siempre tuvo una situación más controlada respecto a sus vecinos, ya que actualmente tiene 1.141 casos positivos (167 de ellos activos) y 34 fallecidos, la frontera seca se consideró desde el principio el punto débil de la estrategia de este país debido a los altos números de contagios de Brasil, que con más de 2.287.000 casos y 84.000 muertos es el segundo país en el mundo más golpeado por el Covid-19, detrás de Estados Unidos. Esto hizo activar este protocolo que, si bien se firmó ayer, ya se llevó a la práctica de forma piloto desde hace varios meses.

“Necesitamos que las medidas sanitarias de un lado y otro de la ciudad, sean efectivamente espejo y que haya los mismos estándares de seguridad, el mismo tipo de controles, el mismo tipo de medidas de distanciamiento social, de prevención”, explicó en mayo el entonces canciller, Ernesto Talvi, cuando se decidió tomar estas medidas.

El embajador brasileño destacó ayer el éxito de las medidas aplicadas puesto que cuando se registró el brote se habían detectado 48 casos positivos en Rivera y actualmente hay solo uno. “Tenemos en Rivera una ciudad y dos banderas pero sobre todo tenemos un gran ejemplo de solidaridad entre dos pueblos hermanos”, subrayó. Por su parte, Salinas señaló que, si bien el objetivo fue puesto en estas dos ciudades en particular, Uruguay ya ha colaborado con otras situaciones que afectaron al estado brasileño de Rio Grande do Sul.

“Está contemplada la relación de la unidad sanitaria epidemiológica, el funcionamiento armonioso de las autoridades a nivel de ambas ciudades y todas aquellas que lo requieran y Uruguay proporciona, en la medida que Brasil lo solicita, los test del Instituto Pasteur”, concluyó el ministro.

Aunque nunca decretó una cuarentena obligatoria y estricta, el gobierno de Luis Lacalle Pou ha extremado las medidas para controlar la pandemia. Días atrás, anunció que todos los extranjeros que visiten el país deberán certificar que se hicieron el test de coronavirus y les dio negativo.