Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Agudo: “En el tema del cobro indebido de plus todos debemos trabajar en conjunto”

El jefe de la Agencia Pergamino del Pami delineó la impronta que tendrá su labor. Planteó la necesidad de actuar con todos los efectores públicos y privados de la ciudad en las cuestiones inherentes a las prestaciones de salud y se definió como “un militante político que hoy tiene una responsabilidad de gestión”.

El viernes y sin ceremonia de asunción, autoridades de la UGL XXXI del Pami pusieron en funciones a José Agudo, jefe de la Agencia Pergamino de la obra social de jubilados y pensionados, que durante su primer día de tarea dialogó con personal del organismo, mantuvo contacto con afiliados y se reunió con autoridades del Hospital San José.

En una entrevista concedida a LA OPINION trazó los lineamientos que tendrá su gestión y planteó la necesidad de abordar el problema del cobro indebido de plus “con los efectores tanto públicos como privados de la salud en una mesa de trabajo”.

- ¿Cómo imagina su gestión al frente del Pami?

- La comparaba con la función que desarrollé en el  Ministerio de Desarrollo Social y el Pami tiene la ventaja de ser un organismo que trabaja con un sector de la población definido. Si bien el Pami ha ampliado su espectro, el destinatario de las políticas del Instituto es el adulto mayor. La conducción de la Agencia supone en lo personal un enorme desafío, porque hay más de 18 mil afiliados que dependen de la Agencia y como un dato no menor esa cantidad se verá incrementada en los próximos meses debido a la moratoria previsional. Por las estimaciones de la Anses en seis meses quizás tengamos más de mil nuevos afiliados.

- ¿En qué momento se encuentra la Agencia Pergamino del Pami desde el punto de vista prestacional?

- La información que tengo es que las prestaciones se están cumpliendo con normalidad. Por lo que uno recoge del personal y de los propios usuarios no hay dificultades. Si el organismo no responde, eso enseguida se nota en el malestar del afiliado y eso no ocurre. Con respecto a la atención médica es donde se presenta una cuestión de mayor dificultad por lo relativo al cobro del diferencial por sobre lo que la obra social le paga al prestador.

- ¿Cuál es su mirada respecto del cobro indebido de plus?

- El cobro de este diferencial es algo estructural, algo que pareciera estar arraigado en la sociedad pergaminense. Cuando esto se empieza  a repetir y sostener en el tiempo se termina institucionalizando desde todos los sectores, desde el sector privado que cobra un diferencial violando un convenio que tiene firmado con el Instituto, perjudicando al afiliado y de alguna manera también desde el Pami, que no encuentra los mecanismos de control o los encuentra y se ve imposibilitado de llevarlos a cabo porque muchas veces la cuestión probatoria es difícil. En este contexto, pareciera que los que incurren en esta práctica tuvieran el camino allanado para seguir cobrando e incluso aumentando cada vez más los montos, hasta llegar a cobrar hasta por la confección de una receta.

- Usted pertenece a una línea política que ha tenido un fuerte posicionamiento en contra de esta práctica, ¿cómo se traducirá esto en la gestión?

- He llegado a la conducción de este organismo por diferentes motivos, uno de ellos fue el alejamiento de Ignacio Iudica, que venía llevando adelante una serie de acciones para tratar de paliar la situación, por ejemplo a través de la afiliación directa del prestador. Hay un número de médicos que se fue sumando y será mi intento potenciar esta política, seguir atrayendo prestadores que se afilien de manera directa.

- ¿Las condiciones de contratación de un prestador en forma directa son distintas a las de los profesionales que lo hacen a través de instituciones como la Asociación Médica?

- Todos los prestadores están imposibilitados de cobrar diferencias por las prestaciones establecidas por convenio. Con los profesionales que se afilian en forma directa lo que se busca evitar es la intermediación y que de esa manera haya mayor fluidez en los canales de pago, ya que muchas veces si había algún atraso en el pago esto podía ser tomado como argumento para cobrar plus, porque se decía que en la espera tenía que generarse el recurso por otro lado. El tema del cobro de plus es complejo y apuesto a que todos los que estamos involucrados en la cuestión de salud podamos retomar un camino de trabajo en conjunto. Espero que las expectativas que generan los cambios de gestión sirvan para que nos sentemos todos a trabajar en esta búsqueda de solución.

- ¿Cree que los profesionales médicos estarán dispuestos a dejar de cobrar sus diferencias?

- No creo que quienes tomaron como elección de vida la medicina y trabajan con adultos mayores quieran perjudicarlos.  Hay una relación médico paciente que se basa en  la confianza, así que esperamos esa retribución por parte del profesional médico hacia el paciente que deposita en él su confianza.

- ¿Hay mecanismos de control para erradicar esa práctica?

- Creo que sí. Pero para ponerlos en marcha necesitamos de los afiliados.  Ellos deben ser parte de la solución y esto sin dejar al costado la responsabilidad del Pami. Vengo a asumir el problema que hoy existe en Pergamino y a ponerme al frente de esa pelea, pero también lo digo abiertamente, sin los afiliados no se puede. Es un trabajo conjunto y el afiliado con su voluntad, participación y energía puede ser un factor de poder, en conjunto con el organismo. Necesitamos que el afiliado denuncie, se acerque a la obra social, para que nosotros podamos conversar con el profesional que cobra o con la Asociación Médica y tomar las medidas correspondientes.

- ¿Cree que es posible reunir a todos los efectores en torno a la discusión de este tema?

- Nos vamos a reunir con los efectores de salud de Pergamino para ver si entre todos podemos luchar contra esto. También con la Asociación Médica que es un actor fundamental. Vengo a hacerme cargo del problema, lo asumo, lo reconozco, pero para solucionarlo tiene que involucrarse toda la sociedad. Si creemos que un cambio de gestión va a conseguir erradicar un problema que trae años, es una ingenuidad o un acto de demagogia. También me reuniré con dirigentes gremiales para trabajar en conjunto y establecer una política con respecto a esto porque el problema no es exclusivo de los jubilados. Tenemos que sumar voluntades y no quedarnos en una cuestión discursiva que solo sirve en el corto plazo para obtener un aplauso que reconforta. Además hay que ser sinceros en esto desde otros estamentos tienen que reconocer que el cobro del plus no es privativo de los consultorios privados, es algo que se está dando incluso en oficinas públicas municipales con profesionales que prestan servicios para el Municipio.

- ¿Imagina al Gobierno local en esa mesa de trabajo común o la política impide esta posibilidad?

- Reivindico mi carácter de militante político, porque me siento ante todo un militante político que circunstancialmente tiene responsabilidad de gestión. Si dejo de ocupar este cargo voy a seguir siendo militante político. Soy parte de un grupo de trabajo y llegar a este lugar de responsabilidad no es un logro individual, sino que es el logro de un espacio que ha podido mostrar que los jóvenes nos podemos involucrar. Pero más allá de la cuestión política-partidaria, este es un problema que afecta al ciudadano de a pie y todo debemos estar consustanciados con poder resolverlo. El plus no es un problema del Pami, es un problema de Pergamino.