Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Aborto: ¿cuál hubiese sido el resultado de haber votado el Concejo Deliberante?

Convocados por LA OPINION, los ediles alzaron su voz y expresaron su posición frente a la legalización del aborto. (ARCHIVO LA OPINION) Convocados por LA OPINION, los ediles alzaron su voz y expresaron su posición frente a la legalización del aborto. (ARCHIVO LA OPINION)

En un acto hipotético, LA OPINION quiso saber qué hubiese pasado con el proyecto de ley si su media sanción dependiera de nuestros ediles. Para ellos se contactó a los concejales de las diferentes bancadas. El Diario interrogó: ¿está a favor o en contra de la legalización del aborto? Y luego les solicitó que argumentaran su respuesta.


En la última semana los ojos de los argentinos estuvieron puestos en una temática compleja: la legalización del aborto.
Luego de varios meses, en los que se escucharon más de 700 argumentos a favor y en contra sobre este proyecto de ley en el marco del debate propuesto en el Congreso, el miércoles fue el turno de los diputados para dar su voto en nombre de sus convicciones y de sus representados. En una sesión maratónica de más de 21 horas, cada uno de los legisladores tuvo la oportunidad de sentar posición. Mientras tanto, en las afueras, con una plaza dividida, se expresaron los grupos pro vida de un lado, del otro los que piden que el aborto se constituya en una práctica legal, segura y gratuita.
Cerca de media mañana del jueves, los diputados votaron y quienes están a favor de la despenalización, lograron convencer con su discurso a aquellos que fueron tipificados como “indecisos”. Claramente los números sentaron un precedente: 129 diputados votaron a favor de la despenalización del aborto mientras que 125 se expresaron en contra; solo hubo una abstención.
El resultado de la votación generó euforia entre las personas que portaban pañuelos verdes, símbolo visible de la lucha por la legalización del aborto. Del otro lado, quienes portaban telas celestes, los ciudadanos que se mostraron en defensa de “las dos vidas”, dejaron entrever la desazón en sus rostros.
Nada está dicho aún ya que, si bien el proyecto cuenta con media sanción, la otorgada por los Diputados, la propuesta debe ser analizada en Senadores. Solo obteniendo la media sanción restante de la Cámara alta, el proyecto pasará a tener fuerza de ley.

La palabra de los ediles
Con el objetivo de conocer cuál es la postura de nuestros legisladores, los concejales que representan a los pergaminenses, LA OPINION, efectuó un sondeo. Para ello se les preguntó: en el hipotético caso de que tuvieran votar, ¿estarían a favor o en contra de la legalización del aborto? Y luego se les solicitó que argumentaran su respuesta.
En líneas generales, consultados 19 de los 20 ediles (sólo faltó Eddo Pascot con quien no se pudo establecer contacto), se registraron más voces a favor que en contra.
Si bien todos coincidieron en remarcar su postura en contra del aborto, los que se pronunciaron “a favor” argumentaron que es necesario despenalizar la práctica del mismo habida cuenta que se refiere a una cuestión de salud pública, y que, con o sin ley, los abortos se practicaron, se practican y se continuarán practicando.

