Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

El Gobierno impulsa la remoción del juez Alejo Ramos Padilla

Alejo Ramos Padilla es juez en el Departamento Judicial Dolores. (CLARIN) Alejo Ramos Padilla es juez en el Departamento Judicial Dolores. (CLARIN)

Es por irregularidades en el caso del falso abogado Marcelo D’Alessio. El Ministerio de Justicia presentó un expediente en el Consejo de la Magistratura que es el organismo que propone y remueve magistrados. El escrito fue presentado ayer.


BUENOS AIRES, (CLARIN) - El Ministerio de Justicia presentó un expediente en el Consejo de la Magistratura para buscar la remoción del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que tiene en sus manos la investigación sobre la supuesta trama de espionaje y extorsiones que rodeaba al falso abogado Marcelo D’Alessio.

El escrito fue presentado ayer por el representante del Poder Ejecutivo ante el organismo que designa y remueve a los jueces, Juan Bautista Mahiques.

La decisión del Gobierno llegó luego de la polémica presentación de Ramos Padilla ante la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, ocurrida el miércoles, por impulso del diputado ultra K Leopoldo Moreau. “Creemos que lo que hizo ahí fue un caso evidente de mal desempeño de sus funciones, y por eso consideramos que debe dejar su cargo”, explicó a este diario un funcionario del Ministerio de Justicia, para explicar la decisión oficial.

Según la nota que envió al Consejo, el Gobierno cree que su presentación en el Congreso configuró una “manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad y reserva que todo juez debe guardar respecto de las causas que tramitan ante sus estrados y en resguardo de los derechos de las partes involucradas”.

“No sólo careció de imparcialidad sino que tampoco demostró observar en forma alguna el deber de objetividad que la ley impone a quienes llevan adelante la acusación pública que, en la normalidad de los casos, son los representantes del Ministerio Público Fiscal”, sostuvo el Ministerio de Justicia en la nota. Esta párrafo alude a que el fiscal federal de Dolores, Juan Pablo Curi, declaró la incompetencia de Ramos Padilla en el caso Etchebest y no formuló un requerimiento de instrucción por nuevos casos que el juez empezó a investigar.

En una nota dirigida a Mahiques, la cartera de Justicia afirmó que parece haber una clara intencionalidad en la actuación, “afirmando como verdaderos, extremos de la investigación que conforme sus propios dichos, todavía no han sido verificados”.

En esa línea, se solicitó al Consejo que se abra una investigación para determinar si el juez incurrió en incumplimiento de sus funciones, y argumentó que “hizo de su investigación una cuestión política y mediática alejada del rol que la Constitución Nacional reconoce al Poder Judicial”.

En la nota el ministerio de Justicia señaló que “la actitud confrontativa demostrada contra algunos de los legisladores, también exhibe un accionar incompatible con la prudencia y decoro esperados de un Juez Federal”. Esta frase alude a las críticas que hizo a las diputadas Elisa Carrió y Paula Oliveto a quien presentó como “usuarias” de datos de D’Alessio, aunque nunca hicieron una presentación legislativa o una denuncia judicial con ellos. Es más, hizo escuchar un audio del falso abogado que habría mandado a Oliveto antes de quedar detenido, pese a la reserva que mantiene la causa.

Y concluye que, “con motivo de todo lo hasta aquí expuesto, le solicito que por su intermedio se expongan los hechos descriptos precedentemente ante el Consejo de la Magistratura a los efectos de que se dé inicio al procedimiento legalmente previsto”.

Por otra parte, se remarcó la “evidente finalidad política” que parece dirigir el accionar del juez, al solicitar su pedido de colaboración “a dependencias a las que no correspondía, como lo es el programa Verdad y Justicia, omitiendo con plena conciencia y conocimiento la obligación de requerir a aquellas que se encuentran reguladas por la ley a tales efectos, como el Centro de Asistencia a las Víctimas de Delitos (Cenavid) y el Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados”, atento que el programa Verdad y Justicia solo puede intervenir en causas vinculadas a delitos de lesa humanidad”.

“El Dr. Ramos Padilla no puede desconocer que este Ministerio siempre prestó colaboración en todos los procesos judiciales en los que fue requerido conforme las disposiciones legales vigentes” y, sin embargo, no fue requerida su intervención, finaliza la nota.

Fuentes del Consejo adelantaron que al Gobierno le resultará difícil conseguir los votos necesarios entre los consejeros para impulsar la investigación a Ramos Padilla.

Además, Ramos Padilla es candidato a asumir en el juzgado electoral de La Plata que es clave para el control de las elecciones en la provincia de Buenos Aires.

El día de la presentación del juez en la cámara baja, Cambiemos vació la comisión y sostuvo que la convocatoria al juez por parte de su presidente, el ultrakirchnerista Leopoldo Moreau, era “una puesta en escena” y una “maniobra”.

En sus varias horas de exposición, el juez hizo graves consideraciones: “Lo cierto es que el caso que puede involucrar a un fiscal, no a uno solo, sino a varios, a un periodista, a un juez, es ínfimo… Lo que estamos viendo puede perjudicar las relaciones con Estados Unidos, con Venezuela, con Israel y con la República del Uruguay. Porque esta organización tuvo incidencia en distintos ámbitos de incumbencia de varios países”, sostuvo Ramos Padilla.

Viaggio Espresso