Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

A nivel local se desarrolla la campaña de detección de ceguera por glaucoma

Durante la jornada se harán controles gratuitos en el Hospital San José y en el consultorio de la doctora Alejandra Plante. En los mismos se tomará la presión intraocular y el examen del nervio óptico. Esta acción se concreta en distintos puntos del país.

DE LA REDACCION. Hoy se realizará en diferentes consultorios oftalmológicos del país la Campaña Nacional de Detección de Ceguera por Glaucoma. Se trata de una iniciativa promovida por el Consejo Argentino de Oftalmología y realizada en forma voluntaria por profesionales que durante la jornada y en un gesto solidario y de promoción de la salud realizan en forma gratuita controles de presión intraocular y examen del nervio óptico a los pacientes que se acercan a consultar.

En el caso de Pergamino esta acción se desarrollará en dos espacios: el Hospital Interzonal de Agudos San José, donde se atenderá por la mañana por orden de llegada; y en el consultorio de la oftalmóloga Alejandra Plante donde se deberá requerir turno llamando al 412041.

En diálogo con LA OPINION la doctora Plante explicó que el glaucoma es una enfermedad que produce ceguera irreversible y que en su etapa inicial no provoca síntomas que alerten a quienes la padecen. En este sentido consideró “muy importante chequearse, ya que descubierta a tiempo tiene tratamiento y se previene la ceguera”.

Asimismo, la profesional recordó que el Consejo Argentino de Oftalmología, conjuntamente con la Asociación Argentina de Glaucoma y la Fundación para la Investigación del Glaucoma son las entidades que organizan esta campaña que ya es tradicional y se implementa en distintos puntos del país para facilitar los controles de la población.

Esta campaña se organiza ininterrumpidamente desde 1997 gracias a la colaboración desinteresada de centenares de oftalmólogos argentinos y al apoyo de distintas empresas de la industria oftalmológica. En la actualidad, es coordinada por los doctores Daniel Grigera, María Angélica Moussalli y Alejo Peyret y está dirigida a toda la población, sin límites de edad.

El glaucoma

El glaucoma es una enfermedad progresiva de los ojos que puede causar ceguera si no es tratada. Es especialmente peligrosa porque generalmente en sus comienzos no presenta síntomas. Por esta razón hay quienes se refieren al glaucoma como “el ladrón sigiloso de la visión”.

Con respecto a las causas que producen esta patología, los especialistas explican que dentro del ojo, entre el cristalino y la córnea, hay un líquido transparente que se produce y se elimina continuamente. Si disminuye el drenaje de este líquido por sus canales naturales, se produce acumulación del líquido y aumento de la presión dentro del ojo. Esta mayor presión disminuye el flujo de sangre y comprime al nervio óptico ocasionando daño. Como en sus inicios no da síntomas es importante el control en forma regular, ya que cuando el paciente experimenta algunos signos es porque la visión ya está afectada. Cuando esto ocurre, los pacientes experimentan la necesidad de cambiar en forma frecuente sus anteojos porque ninguno resulta satisfactorio; dificultad de adaptar la vista en lugares oscuros; pérdida de la visión lateral; arco iris en forma de anillo alrededor de las luces; dificultad para enfocar la vista en objetos muy próximos. 

Esta enfermedad puede ocurrir por diversos factores, aunque es más frecuente en pacientes mayores de 30 años, puede aparecer también en niños y jóvenes; y puede ser también resultado de un golpe a los ojos o desencadenarse por tensiones emocionales. Frecuentemente el glaucoma es una condición hereditaria, de modo que deben tomar precauciones especiales quienes tienen antecedentes familiares. Sobre el tratamiento los oftalmólogos refieren que actualmente no hay cura, pero aclaran que el diagnóstico temprano permite la administración de medicación que detiene la progresión de la enfermedad.

 

Un examen sencillo

La prueba para la detección del glaucoma es rápida e indolora. El especialista pone una gota de anestésico local en el ojo y luego toca brevemente y con gran suavidad la superficie del ojo con un aparato de medición de la presión interna del ojo. Si la presión está por encima de lo normal, el especialista observará el nervio óptico para ver si ha sido dañado y verificará si hay pérdida de campo visual para confirmar el diagnóstico.