Cada postura
A continuación se da a conocer la visión de cada los ediles de las diferentes bancadas.
Matías Villeta (Cambiemos): “Hubiese votado a favor de la despenalización del aborto ya que es una práctica que se ha hecho, se hace y se continuará haciendo con o sin ley. Esto genera una problemática de salud pública, precisamente la muerte materna. Lo que se propone con la legalización es dar un marco regulatorio, normativo, para que la práctica se haga en un ámbito sanitario acorde, con atención psicológica y médico asistencial a las mujeres que quieran abortar”.
Fabio Albuerne (Cambiemos): “Hubiese votado en contra de la despenalización del aborto porque soy defensor de la vida, que es vida desde su concepción. Entiendo que cada uno es responsable de sus actos. Por eso es preferible primero hacer hincapié en otras cuestiones como la educación sexual integral”.
Walter Baccarini (Cambiemos): “Hubiese votado a favor de la despenalización del aborto ya que, más allá de las creencias personales, cuando uno legisla debe contemplar la realidad social. Creo que nadie está a favor del aborto pero no podemos ser indiferentes a lo que sucede ya que la práctica del aborto de manera clandestina, se ha tornado un problema de salud pública. Por eso es necesario dotar de un marco regulatorio a esta cuestión”.
Victoria Martínez White (Cambiemos): “No estoy a favor de la ley ya que, según la legislación, el aborto es legal si pone en riesgo la vida de la mujer y en caso de violación. El riesgo de salud de la mujer debe entenderse dentro del concepto de salud integral, que incluye el aspecto físico, mental, emocional y social. Para todos los otros casos hace falta política de Estado y no una ley que venga a resolver lo que se podía haber prevenido”.
Gisela Cerminara (Cambiemos): “Hubiese votado en contra de la despenalización del aborto. Estoy a favor de cuidar las dos vidas porque creo que desde el momento de la concepción hay una nueva vida humana. Este niño por nacer tiene derechos. Además el derecho y la protección de la vida es fundamental en el orden social”.
Arturo Terrile (Cambiemos): “Hubiese votado a favor de la legalización del aborto ya que es fundamental dotar de un marco de legalidad a esta práctica. No considero que por legalizar el aborto se incremente el número de prácticas registradas”.
Vicente Ardissone (Cambiemos): “Hubiese votado en contra de la despenalización del aborto. Soy padre y cada uno de mis hijos es una bendición por eso considero que cada vida es una bendición. Legalizar el aborto formaría parte de un proceso de libertinaje ya que cualquier mujer que quede embarazada podría abortar con solo su consentimiento”.
Antonia Caldentey (Cambiemos): “Hubiese votado en contra de la despenalización del aborto porque soy defensora de las dos vidas, tanto de la madre como de su hijo. Creo que en Argentina, primero, debemos reforzar la educación sexual integral antes que garantizar el aborto, una práctica que implica serias consecuencias para la mujer. Creo que era fundamental darle prioridad a la Ley de Adopción, agilizarla para que muchas personas que tienen deseos de ser padre puedan serlo”.
Paula Bustos (Cambiemos): “Estoy a favor de la despenalización del aborto. Soy defensora de la vida pero también entiendo que no hay que negar una situación que en realidad existe, que es la de las mamás que se practican el aborto con el riesgo de vida y con la desprotección del Estado. En ese sentido estoy a favor de la despenalización. El Estado en algún punto no puede negar la realidad”.
Emmanuel Linares (Cambiemos): “Apruebo la despenalización privativa de libertad para quienes se practiquen un aborto pero no estoy a favor del aborto. Entiendo que el aborto contemplado en el Código Penal como figura punible es atroz. Pero estoy en desacuerdo con que ese aborto se garantice de manera gratuita. Podría existir otro tipo de sanción, como una multa económica, para quien se practique un aborto, y que ese dinero se destine a un fondo educativo por ejemplo. Si tendría que votar lo haría a favor de la despenalización pero rechazaría algunos puntos de la legalización, por ejemplo: la gratuidad”.
Carlos Elizalde (Cambiemos): “Estoy a favor de la despenalización del aborto. Estoy absolutamente a favor de la vida pero la práctica del aborto no reglamentada se constituye en un problema de salud pública habida cuenta que se realizan en la clandestinidad. La despenalización tiene que ver con la igualdad de derechos y condiciones que tengan todas las mujeres. Celebro que la sociedad se haya dado la oportunidad de debatir sobre este tema”.
Cristian Settembrini (Partido Justicialista-Unidad Ciudadana): “Hubiese votado a favor de la despenalización del aborto pero también digo que se debe reglamentar con mucha responsabilidad. Las mujeres que decidan hacerse el aborto deben ser asistidas y contenidas por el Estado de manera integral: psicológica, médica, asistencial.”
