Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

La despenalización del aborto estará contemplada en el nuevo Código Penal

Peña destacó la importancia de “buscar consensos” tras el debate. (NOTICIAS ARGENTINAS) Peña destacó la importancia de “buscar consensos” tras el debate. (NOTICIAS ARGENTINAS)

El Jefe de Gabinete destacó la importancia de “buscar consensos” tras el debate, al tiempo que resaltó que “hubo cosas en las que todos estuvieron de acuerdo” y entendió que, por ello, se debe “aprovechar todo lo que se aprendió y se discutió”.


Buenos Aires, (NA) - Tras el rechazo del Senado al proyecto de legalización del aborto, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, confirmó ayer que la despenalización del aborto estará incorporada en la reforma del Código Penal que el Gobierno enviará al Congreso Nacional el 21 de agosto.

Al término de la reunión de Gabinete que se realizó en Casa Rosada, Peña fue consultado por la prensa sobre el debate que había concluido en la madrugada de este jueves en el Senado con el rechazo, por 38 votos contra 31, al proyecto de aborto legal que había sido aprobado por la Cámara de Diputados.

En ese contexto, el ministro coordinador del presidente Mauricio Macri resaltó que el 21 de agosto el Gobierno enviará al Congreso “la reforma al Código Penal que toca este tema (el aborto), entre otros”.

 

Eliminación del castigo

Peña destacó la importancia de “buscar consensos” tras el debate, al tiempo que resaltó que “hubo cosas en las que todos estuvieron de acuerdo” y entendió que, por ello, se debe “aprovechar todo lo que se aprendió y se discutió”.

Ese punto de consenso al que se refirió el jefe de Gabinete fue la eliminación del castigo penal a las mujeres que se practiquen un aborto y que actualmente están contempladas en el Código, dado que hubo en el Senado más legisladores a favor de “no penalizar a las mujeres” que de legalizar una práctica actualmente clandestina.

La diferencia principal entre ambas es que la legalización establece el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo como un derecho que debe ser atendido por el sistema de salud pública, mientras que la despenalización sólo descarta la pena de prisión para la mujer.

“Estos 180 días fueron un período democrático para nuestra sociedad en un tema que no se debatía hace casi 100 años, la última vez fue en el 1921 cuando se discutió el Código Penal. Esto demuestra que evidentemente había una necesidad de trabajar este tema”, subrayó el funcionario nacional.

 

Dirimir diferencias

Por último destacó: “Celebremos lo que nos unió, que es la forma de dirimir nuestras diferencias, que es a través del debate parlamentario, de más democracia. Lo importante es que todos estemos de acuerdo en cómo canalizar nuestras diferencias”.

Respecto del rechazo del Senado a la legalización, Peña señaló: “Esto se sabía. Independientemente del resultado de esta ley, siguen estando estos desafíos, la posibilidad de trabajar en mejorar el acceso a la salud, en seguir fortaleciendo los derechos de las mujeres, en seguir trabajando en lo que es la prevención y la educación sexual”.

 

Legalización y despenalización

Durante la sesión del Senado del último miércoles, antes del momento de votar, la neuquina Lucila Crexell y el santefesino Omar Perotti (que se abstuvieron) trataron de impulsar dos proyectos de modificación del Código Penal para despenalizar el aborto.

Ninguna de las iniciativas prosperó, en primer lugar, porque el reclamo central de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal es la eliminación del aborto como práctica clandestina y no la despenalización simple, dado que eso hará, según afirman, que sólo puedan acceder las mujeres que puedan pagarlo.

En segundo lugar, la alternativa de la despenalización fue descartada por quienes apoyaron el proyecto de legalización debido a la molestia que generó que los senadores del otro sector no aceptaran los cambios propuestos a la redacción original de la Cámara de Diputados y tampoco plantearan ninguna otra iniciativa.

“Del otro lado, fue ´no´ a todo”, expresaron durante la sesión algunos de los senadores y senadores que respaldaron el proyecto de legalización con las modificaciones que se habían planteado durante el debate en las comisiones de la Cámara alta.

 

La palabra de Macri

El presidente Mauricio Macri afirmó que la despenalización del aborto es parte de una serie de “debates que comienzan y van a continuar” y marcó la necesidad de fortalecer la educación sexual en las escuelas.

“Siento que ayer demostramos que hemos madurado como sociedad y que hemos podido dar un debate con la profundidad y la seriedad que todos los argentinos esperábamos y que, más allá del resultado, eso significa que ganó la democracia”, sostuvo el mandatario horas después de que se rechazara el proyecto en el Senado.

En declaraciones a la prensa al término de la reunión de Gabinete, el Presidente adelantó que “estos debates que comienzan van a continuar” y agregó: “Los argentinos estamos madurando en libertad, estamos aprendiendo qué significa vivir en democracia con libertad plena, donde tenemos que aprender a escuchar al otro. No hay que enojarse y hay que tratar de convivir de la manera más pacífica posible”.

“Más allá de mi posición personal, yo no vine a ser Presidente para imponer lo que pienso”, afirmó al referirse a su decisión de habilitar por primera vez el debate sobre el aborto en el ámbito parlamentario pese a su conocida postura en contra de la interrupción voluntaria del embarazo.

Por otra parte, Macri valoró que el debate de los últimos meses respecto a la interrupción voluntaria del embarazo no se produjo “sólo en el Congreso, sino en la casa, en los comercios, en la escuela” y que “eso demuestra que ha crecido la capacidad de dialogar y de escuchar de los argentinos”.

“Quiero felicitar al Congreso porque generó un ámbito donde se pudo realizar ese debate con respeto y sin caer en la violencia”, señaló y destacó la importancia de “entender que los argentinos nos animamos a sacar un tema tabú y ponerlo sobre la mesa”.