Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV

María Rosa León: una mujer con la fuerza poderosa del coraje y la entrega

Dueña de una perseverancia que le ha permitido alcanzar metas trascendentes, logró superar difíciles pruebas que le puso por delante la vida y tomar de cada experiencia los mejores aprendizajes. Luchadora y tenaz, encuentra en su familia su núcleo de crecimiento personal. Fue una de las impulsoras de la creación de la Escuela “Los Buenos Hijos”.

Alicia Idilia Solá: una mujer que a diario se esmera en honrar la vida

Fue profesora de Matemática y Física y se jubiló como vicedirectora del Colegio Comercial. Hoy preside la comisión de la Guardería San Pantaleón, es catequista y dueña de una profunda fe cristiana brinda con su esposo charlas en los encuentros prematrimoniales. Posee un universo afectivo rico. Ama profundamente a su esposo y disfruta de hijos y nietos.

Haydée Olga Barbieri: una mujer con coraje que supo hacerle frente a la vida

Creció en el campo. Se casó con Jorge Salauati y enviudó cuando la hija de ambos tenía apenas 6 años. Salió a ganarse el pan para sostener a su familia. Trabajó en la Clínica Pergamino como mucama. Más tarde fue enfermera en la Clínica Alsina y en la General Paz. Contrajo matrimonio en segundas nupcias con Alcides Chamorro, ya fallecido.

Osvaldo Ríos: mozo y maestro pizzero, una vida dedicada al trabajo y la familia

Se lo conoce como Ramón, un apodo que adoptó como nombre. Está al frente de una de las pizzerías más emblemáticas de la ciudad: “Los Cambá”, de avenida Juan B. Justo, a pocas cuadras del puente. Llegado de Corrientes, comenzó siendo mozo en varios locales del rubro gastronómico, hasta que se consolidó en la actividad pizzera junto a su familia.

María del Carmen Gutiérrez: una mujer que siempre siguió el impulso de sus deseos

Se recibió de Asistente Social en Pehuajó y se estableció en Pergamino junto a su marido. Aquí se consolidó profesionalmente y fue jefa del Servicio Social del Hospital San José. Se retiró hace unos días tras acogerse a los beneficios de la jubilación. Tenaz y decidida siempre tomó decisiones amparada en sus convicciones.

Hugo Mesonero: un hombre apegado a sus afectos y un marcado compromiso social

Nació y creció en la localidad de Rancagua, donde tanto su padre como él colaboraron activamente con las instituciones. Durante 46 años trabajó en la firma Palaversich y hoy ya retirado de la actividad laboral formal, administra campos familiares y disfruta del tiempo libre con los suyos. Fiel a sus raíces hizo de la honestidad y la perseverancia los pilares para alcanzar sus metas.

Leonor “Tatín” Sierra de Terrile: docencia, radicalismo y pasión por la escritura

Fue maestra rural durante muchos años de su larga trayectoria docente. Radical de alma, militante y fiel a los ideales del centenario partido. Luego de jubilarse se dedicó a escribir libros y a pintar. Hoy, con 87 años, recorre con LA OPINION su historia de vida, con la impronta de los maestros de ley y las personas de bien.

Nilda Gotta, viuda de Fortunato, una mujer arraigada a valores de fe que supo transmitir

Durante 20 años fue catequista y posee una vocación irrenunciable asociada a la tarea de transmitir el conocimiento de Dios. Sus creencias la acompañan y le han servido de pilar para sobrellevar las adversidades y también para aprender a disfrutar de las cosas verdaderas de la vida, aquellas vinculadas al afecto y al servicio a los demás.