Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Al igual que en el país, en Pergamino también hubo celebración por la vida

Algunos de los coordinadores de la actividad, del grupo “Sí a las dos vidas”. (LA OPINION) Algunos de los coordinadores de la actividad, del grupo “Sí a las dos vidas”. (LA OPINION)

Fue en la Plaza 9 de Julio y estuvo enmarcada en el Día del Niño por Nacer. La actividad, que estuvo coordinada por el grupo “Sí a las dos vidas”, recibió la declaración de Interés Municipal. Algunas personas dieron su testimonio de vida.


El sábado, en horas de la tarde, en coincidencia con la movilización llevada adelante en todo el país, en Pergamino se desarrolló una celebración por la vida.
El punto de encuentro fue la Plaza 9 de Julio donde, pasadas las 16:00, se dio inicio a la actividad coordinada por los miembros del grupo “Sí a las dos vidas” y declarada de Interés Municipal por el Concejo Deliberante.
La jornada fue en el marco del Día del Niño por Nacer, que fue celebrado el lunes. Durante el acto, algunas personas brindaron su testimonio de vida.

Interés Municipal
Los coordinadores invitaron a entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino y luego recibieron de manos de la concejal de Cambiemos, Gisela Cerminara, la declaración de Interés Municipal decretada por el cuerpo deliberativo.
Por su lado, el senador provincial Marcelo Pacífico, expresó palabras alusivas: “Estamos defendiendo la vida por una esfera de valores que hemos aprendido desde muy chicos, es una pelea difícil pero es posible. Démosle la posibilidad de vivir a esos corazones que laten y que se lo merecen”.

Un grupo de pergaminenses portaron pañuelos y globos celestes. (LA OPINION)

Sin planificar
Consultados por LA OPINION, algunas de las personas que testimoniaron durante el acto, contaron su historia.
Sofía relató que “a los 18 años me enteré de que estaba embarazada sin haberlo planificado. Durante las primeras semanas tuve mucho miedo, lloré, me hacía miles de preguntas porque tenía muchos proyectos en mente”. Ante esta situación indicó que “mi vida cambió un 25 de mayo cuando me hice la primera ecografía con tan solo siete semanas de embarazo, y ahí vi las manitos, piecitos de mi bebé y escuché el latido de su corazón. Eso fue crucial y desde ese momento cambió mi vida. Comprendí que la fuerza interior lo es todo y que ahora mi vida estaba ligada a esa vida que se estaba gestando en mí”.
Luego afirmó que “en ningún momento pensé en abortar, por más miedo que tuve siempre decidí tener a mi bebé y no dejé de cumplir ningún proyecto porque un hijo nunca es un obstáculo”.

Superar un abuso
Luisa es madre de cuatro hijas, una de ellas fue producto de un abuso sexual. Relata que “siempre quise hablar de este tema, pero sentía que nadie me escuchaba, incluso llegué a querer terminar con mi vida, no cuando estaba embarazada sino cuando recibía por parte de este hombre, que estaba obsesionado conmigo, maltrato físico y psicológico”.
Para ese entonces Luisa tenía una beba de dos años que envió a Buenos Aires donde residía su mamá. Tuvo varios intentos de suicidio pero siguió con vida.
La protagonista de esta historia relata que sintió un fuerte dolor de estómago y gracias a un chequeo médico descubrió que estaba embarazada. “Entré en shock porque era un embarazo no deseado, pero jamás se me cruzó por la cabeza la idea de abortar ya que considero que la criatura no tiene la culpa de la situación. Seguí adelante con el embarazo pero me costó muchos años asumir mi realidad”. No obstante aclara que “fue mi hija quien me sacó adelante, me dio fuerzas para avanzar”.
Hoy Luisa es madre de cuatro niñas y tiene tres nietos.

Viaggio Espresso