Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV

Roque Crea: un italiano llegado a Pergamino para trazar aquí su destino

Nació en un pueblo de la provincia de Reggio Calabria y llegó a los 6 años. Desde entonces es pergaminense y aunque conserva la nostalgia de su país natal, se siente parte de este lugar que lo acogió como a tantos inmigrantes. Trabajó en la fábrica Lucini, entre otros lugares. Agradece a la vida por su familia y por no haber claudicado ante las dificultades.

Héctor Vicente: una vida sostenida en los valores del trabajo y la familia

Pergaminense por adopción, durante muchos años trabajó en la Dirección General Impositiva (DGI). Eso lo trajo a la ciudad desde Pilar, el lugar en el que creció. Aquí conformó su familia y tuvo a sus hijos. Ese núcleo afectivo hoy ampliado a sus nietos es su principal capital. Su “Perfil” está colmado de anécdotas que muestran la riqueza de las historias genuinas.

María Teresa Capetillo: en el compromiso social, una filosofía de vida

Es socialista, fue concejal y hoy trabaja desde “el llano” involucrándose en proyectos que tienen impacto comunitario. En lo personal tiene una familia constituida sobre la base del amor y el respeto. Trabaja desde hace 22 años en el Instituto Davreux donde está cerca de personas que asiste por cuestiones de rehabilitación.

Osvaldo Cardoso, un fabricante de ataúdes y arquero de fútbol en épocas gloriosas

Ama trabajar la madera y hoy ejerce su oficio en forma independiente en el marco de un emprendimiento en sociedad. En lo deportivo integró varios planteles en el fútbol local y regional y tuvo la fortuna de vivir algunas epopeyas deportivas que forman parte de la historia. Sencillo y amable, sabe disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, sostenido en sus afectos.

Francisco Miranda: el playero de una estación de servicio que es como su segundo hogar

Desde hace 38 años se dedica al expendio de combustibles en la YPF de bulevar Colón y Bombero Esquivel, una tarea que le gusta y un empleo que le confirió estabilidad desde que ingresó siendo muy joven. Nació y creció en San Luis hasta que llegó a Pergamino en busca de un mejor destino. Aquí armó su familia, su principal pilar.

Hugo Alvarez, la pasión de contar historias a través de la danza

Es un referente en la enseñanza del folklore y un hombre respetuoso de las cosas de la tierra. Con el ballet “El Triunfo” vivió grandes epopeyas, como la de atravesar la columna vertebral de América llevando su arte. Hoy aunque ya no da clases, sabiendo hacer lo que hace, sigue ideando formas de contar aquello que es parte de la historia.

Osvaldo Ricci, la sencillez de un visitador médico que amó su labor

Durante más de 30 años trabajó para un laboratorio alemán en el que hizo todo su recorrido como agente de propaganda médica. Se jubiló en 2012. Antes fue empleado bancario y trabajó en la época dorada de Pergamino en el Hotel WAR. Se define como un inquieto que siempre se mostró interesado por “forjar un porvenir para los suyos”.

Rosalía Paruma: a poco de cumplir cien años, una jovialidad admirable

Tiene 99 años y es una mujer a la que le gusta vivir. Aunque con su movilidad reducida, tiene autonomía para ocuparse de las cosas de su casa y eso la mantiene activa. Disfruta del tiempo compartido con su familia, su principal pilar. Sus anécdotas son verdaderas postales de un siglo de vida.
Viaggio Espresso