Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

A 24 años de la inundación pidieron al Estado la concreción de obras

Los Bomberos Voluntarios rindieron homenaje a su camarada fallecido en la inundación: Fernando Esquivel.  (LA OPINION) Los Bomberos Voluntarios rindieron homenaje a su camarada fallecido en la inundación: Fernando Esquivel. (LA OPINION)

El domingo, en el monolito erigido en memoria de Fernando Esquivel, integrantes de la Comisión de Seguimiento de Obras Pluviales de Pergamino, desarrollaron la ceremonia en la que se rindió homenaje a los fallecidos durante el trágico episodio de 1995.


El domingo se cumplieron 24 años de la trágica inundación que atravesara Pergamino en abril de 1995. Por ello, los integrantes de la Comisión de Seguimiento de Obras Pluviales de Pergamino (Cosopper) Pergamino realizaron un acto en memoria de las víctimas fatales que dejó el fenómeno climatológico. Además en su discurso anual, la organización pidió al Estado que realice las obras necesarias que fueron anunciadas, para prevenir estas situaciones.
Ecto se llevó adelante en el monolito erigido en memoria del bombero Fernando Esquivel. Participaron los miembros de la Cosopper, Bomberos Voluntarios, en representación del Ejecutivo municipal estuvo Javier Villalba, director de Defensa Civil y vecinos en general. Todos guardaron un minuto de silencio por las víctimas que dejó el fenómeno.
Además se dio lectura al documento anual en que se instó a los gobernantes a que “cumplan con su función indelegable de proteger a la comunidad”.
En la finalización del acto protocolar fueron depositadas ofrendas florales en el monolito de calle Estrada, construido en memoria del bombero fallecido Fernando Esquivel.

Inacción que nos hace vulnerables
A modo de bienvenida, Jorge Dauach sostuvo: “Creemos fundamental para la sociedad que nos juntemos en este lugar para no perder de vista lo importante, para que en nuestra memoria siempre esté presente que la inundación de 1995 se llevó vidas. Esto es lo que le da la dimensión a la gravedad del problema”.
Además sostuvo que “solemos decir que el 7 de abril fue un evento extraordinario. Con el tiempo comprobamos que estamos sometidos a las inundaciones en nuestra larga historia ya que atravesamos más de 120 por lo que la inundación ha dejado de ser un evento extraordinario, y este tipo de fenómeno es la consecuencia de la acción o la inacción que nos ha hecho vulnerables como sociedad”.

Los fallecidos
Recordando a las víctimas de la inundación de 1995 y a otros de las crecidas posteriores del arroyo Pergamino, Dauach indicó: “Entre las víctimas del 7 de abril de 1995 se encontraba Fernando Esquivel, que era integrante del cuerpo de Bomberos Voluntarios. Como pergaminenses no debemos perder de vista su acto de arrojo y valentía por haber ayudado a sus convecinos hasta dar la vida; Faustina Masciota de Pontoriero, Claudio Herro, Matías Rodríguez y Oscar Scollo. También queremos recordar a los tres jóvenes que fallecieron en las crecidas del arroyo Pergamino en diciembre de 2009 y enero de 2010; los dos jóvenes que murieron en las inundaciones de enero y febrero de 2014, el joven que falleció en agosto de 2015 y el deceso de una persona en enero de 2017”, y mencionó que “muchas personas, que pudieron sobrellevar esa jornada quedaron con muchas secuelas de salud, también nos parece que es importante tenerlos presentes”.
Por todos ellos se instó a los concurrentes a guardar un minuto de silencio.

Miembros de Cosopper afirmaron que la respuesta del Estado es “insuficiente”. (LA OPINION)

Héroe de la comunidad
Prosiguiendo con el acto, Julio Hussen, uno de los integrantes de la Cosopper, dirigió palabras alusivas a la fecha pero también a modo de reclamo por el avance de las obras de prevención de inundaciones.
“En esta fecha recordamos aquella fatídica inundación que nos conmocionó como sociedad fundamentalmente por la pérdida de vidas humanas aunque también por miles de vecinos que vieron cómo se derrumbaba el esfuerzo de una vida de trabajo.
“Si hablamos de pérdidas de vidas humanos debemos recordar a Fernando Esquivel, un joven bombero que dio su vida por salvar a un semejante, un héroe de nuestra comunidad, un ejemplo de amor al prójimo, y no es casualidad que haya sido bombero voluntario porque en cada uno de estos servidores públicos existe ese espíritu heroico que los lleva permanentemente a arriesgar su vida por la de los demás. En la figura de Fernando recordamos a todas las víctimas de aquel fenómeno a Claudio Herro que murió junto a Matías Rodríguez mientras intentaba socorrerlo; Faustina Masciota de Pontoriero y el matrimonio Scollo”.

Respuesta insuficiente
Recordar a las víctimas es un ejercicio necesario “que debemos realizar para dimensionar la gravedad del hecho, para tener presente que las inundaciones en nuestra ciudad representan un peligro latente, que ponen en riesgo la vida y los bienes de miles de pergaminenses. Fueron Fernando, Claudio, Matías y Faustina pero pudieron haber sido otros y pueden ser otros porque a pesar del reclamo vecinal ininterrumpido desde ese 7 de abril de 1995 y la activa participación ciudadana pidiendo soluciones, queremos decir a esta altura de los acontecimientos, que la respuesta del Estado es insuficiente; las obras necesarias y definitivas para resguardar a la ciudad del flagelo recurrente de las inundaciones aún no fueron terminadas, más aún apenas fueron iniciadas”.

Exigencia a los gobernantes
Por último sostuvo que “sabemos los ciudadanos y el Estado cuáles son las tareas que hay que concretar para que no haya que lamentar más pérdidas de vidas humanas y para que cada vecino pueda disfrutar del Arroyo y su entorno con tranquilidad.
“Nuevamente y como cada año, con firmeza y con determinación, el pueblo de Pergamino le exige a sus gobernantes que cumplan con su función indelegable de proteger a la comunidad”.

Viaggio Espresso