Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Adulterar o tapar patentes se considera una grave infracción de tránsito

Severas son las multas que se cobrar por tapar la patente de un vehículo. (GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES) Severas son las multas que se cobrar por tapar la patente de un vehículo. (GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES)

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires advirtió que la sanción superaría los 8.000 pesos. Existen 14 formas de adulteración de las chapas detectadas por el Gobierno bonaerense.


El Gobierno de la provincia de Buenos Aires advirtió que siguen en marcha los controles en las rutas, autopistas y en los distritos bonaerenses dado que la multa para los que alteren la visibilidad del dominio es la máxima prevista por la ley de tránsito vigente. “Consideramos que debe ser penado el salir a las rutas y de antemano pensar en evadir un control o cometer una infracción grave sin ser reconocido. Ese conductor sabe a priori que va a cometer una falta. Es una burla a la ley”, se explicó en un informe.
A su vez se destacó que “los conductores que tengan algún ‘obstáculo’ para visualizar su patente, pagarán los valores máximos previstos por la ley; de esta forma la sanción superaría los 8.000 pesos”, explicaron reconociendo que este tipo de hechos son comunes para evitar ser detectados por los radares.
En un comunicado, se indicó que “los controles para dar con los ‘tapa patentes’ se realizan en el marco de los operativos viales que se despliegan en las rutas de la provincia de Buenos Aires. “El objetivo del operativo es verificar el cumplimiento de la obligatoriedad de conducir con luces encendidas, con cinturón de seguridad colocados, portando su conductor la licencia habilitante, su DNI, la cédula de identificación del automotor (verde o azul), la cobertura de seguro automotor vigente, y la tenencia del Verificación Técnica Vehicular del vehículo”, agregaron desde el Gobierno bonaerense.
En uno de sus artículos, la legislación exige entre los requisitos para circular que “las placas de identificación de dominio sean legibles y sin aditamentos; a su vez se llama a hacer especial hincapié en los casos de ocultamiento, modificación o alteración de la chapa patente de los vehículos que circulan por las carreteras provinciales”, se explicó.

Una mala costumbre
En un comunicado, se divulgó un relevamiento con las 14 formas de adulteración de las chapas detectadas por el Gobierno bonaerense: poner un papel para modificar o tapar la placa de dominio; colocar una hoja de árbol o pasto sobre alguna letra o número; ensuciar con barro o grasa opaca la parte trasera del vehículo; cubrir o envolver la placa con franelas, trapos o bolsas; ubicar carteles o ploteados caídos o apoyados sobre la patente; utilizar cintas o banderas, para que al flamear tapen la patente; instalar las patentes de costado o al revés; pegar una cinta aisladora o tela adhesiva para transformar el número o la letra; adherir calcomanías; doblar la placa; lijar la chapa para volverla ilegible; fijar CDs o espejos sobre la placa para que refleje los flashes de las fotomultas; usar cobertores plásticos y situar un “bajapatente” eléctrico.

En todos lados
Si bien los operativos se vienen implementando desde hace tiempo, las sanciones a quienes tapen las patentes están vigentes en cualquier ruta de la provincia de Buenos Aires y también en las ciudades del interior que cuentan con radares fijos para impedir el exceso de velocidad.
Las multas llegarán al domicilio del conductor del vehículo y también se podrán emitir las infracciones en el momento que es detenido el rodado durante un control efectuado por el personal de la Policía de la provincia de Buenos Aires o bien por los agentes del área Vial de la Gobernación.