Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

Hugo Moyano confirmó que los gremios exigirán el bono de fin de año

“La inflación ya ha absorbido los aumentos”, consideró el líder de la CGT Azopardo al criticar al jefe de Gabinete por descartar la necesidad de los incrementos. Además informó que “hay conversaciones” con algunos sectores sindicales para lograr la unidad.

El líder de la CGT Azopardo, el camionero Hugo Moyano, confirmó ayer que diferentes sindicatos exigirán un bono en los salarios de fin de año de 4.000 mil pesos, mientras consideró que los aumentos otorgados este año fueron absorbidos por la inflación.

 Moyano advirtió que varios gremios “van a exigir” el bono y adelantó, en declaraciones radiales, que desde la CGT le solicitarán a los dirigentes sindicales de todo el arco gremial que acompañen el reclamo, a pesar del rechazo del Gobierno.

 “La inflación ya ha absorbido los aumentos”, consideró al criticar al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, por descartar la necesidad de los aumentos.

Moyano añadió que el funcionario “todos los días dice cosas que no tienen nada que ver con la realidad” y que “el bono nos sirve para las fiestas y para cuando comiencen las clases”.

Adelantó que si bien realizarán “un pedido generalizado” a todos los gremios para que apoyen la medida, no obstante consideró que no habrá coincidencias plenas ya que “hay diferencias, porque como los salarios son diferentes, son diferentes los pedidos”.

“El propio Gobierno reconoció que hay una inflación que superó el nivel de ingresos”, añadió a pesar que el secretario de Comercio, Augusto Costa, desde el Ministerio de Gobierno rechazó el pedido.

Moyano recordó que criticaban a José Manuel de la Sota y a Mauricio Macri “cuando fueron los primeros que le dieron aumento a los docentes”.

“Resulta que los gobiernos de derecha o antipolulares dan el aumento que el Gobierno nacional y popular no quiere dar”, enfatizó.

“A lo mejor el salario de ellos no ha sufrido el deterioro que provoca la inflación”, ironizó el gremialista y respecto de la unidad del movimiento obrero no quiso ponerle plazos a las gestiones que se realizan con otras centrales sindicales.

Explicó que “la unidad” es “para el bien de los trabajadores, no para ser aplaudidores del Gobierno” y agregó que “hay dirigentes que se han dado cuenta que no sirve el papel que hacían”, por los que acompañaron al oficialismo.

Por su parte, esta semana, el secretario general de la CTA opositora, Pablo Micheli, convocó a un paro y movilización para el 20 de noviembre próximo, con el fin de reclamar el bonus.

 

Unidad sindical

Moyano sostuvo que “hay conversaciones” pero “no precisamente con (el secretario gremial de la CGT, Antonio) Caló”, sino que “se dan en algunos sectores”, y afirmó que “todo dirigente gremial tiene como objetivo la unidad, pero hay que ver para qué la unidad”.

“Unidad para apoyar a los trabajadores, no para aplaudir al Gobierno cuando los obliga a ir a los actos”, afirmó el líder camionero en declaraciones a radio Mitre.

En este sentido, consideró que “está avanzado” el diálogo para reunificar al movimiento sindical y subrayó que “hay dirigentes que se han dado cuenta de que ya no tiene sentido hacer el papel que hacían”.