Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

Realizaron un allanamiento en el puerto de Buenos Aires

Por una causa que investiga el envío de 95 kilos de cocaína a Sudáfrica, el titular de la Afip Ricardo Echegaray, encabezó el operativo y acompañó a los funcionarios que fueron enviados por orden del juez en lo Penal Económico N° 4, Juan Galván Greenway.

Personal de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) realizó ayer un allanamiento en busca de estupefacientes y precursores químicos, en el marco de una causa que investiga el envío de 95 kilos de cocaína a Sudáfrica, que iban ocultos en un contenedor de un barco que había salido del puerto de Buenos Aires el mes pasado.

Según informó la Afip a través de un comunicado, el allanamiento se realizó ayer a la tarde en la Terminal 4 del Puerto de Buenos Aires, de donde se cree habría salido el barco con la cocaína secuestrada en Sudáfrica.

Alrededor de 110 agentes aduaneros y 30 binomios de canes trabajaron en el lugar controlando y tratando de detectar posibles maniobras irregulares en algunos contenedores que ya habían sido controlados por la Aduana, pero habrían sido modificados luego, en el marco de una modalidad llamada “gancho ciego”.

Los funcionarios realizaron el control que incluyó la verificación de depósitos, galpones, muelles, vestuarios, puesto de verificación, oficinas, lockers personales y anexos de la terminal portuaria, con el objetivo de hallar estupefacientes, precursores químicos, precintos “truchos” de seguridad, documentación y registros electrónicos de ingreso y egreso de contenedores.

El titular de la Afip Ricardo Echegaray, encabezó el allanamiento y acompañó a los funcionarios que fueron enviados por orden del juez en lo Penal Económico N° 4, Juan Galván Greenway.

El Director de Aduana, Carlos Sánchez, y el subdirector general de operaciones aduaneras metropolitanas, Daniel Santanna, explicaron que los operadores encontraron indicios como precintos adulterados y elementos utilizados para “contaminar” containers que ya habían sido controlados.

Gracias a las similitudes descubiertas con el caso sudafricano, se dispararon las alertas que permitieron, con el aval judicial, volver a someter a scanner las cargas sospechosas, allanar casilleros y vestuarios, revisar registros electrónicos y analizar cintas de seguridad de la Terminal a fin de hallar estupefacientes.

Del operativo también participó el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.

 El 30 de septiembre pasado personal de la Policía sudafricana secuestró 95 kilos de cocaína que viajaron escondidos en el contenedor de un barco que llegó a Sudáfrica procedente del puerto de Buenos Aires.

La Policía sudafricana comunicó en ese momento que la droga que fue secuestrada estaba distribuida en 95 paquetes de un kilo cada uno y el valor de la cocaína en el mercado alcanzaba los dos millones de euros.

Según determinaron, el barco había partido de Buenos Aires el 5 de septiembre pasado y había llegado al puerto de Durban, en Sudáfrica, alrededor de las 22:00 del martes 30 de septiembre.