Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

Julio Alak afirmó que el nuevo Código Procesal pretende “acelerar plazos”

El secretario de Justicia Julián Alvarez y el ministro Julio Alak. (NA) El secretario de Justicia Julián Alvarez y el ministro Julio Alak. (NA)

Buenos Aires, (NA) - El Senado comenzó a tratar ayer el proyecto de reforma del Código Procesal Penal con la presencia del ministro de Justicia, Julio Alak, que afirmó que la nueva normativa “no pretende mano dura” sino “acelerar los plazos” y “lograr un grado de mayor satisfacción en la sociedad”.

Acompañado por el secretario de Justicia, Julián Alvarez, y funcionarios de ese Ministerio, Alak defendió la iniciativa del Poder Ejecutivo en el plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Presupuesto y Hacienda, que volverá a reunirse el próximo jueves al mediodía.

Durante el debate, la oposición planteó críticas respecto de las facultades que el nuevo Código le otorgará a la Procuración General de la Nación y del artículo referido a la expulsión de extranjeros, que fue uno de los ejes del debate.

En su exposición, Alak sostuvo que el nuevo Código Procesal “no pretende un sistema punitivo demagógico ni de mano dura” sino “acelerar los plazos”, y subrayó que podría solucionar el problema de los presos sin condena, dado que “las cárceles tienen promedio altísimo de procesados, del 60 por ciento”.

“Percibe como objetivo final lograr un grado de mayor satisfacción en la sociedad”, afirmó Alak, que destacó que el proyecto busca “sumar oralidad al proceso, garantizar que quien cometa un crimen sea penado y que la víctima pueda participar activamente del proceso sin tener que pedir permiso”.

A su turno Alvarez explicó cuestiones técnicas del proceso planteado por el nuevo Código, como el hecho de que el fiscal deberá “decidir en 15 días si formaliza la investigación del hecho o no”.

También habló de la realización de una “audiencia de formalización” en la que “se cita al juez, al defensor y al fiscal”, mecanismo que “reemplaza la imputación, indagatoria y procesamiento, que duraba un año y medio”.

El presidente del bloque de la UCR, Gerardo Morales, anticipó que pedirán modificaciones al proyecto para “garantizar la independencia del Ministerio Público Fiscal” porque, según opinó, “hay un control muy laxo de la gestión” de ese órgano, encabezado por Alejandra Gils Carbó.