Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

El PRO bonaerense reclama por cargos en la Legislatura

Los máximos referentes del PRO bonaerense se reunieron. Entre ellos el intendente Martínez. (PRENSA PRO) Los máximos referentes del PRO bonaerense se reunieron. Entre ellos el intendente Martínez. (PRENSA PRO)

El intendente de Pergamino, Javier Martínez, junto a otros alcaldes y legisladores sentaron posición con respecto al rol opositor que le cabe asumir a la fuerza a partir del martes y fundamentalmente en lo que refiere a los cargos en la Legislatura provincial. Es que el futuro oficialismo pretende los puestos clave.


El viernes hubo una reunión de la mesa de intendentes y legisladores bonaerenses de Juntos por el Cambio, en el que estuvieron presentes Esteban Bullrich, Cristian Ritondo, Jorge Macri, Javier Martínez, Héctor Gay, Ezequiel Galli, Pablo Petrecca, Néstor Grindetti y Julio Garro. El objetivo del encuentro fue sentar posición con respecto al rol opositor que le cabe asumir a la fuerza a partir del martes y fundamentalmente en lo que refiere a los cargos en la Legislatura provincial.
En un comunicado emitido tras la reunión se indicó que “desde el PRO Provincia se desmiente que haya habido aceptación alguna a la decisión de Axel Kicillof (gobernador electo) de que el Frente de Todos se quede con la Presidencia y la Vicepresidencia de las Cámaras”.
En ese sentido remarcaron que “seguimos reclamando el rol de oposición que nos toca y que se respeten los mismos espacios que nosotros le dimos a ellos como oposición”.
“No es sano entrar en una discusión de querer imponer por número de legisladores en las Cámaras para definir sus autoridades sino que apelamos a la búsqueda de consensos a través del diálogo y del entendimiento entre las distintas fuerzas políticas”, concluye el comunicado.

Las negociaciones
Las negociaciones entre el peronismo y Juntos por el Cambio para definir las autoridades de la Legislatura fracasaron luego de que el Frente de Todos anunciara que buscará avanzar con la presidencia "con firma" de Diputados, un lugar que la futura oposición reclama para sí, apoyada en su peso dentro del parlamento.
El Frente de Todos anunció que promovería a Federico Otermín como presidente del cuerpo y a Carlos "Cuto" Moreno como vicepresidente primero, un lugar especial ya que sin su firma no puede realizarse ningún acto administrativo.
Los representantes de Juntos por el Cambio rechazaron de plano esa idea y se retiraron del recinto visiblemente enojados. Es que el actual oficialismo pretendía quedarse con la vicepresidencia primera de Diputados (se mencionan los nombres de Adrián Urreli y Santiago Nardelli) a cambio de ceder ese lugar en el Senado, teniendo en cuenta que se trata de la tercera silla en la línea de sucesión de la Provincia, y que ocupará interinamente la Gobernación por un día el 10 de diciembre, luego de que Kicillof resolviera postergar su jura.
Por el peronismo negociaron la vicegobernadora electa, Verónica Magario, la jefa de los senadores, Teresa García, Otermín y Moreno. El planteo oficial es que Kicillof pretende los dos principales cargos administrativos de Diputados "por la gobernabilidad". A cambio, los emisarios del gobernador electo les garantizaron a sus interlocutores "que Vidal podrá designar los cargos que son para la oposición", como ayer había reclamado la mesa política de Juntos por el Cambio.
De este modo, el peronismo busca zanjar los tironeos internos. Es que Otermín responde al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y tiene el aval de Máximo Kirchner, mientras que Moreno es el legislador de más confianza de Kicillof, y el único que responde puramente a su mando.
Sin embargo, los representantes de Vidal (su jefe de Gabinete Federico Salvai y los presidentes de los bloques de Diputados, Maximiliano Abad, y del Senado, Roberto Costa) rechazaron la propuesta y se retiraron del encuentro. En Cambiemos aseguraron que el peronismo "está llevando la negociación a un punto límite", y advirtieron que si bien están dispuestos a ceder la vice del Senado, no lo harán a cualquier precio. En este punto, no obstante, hay divisiones en el actual oficialismo.

Viaggio Espresso