Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pais

Rossi supervisó la última etapa de las obras de reparación del Almirante Irizar

Rossi visitó el astillero Tandanor donde reconstruyen al Irizar. (NA) Rossi visitó el astillero Tandanor donde reconstruyen al Irizar. (NA)

Buenos Aires, (NA) - El ministro de Defensa, Agustín Rossi, recorrió ayer el rompehielos Almirante Irizar y supervisó la última etapa de la reconstrucción y modernización de la nave, que se encuentra avanzada en un 90 por ciento y se está llevando a cabo en el astillero Tandanor.

Desde el puente de Comando, Rossi señaló: “El Irizar se encuentra en la etapa final de la reconstrucción. Está bien dicho reconstrucción porque luego del incendio en 2007 sólo quedó la carcasa inferior”.

“La obra está avanzada arriba del 90 por ciento y el objetivo es contar con el buque en la próxima Campaña Antártica 2015-2016, luego de finalizadas las pruebas de agua y de hielo que se harán en breve”, sostuvo en la recorrida por las distintas cubiertas del rompehielos amarrado en la dársena del astillero Tandanor, en el barrio porteño de Puerto Madero.

El funcionario precisó que el barco “se hizo a nuevo” y que se ha “multiplicado la capacidad de laboratorios, de tripulantes y de pasajeros, con respecto al anterior buque”.

Al respecto, Rossi señaló que el Irizar “tiene todos los elementos de modernización para convertirse en uno de los rompehielos con mayor capacidad científica del mundo”.

 

Dos puentes

Entre los adelantos con los que cuenta el buque, el ministro explicó que ahora “tendrá dos puentes, el de comando, y otro similar en la cubierta de abajo que corresponderá a los científicos”.

Rossi empezó su recorrido visitando el puente de comando; la sala en que se encuentran los radares; los camarotes; la sala de control de máquinas; de bombas y de motogeneradores.

Luego, siguió por la cantina; el centro de recuperación de hipotermia; el sector de los laboratorios; la cubierta de vuelo y el hangar.

La inversión para su reconstrucción fue de más de 500 millones de pesos, y se emplearon más de 1,2 millones de horas hombre de trabajo íntegramente argentino y con proveedores nacionales, informó Defensa.

El Irizar se incendió el 10 de abril de 2007, al momento en que la nave se hallaba a 140 millas náuticas (260 kilómetros) de Puerto Madryn con 241 tripulantes a bordo.