Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

Familiares, allegados y dirigentes políticos despidieron a Cafiero

Durante el sepelio brindó un discurso el presidente del Instituto Nacional Juan Domingo Perón, Lorenzo Pepe, que destacó el gesto del exsenador de asomarse en el balcón de la Casa Rosada junto a Raúl Alfonsín tras el levantamiento carapintada de 1987.

Dirigentes políticos de diversos sectores, familiares y allegados de Antonio Cafiero despidieron ayer al histórico dirigente peronista en el cementerio de San Isidro.

Los restos del exsenador fueron velados en el Salón Azul del Senado hasta la madrugada de ayer y luego trasladados a una cochería de San Isidro, desde donde partieron a las 11:00 cubiertos por una Bandera argentina hacia el cementerio local para ser depositados junto a los de su esposa, Ana Goitía.

Durante el sepelio, por pedido expreso de la familia del exgobernador bonaerense, brindó un discurso el presidente del Instituto Nacional Juan Domingo Perón, Lorenzo Pepe, que destacó el gesto de Cafiero de asomarse en el balcón de la Casa Rosada junto al expresidente Raúl Alfonsín tras el levantamiento carapintada de 1987.

“Más que llorarlo hay que imitarlo: siempre hay que darle un pedacito de la razón al que tenés enfrente, para que se sienta importante. Fue un gran peronista, porque se rodeó y fue rodeado por personas que no tenían su mismo pensamiento”, sostuvo el exdirigente de la Unión Ferroviaria.

Pepe habló frente al féretro rodeado en primer lugar por la numerosa familia de Cafiero, que tuvo diez hijos y se despidió de la vida a los 92 años con 39 nietos y 23 bisnietos: entre ellos sus hijos Juan Pablo Cafiero, embajador argentino en el Vaticano, y Mario Cafiero, exdiputado nacional de Proyecto Sur.

El último adiós a Antonio Cafiero estuvo signado también por las alusiones al expresidente Juan Domingo Perón y por la marcha peronista, cantada a capela por los presentes a modo de homenaje al exministro.

Algunos de los dirigentes que se acercaron para participar del oficio fúnebre del exgobernador bonaerense fueron los diputados nacionales Carlos Kunkel (FpV), Hermes Binner, Ricardo Alfonsín (FAU), José Ignacio de Mendiguren y Felipe Solá (Frente Renovador); el vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo (PRO); el expresidente Eduardo Duhalde; el intendente de San Isidro, Gustavo Posse (Frente Renovador); el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey (FpV); el exministro Roberto Lavagna; el embajador argentino en Chile, Ginés González García, y el dirigente radical Leopoldo Moreau, entre otros.

A través del decreto 1.835, con el que la presidenta Cristina Kirchner dispuso dos días de duelo nacional, destacó que el histórico dirigente justicialista “consagró su vida a la actividad política y a la democracia, siendo fiel a sus ideas hasta el presente”.