Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Aivlis: “Guardo la esperanza de poder regresar a mi país en bienestar, libertad y en democracia”

Aivlis junto a su esposo Vladimir y sus dos pequeños hijos. Ella se dedica al arte de la repostería. (FACEBOOK) Aivlis junto a su esposo Vladimir y sus dos pequeños hijos. Ella se dedica al arte de la repostería. (FACEBOOK)

Aivlis Balán tiene 27 años, es licenciada en Gerencia de Recursos humanos, está casada con Vladimir González y es madre de dos niños, de 5 años y el más pequeño de uno. Buscando el bienestar para su familia, especialmente para sus hijos, es que desembarcó en Argentina, primero y luego en Pergamino. “Lo que me llevó a determinar salir de nuestro país fueron mis hijos”, afirmó.

El primero en llegar a Pergamino fue Vladimir; en ese momento Aivlis permaneció en Venezuela junto a su hijo mayor. Dos semanas después se enteraron que venía un segundo niño en camino. “Eso nos dio mucha más fuerza para luchar y tratar de salir adelante porque sabíamos que el bienestar que queríamos para nuestros hijos no estaba lastimosamente en Venezuela, por eso fueron básicamente los niños quienes nos impulsaron a salir de nuestro país, tratando de buscar una mejor calidad de vida”, dijo y enumeró las problemáticas que tienen aún viven en su país: “No tenemos acceso a medicamentos, alimentos, se vive allí una situación crítica respecto de la energía eléctrica. Todos esos factores se suman y te llevan a determinar actuar en pro de un bienestar, sí o sí debíamos salir porque allí no podíamos seguir viviendo”.

Repostera por curiosidad

Llegaron a Argentina por insistencia de un amigo que aquí estaba instalado, “él fue quien apoyó a mi esposo para poder salir de Venezuela. Además Argentina nos parece un país hermoso, siempre habíamos querido venir de vacaciones pero ahora nuestros planes cambiaron y ahora estamos aquí trabajando”, afirmó Aivlis.

Radicados en Pergamino, la joven se dedica al arte de la repostería: “He tratado de dedicarme desde que llegué a la elaboración de tortas y dulces, hago galletas, postres, ensaladas de frutas, todo lo relacionado con el arte dulce”, y cuenta que “la repostería es algo que he ido aprendiendo a lo largo de los años por mera curiosidad ya que desde niña me llamó mucho la atención y he tratado de incursionar un poco en ello que es lo que me ayudó a salir adelante en Pergamino desde que llegué. Estoy abocada a mis niños, por eso no busqué un trabajo estable ya que quiero estar con ellos hasta que se inserten en esta sociedad”.

De paso

Con un dejo de nostalgia, Aivlis asegura que abandonó su país físicamente pero no mentalmente: “Vivo pensando en mi país, siempre trato de darles ánimos a nuestras familias que ha quedado en Venezuela, tratar de animarlos para que no dejen de luchar a pesar de que sé que la situación es crítica”.

Siendo sincera, afirmó que todos los venezolanos distribuidos en el mundo “están de paso” en un sitio. “Quizá algunos puedan establecerse, sin embargo yo guardo la esperanza de poder regresar a mi país en bienestar y libertad, en democracia. Sueño con regresar y devolverle a mi país toda la felicidad que algún momento le dio a mi familia y a mí”. No obstante asegura que le gusta mucho Pergamino: “Es un sitio muy tranquilo igual, que la ciudad donde vivíamos en Venezuela, me siento muy a gusto”. No obstante el bienestar presente, es tajante: “No pienso en establecerme, pero sí en darle a Pergamino, con mi trabajo, un poco de agradecimiento por habernos acogido; hemos encontrado muchísimas personas que nos han ayudado, nos apoyaron y esto nos tiene contentos, nos sentimos apoyados, queridos. Hasta el momento no hemos encontrado pergaminense que nos haya tratado mal”.

Maduro y su mandato

Su opinión respecto del gobierno de Maduro es contundente y no titubea al decir que “Maduro debió acabar con su mandato hace mucho tiempo, ni siquiera debiera llamarse presidente”. Afirma que “ha deteriorado en cuestión de poco tiempo a nuestro país, logró acabar con lo poco que nos quedaba y nos tiene en un estado de sumisión fuerte. Ha jugado con la psiquis del venezolano, ha tratado de manera humillante con la dignidad y el esfuerzo de tantos años de muchos venezolanos. Por todas esas razones y muchísimas más pienso que Maduro debe terminar urgente con su mandato”.

Una Venezuela distinta

Queriendo ser positiva, Aivlis quisiera creer que la situación en Venezuela puede terminar de la mejor manera, “pero soy realista y sé que no va a terminar de buena manera”. Sin embargo guarda la esperanza de que esto pasará y que el pueblo se va a reponer. Así vive esta etapa, como un ciclo de la Historia, recordando que durante muchos años los venezolanos acogieron a inmigrantes, muchos de ellos argentinos. “Pienso que ahora todos esos países, a los que hemos tendido la mano, están apoyándonos aunque sea moralmente, eso nos da ánimos para creer que puede terminar esta situación aunque es probable que agonicemos un poco más pero sé que vamos a salir adelante, y vamos a trabajar por el país que siempre quisimos tener”.

Nota relacionada: Entre el dolor y la nostalgia, la vida de los venezolanos radicados en Pergamino

Viaggio Espresso