Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV

Eduardo Solmi, un hombre de pueblo e histórico preparador de autos de competición

Su oficio de mecánico y su amor por las carreras de automovilismo le abrieron las puertas de un universo maravilloso. Se dedicó a preparar el vehículo de 84 pilotos para distintas categorías de este deporte. Se forjó de la mano de Jesús Ricardo Iglesias y transitó un largo camino lleno de anécdotas. En su Urquiza natal recorrió parte de su historia.

Carlos Norberto Dinatale, un apasionado de los “fierros” y de todo lo que emprende en su vida

Así se define al trazar su Perfil para LA OPINION. Es mecánico desde hace cerca de 50 años, apenas terminó la primaria, y asegura que “la muerte me va a separar del taller”. Esposo de María Teresa, padre de tres hijos y abuelo orgulloso de muchos nietos, divide su tiempo entre varias pasiones: el trabajo, la familia, la bicicleta y sus travesías en moto.

Eduardo Pais, un “loco” de la aviación que hizo de su pasión un medio de vida

Nació en Santa Lucía, Partido de San Pedro y llegó a Pergamino en el año 1977 para hacer el curso de piloto en el Aeroclub. El lugar le abrió generosamente las puertas y la ciudad y él se adoptaron. Constituyó aquí su familia, desarrolló su tarea laboral y desplegó muchas actividades como la fumigación, la instructoría de vuelo y la acrobacia.

José Antonio Bravo: vocación, pasión y compromiso al servicio de hacer radio

Nació en Tucumán, vivió en Alcorta y llegó a Pergamino. Siendo pintor de obra abrazó su sueño de ser locutor y se abrió camino. Desde hace años conduce el programa de la mañana en LT35 Radio Mon. Auténtico, trazó su Perfil definiéndose como “un pergaminense de alma”, profundamente agradecido a esta ciudad y a la vida por tanto.

María del Luján Drivet, la sensibilidad de una mujer que compromete el alma en cada proyecto

Ejerció la docencia por 36 años y formó junto a su esposo una familia que es su principal construcción. Integra el Coro San José, del que fue una de sus impulsoras y que representa su pasión, su disfrute y su refugio. Siempre dispuesta a tomar nuevos desafíos, su historia es el testimonio de cómo la responsabilidad y el amor pueden abrir todas las puertas.

Ana María Ibarguren, una médica platense que desplegó aquí su profesión y forjó vínculos entrañables

Acaba de jubilarse tras haber ejercido durante muchos años como otorrinolaringóloga y tomó la decisión de regresar a La Plata para reencontrarse con su familia y estar más cerca de sus hijos y su nieto. En el umbral de un nuevo comienzo, siente un agradecimiento infinito a este lugar que le abrió las puertas. Se lleva “una valija llena de momentos compartidos”.

Miguel Lantella, de Italia a Pergamino, donde de la mano de su oficio forjó su porvenir

Llegó a los 17 años, fue recibido por unos tíos ya establecidos aquí y desde entonces este se transformó en su lugar elegido. Como tantos inmigrantes hizo del trabajo una constante y hoy cosecha el fruto del esfuerzo con gratitud. Con 82 años sigue trabajando como peluquero en su salón y en el tiempo libre disfruta de trabajar la quinta y cocinar.

Adolfo Esparza, quien supo construir su camino profesional y personal impulsado por sus valores

Ejerció como contador público y desplegó las herramientas de su formación en la administración en importantes empresas. Trabajó en Capital Federal, donde conformó su familia. En la búsqueda de una mejor calidad de vida para sus hijos, regresó a la ciudad, donde está su presente y donde imagina el futuro, hoy dedicado a la actividad en forma independiente.