Alvaro Reynoso (Partido Justicialista-Unidad Ciudadana): “Hubiese votado a favor de la despenalización del aborto pero no estoy de acuerdo con el aborto, creo que nadie está a favor de matar vidas pero es necesario reglamentar la práctica ya que se van a seguir sucediendo abortos. En este marco necesitamos una legislación que proteja a la mujer que decide abortar, sobre todo a las más vulnerables”.
Lisandro Bormioli (Partido Justicialista-Unidad Ciudadana): “Hubiese votado a favor de la despenalización del aborto que es una práctica que en los hechos existe. Su penalización no la disminuye, solo penaliza y pone en riesgo la vida de las mujeres carentes de recursos económicos. Quienes pueden pagarlo lo hacen en ámbitos que resguardan su privacidad y su salud. Las otras lo hacen en condiciones deplorables y normalmente llegan a un servicio de salud peleando por su vida. Estas leyes cristalizan situaciones pre existentes. La sanción de esta ley va a disminuir la mortalidad materna, y hasta puede disminuir la cantidad de abortos practicados, ya que se trata también de aplicar de una vez la ley de educación sexual integral, y garantizar el acceso a métodos de anticoncepción, de modo que la difícil y dolorosa decisión de abortar sea la última ratio. Más allá de mis propias creencias personales y religiosas, entiendo que hay un ámbito de libertad individual que está en la base de nuestro Estado de Derecho, hoy cercenado si la mujer no tiene el derecho a decidir sobre su propio cuerpo”.
Leticia Conti (Partido Justicialista-Unidad Ciudadana): “Hubiese votado a favor de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. Lo que está en discusión en un problema de salud pública. El aborto existe, es una práctica que sucede de manera clandestina y como consecuencia de ello, muchas mujeres, sobre todo las de menores recursos, mueren. Siempre que hay una mujer que aborta, hay un hombre que está abortando, y en esto vale destacar que la concepción y la anticoncepción es responsabilidad de mujeres y de hombres. La ley respeta el derecho que las mujeres tenemos a decidir sobre nuestros cuerpos. Lo que se está pidiendo es educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir. Esto reclama un Estado presente”.
Rosa Tulio (Partido Justicialista-Unidad Ciudadana): “Hubiese votado en contra de la despenalización. Siempre he estado a favor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. En 1994 cuando participé como diputada convencional constituyente provincial fui una de las voceras de mi bloque en defensa de este derecho. Creo que la vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde la concepción. Desde ese primer momento de existencia, el ser humano debe ver reconocidos lo derechos de la persona entre los cuales está el derecho inalienable de todo ser inocente a la vida. La vida en sí misma tiene un valor inviolable y una dignidad irrepetible. Sin vida no hay derechos humanos y sin ellos no hay libertad posible, por eso siempre voy a estar a favor de la existencia de las dos vidas”.
José Agudo (Compromiso Federal): “Hubiese votar a favor de la legalización del aborto. Lo primero que debemos resaltar es el modo en que se aunaron esfuerzos con un objetivo común, sobre todo destacar al colectivo de mujeres que logró dar un paso hacia adelante con la aprobación del Diputados. La penalización para evitar la práctica del aborto no ha sido eficaz, de hecho se realizan numerosos abortos clandestinos que atentan directamente contra la vida de la mujer, sobre todo los que se practican en lugares indignos. La legalización en aquellos países en que se ha adoptado generó una disminución del número de este tipo de prácticas ya que existe un acompañamiento integral a la mujer que decide abortar”.
Ramiro Llan de Rosos (Integración Pergaminense): “Estoy en contra del aborto pero a favor de la despenalización porque más allá de mis creencias personales, es fundamental generar una política de salud pública ante la problemática que genera la práctica clandestina de los abortos. Esto debe ir acompañado de campañas de concientización, educación para la prevención del aborto”.
Marita Conti (Frente Renovador): “Estoy de acuerdo con no penalizar a aquella mujer que aborta pero no con la legalización del aborto. La vida tiene su inicio desde la concepción y hay que garantizar las mejores condiciones tanto para la madre como para con el niño por nacer. Se debe cuidar ambas vidas como derecho humano y constitucional. La realidad nos convoca como sociedad a trabajar más que nunca en educación sexual, salud reproductiva, anticoncepción, planificación familiar para que no haya más madres en situación de riesgo. Ciertamente es una deuda que no se salda a costa de optar por una u otra vida sino con la convicción y políticas públicas en defensa de ambas”.